27 de mayo de 2022

El despacho de la ministra de Defensa está presidido por las banderas de Europa, de España y de la OTAN

Entrevista a Margarita Robles (y II)

«Invertir en defensa es invertir en seguridad y democracia, pero también en puestos de trabajo»

La ministra de Defensa destaca la importancia del trabajo entre diferentes países para desarrollar la seguridad de un mundo que se enfrenta a amenazas cada vez más sofisticadas

Las Fuerzas Armadas son, junto con la Monarquía, la institución mejor valorada por los españoles. En esta segunda parte de la entrevista concedida a El Debate, la ministra de Defensa, Margarita Robles, repasa la situación actual del Ejército en España.
–¿Cómo están de salud las Fuerzas Armadas?
–Las Fuerzas Armadas españolas gozan de una magnífica salud. Me siento profundamente orgullosa, no solamente como ministra de Defensa, sino también como ciudadana, del papel que realizan todas nuestras Fuerzas Armadas, desde las que están en las misiones más lejanas en Líbano, o en Letonia, o en Malí, o en la República Centroafricana, como las que están las 24 horas del día permanentemente en España, las que están en este momento ayudando a los vecinos de La Palma, las que ayudaron en la borrasca Filomena, en la evacuación que se hizo en Afganistán, en Ceuta con los menores... Yo creo que tenemos unas Fuerzas Armadas modernas, preparadas, plenamente identificadas con los grandes valores de la Unión Europea y del mundo occidental.
–Sin embargo, hace un mes y medio algunas asociaciones militares se manifestaron reclamando un aumento salarial.
–Los 120.000 hombres y mujeres de las Fuerzas Armadas no realizan su trabajo por salario en absoluto. Créame que yo hablo muchísimo con todos los hombres y mujeres de las Fuerzas Armadas y los he visto en las misiones más difíciles, arriesgando su vida. Incluso he hablado y hablo con familiares de fallecidos y nunca les he oído ninguna reclamación de índole salarial. Yo respeto mucho el papel de las asociaciones, pero quiero poner en valor que nuestras fuerzas armadas se mueven por valores, por principios, por amor a España y por amor a los ciudadanos. Y esa es la única reivindicación que a mí me llega.
La ministra de Defensa, Margarita Robles, momentos después de la entrevista

La ministra de Defensa, Margarita Robles, momentos después de la entrevistaPaula Argüelles

–Los valores no dan de comer.
–Cuando uno elige una profesión sabe perfectamente la profesión a la que va. Yo siempre cuento un ejemplo personal mío. Cuando yo era muy joven y no había mujeres jueces, decidí que quería ser jueza. Y entonces mi padre me dijo que los notarios ganaban muchísimo más dinero que un juez. Y yo le dije «El dinero no lo es todo en la vida». Hay muchos otros valores que te llevan, dicho con el mayor respeto hacia los notarios, a intentar transformar las cosas y la generosidad. Si algo hay importante en los que somos servidores públicos, y las Fuerzas Armadas lo son por encima de todo, es esa voluntad de servicio.

Puestos de trabajo

–Aparte del factor humano que tienen las Fuerzas Armadas, también está el factor material. La inversión en programas de armamento se incrementa un 21 % en los próximos Presupuestos. ¿Está obsoleto el armamento del Ejército español?
–Se ha hecho un esfuerzo muy importante estos tres últimos años. Como consecuencia de la crisis económica, no se había invertido tanto en Defensa. Creemos que es esencial tener unas Fuerzas Armadas modernas, preparadas, que sean competitivas, tanto en el ámbito de la Unión Europea como en el ámbito de la OTAN, y por eso el Gobierno ha hecho un esfuerzo muy importante en materia de inversiones. Además, estas inversiones implican una apuesta muy importante por la industria española y por la creación de puestos de trabajo. Piense que hay zonas como Ferrol, en la que, por ejemplo, una fuente muy importante de creación de puestos de trabajo son las Fragatas F110. Está pasando en Cartagena con los Submarinos S-80, los vehículos 8x8, que se van a construir en Asturias y en Alcalá de Guadaira. Por tanto, creo que invertir en defensa es invertir en seguridad, es invertir en valores, es invertir en democracia, es invertir en industria de defensa y es invertir también en puestos de trabajo de los ciudadanos.
–Hace un mes la Secretaría de Estado de Defensa dijo que ya no quedaba dinero para nuevos programas de armamento hasta 2028.
–Hasta 2028 pagaremos todos los programas que en este momento están en marcha, nuevos programas que hacía muchísimo tiempo que no se hacían. Pero es verdad que, además, tenemos unos compromisos clarísimos, por ejemplo, en el ámbito de la Unión Europea, como el avión de combate, el avión de nueva generación, etc. Estamos trabajando conjuntamente con el Ministerio de Industria para que pueda financiarnos esos programas que nosotros no podemos satisfacer hasta ahora.

