27 de noviembre de 2021

El presidente del CIS, José Félix Tezanos

El presidente del CIS, José Félix TezanosEFE

Portal de Transparencia

El Gobierno reconoce que no sabe el gasto que supone cada barómetro del CIS

La respuesta de Transparencia argumenta que habría que tener en cuenta los costes de «hardware y el software» y que varían dependiendo de la encuesta
El Gobierno no tiene claro cuál es el coste de cada barómetro del CIS. Así lo ha reconocido en una respuesta dirigida a El Debate en la que se preguntaba, a través del Portal de Transparencia, acerca del dinero gastado en cada estudio. Este desconocimiento se excusa en la imposibilidad de determinar de «forma específica, simple y única» el presupuesto, ya que su elaboración requiere «diversos conceptos directos e indirectos» que no permiten dar una cifra concreta.
El Centro de Investigaciones Sociológicas asegura que no es posible conocer a ciencia cierta cuál es el precio que el Estado debe desembolsar para la elaboración de sus encuestas. Las razones aportadas son, por ejemplo, la dificultad de contabilizar las tareas de supervisión y codificación del trabajo de campo, el registro (en su caso) e, incluso, «la preparación de las tablas de datos para su inclusión en la página web del CIS». Además, incluyen, que hay que tener en cuenta el trabajo de gestión de la investigación, que va desde la elaboración de los cuestionarios, la preparación y la organización de la ejecución de las encuestas, hasta la anonimización de los datos y los programas que se utilizan para ello.
Extracto de la respuesta de Transparencia

Extracto de la respuesta de Transparencia

Por otro lado, detallan que habría que contabilizar los costes «del hardware y el software correspondientes». «De tal manera que no puede determinarse un coste concreto y específico de los barómetros en su conjunto, debido a que cada estudio conlleva un gran número de actuaciones y costes fijos y variables que se inician con la elaboración del cuestionario», sentencian.
Otra de las razones argumentadas por el CIS es que cada encuesta tiene unas peculiaridades concretas. Por ejemplo, aseguran que el coste es distinto dependiendo del número de preguntas, la duración de las entrevistas, su dificultad, la amplitud y la dispersión de las muestras. Además, habría que tener en cuenta, según la respuesta recibida, «el número de encuestadores que pueden trabajar en su lugar de residencia o que tienen que trasladarse a otros lugares, lo que incrementa sustantivamente los gastos de dietas y desplazamientos y las dificultades añadidas propias de las fechas del año en las que se hace el estudio».

Costes parciales

Lo que sí revela el documento es el coste de los barómetros de abril, mayo, junio y julio del año 2020, donde recuerdan que se sacó una licitación para conceder un presupuesto dedicado al trabajo de campo.
En este sentido, añaden que la cifra se publicó en su momento en la Plataforma de Contratación del Sector Público por importes de 89.889,17 euros (abril y mayo) y 88.601,04 euros (junio y julio) IVA incluido.
La respuesta recibida hace hincapié en que «hay que tener en cuenta que estos fueron los costes únicamente de la contratación de los trabajos de campo con una empresa, no estando incluidos los demás costes indirectos y de actuación del personal del CIS, así como los de supervisión y el conjunto de los ya señalados anteriormente».
tracking