17 de agosto de 2022

Fotomontaje de la fragata marroquí y el portaaviones norteamericano Harry S. Truman

Fotomontaje de la fragata marroquí y el portaaviones norteamericano Harry S. TrumanKindelán

Defensa

Otro gesto de EE.UU. hacia Marruecos: una fragata marroquí escolta al portaaviones Truman

Cruzan el Estrecho de Gibraltar en una maniobra conjunta que escenifica el acercamiento entre ambos países

El refuerzo que Estados Unidos pretende imprimir a su relación con Marruecos ha tenido un nuevo jalón: la fragata marroquí Allal Ben Abdallah ha escoltado al portaaviones de Estados Unidos Harry S. Truman en el Estrecho de Gibraltar. Toda una declaración de intenciones en un momento en el que España trata de recomponer relaciones con el país vecino mientras éste desarrolla un importante programa de rearme. Además, supone otro espaldarazo a Marruecos en plena escalada de tensión con Argelia.
«Con nuestros socios marroquíes ciertamente compartimos el objetivo de fomentar las condiciones para la seguridad y estabilidad marítimas en la región y disuadir o contrarrestar a quienes amenazan la seguridad en cualquier parte del mundo». Así reza un comunicado difundido por la US Naval Forces, que no deja duda sobre la posición estadounidense.
El portaaviones de EE. UU. Harry S. Truman

El portaaviones de EE.UU. Harry S. TrumanU.S. Naval Forces Europe-Africa/U.S. Sixth Fleet

El citado portaaviones y su grupo de ataque partieron de la Estación Naval de Norfolk, Virginia y Mayport, Florida, el pasado 1 de diciembre. La agrupación marítima de combate norteamericana cruzó el Estrecho de Gibraltar para acceder al mar Mediterráneo el pasado martes. 
No hay que olvidar que en diciembre de 2020, el Gobierno de Estados Unidos presidido por Donald Trump reconoció oficialmente la soberanía de Marruecos sobre el Sahara Occidental a cambio del pleno establecimiento de relaciones diplomáticas de este país árabe con Israel.
Posteriormente, el pasado julio, la Administración Biden  confirmó que mantendrá el reconocimiento del Sahara Occidental como parte de la soberanía de Marruecos. Marruecos cuenta además con un tratado de libre comercio con Estados Unidos y los acuerdos para compra de armas son frecuentes.
Mientras, aunque la relación con España se está limando tras el caso Gali, esta semana Marruecos nombró embajadores en 36 países pero ignoró de nuevo al nuestro. No hay que olvidar que Marruecos sigue sin tener embajador en Madrid. Siete meses después de que Mohamed VI decidiera llamar a consultas a Karima Benyaich en pleno momento álgido de la crisis por la acogida en España del líder del Frente Polisario, Brahim Gali, y coincidiendo con la entrada masiva de miles de migrantes en Ceuta, Rabat no ha revertido la situación.
La ausencia de la embajadora, amiga personal del monarca alauí, es sintomática del punto en que se encuentra la relación bilateral y que ha impedido que la aplazada reunión de alto nivel fijada para el 17 de diciembre pasado aún no se haya celebrado y siga sin haber fecha prevista.
El Gobierno de Pedro Sánchez ignoró los informes de inteligencia que advertían de una dura respuesta de Marruecos a la acogida del líder del Frente Polisario. Esos informes apuntaban a que esa reacción estaría vinculada a los flujos migratorios, como así ocurrió con la entrada masiva en Ceuta. 
La fragata marroquí vista desde el portaaviones Truman, en una imagen facilitada por la Fuerza naval estadounidense

La fragata marroquí vista desde el portaaviones Truman, en una imagen facilitada por la Fuerza naval estadounidenseU.S. Naval Forces Europe-Africa/U.S. Sixth Fleet

Comentarios
tracking