Europa y la OTAN  tienen que trabajar de manera complementaria y coordinada

–Y con todo esto, ¿en qué situación está esa idea de un Ejército europeo?
–Creemos firmemente que la OTAN es la columna vertebral de la Defensa del arco trasatlántico, incluida la Unión Europea, pero al mismo tiempo la Unión Europea tiene que ser un complemento esencial y específico de la OTAN. Estamos viviendo un momento histórico muy importante porque el año que viene se va a celebrar aquí precisamente la cumbre de la OTAN, en la que se va a aprobar el nuevo 'concepto estratégico de Madrid' y, al mismo tiempo, la Unión Europea va a sacar también lo que llamamos 'la brújula estratégica’. Debemos tener muy claro que existen riesgos para la seguridad, que existen riesgos para la defensa y que hoy Europa y la OTAN tienen que trabajar de manera complementaria y coordinada. Las políticas en materia de seguridad y defensa son una de las mejores garantías de los valores democráticos, de la libertad, de nuestra propia esencia, de nuestro modo de vida.

Nuevas amenazas

–¿Cuáles son esos riesgos?
–Hoy seguimos teniendo el terrorismo que se está desarrollando en países de África. Además, la caída de Afganistán representa una incógnita. Pero sobre todo, lo que no podemos olvidar es que hoy en día las amenazas son muy diferentes. Es verdad que hay 34 guerras abiertas, pero ya no son como habíamos visto en el siglo pasado sino que ahora las guerras son mucho más sofisticadas, son mucho más complicadas, son guerras a través del ciberespacio. Por eso, es tan importante la ciberseguridad. Son las amenazas de las guerras híbridas. Es terrible lo que está pasando, por ejemplo, en este momento en Bielorrusia, donde se está utilizando a los refugiados como un arma de un país contra otro. Están las fake news y la desinformación. Es un arma letal, porque es capaz de afectar a los cimientos de la economía de un país e, incluso, de las personas. Por tanto, vivimos en un momento en que nuestros valores democráticos tienen una serie de riesgos muy importantes. Y es fundamental que los Estados, cuanto más unidos estén, mejor.
Un momento de la entrevista

Un momento de la entrevistaPaula Argüelles

–Y el Ministerio de Defensa, ¿qué armas tiene para luchar contra este tipo de amenazas?
–España tiene unos servicios de inteligencia muy positivos, tanto el Centro Nacional de Inteligencia como la inteligencia militar, el Cifas. El Centro Nacional de Inteligencia CNI está formado por tres mil hombres y mujeres que realizan un gran trabajo en defensa de los valores democráticos que, frente a lo que algunos quieren insinuar, precisamente porque el CNI no puede defenderse. El CNI lo que hace es trabajar muy conjuntamente con servicios de inteligencia de otros países para defendernos, precisamente, de todo ese tipo de amenazas virtuales. Puedo decir que en este momento, en actuaciones en el ámbito antiterrorista, los servicios de información de otros países reclaman ayuda tanto al Centro Nacional de Inteligencia como a los servicios de inteligencia de las Fuerzas Armadas españolas. 
Comentarios
tracking