25 de junio de 2022

fibra portada

Kindelán

La autopista submarina de fibra óptica que conecta Europa y África llega al estrecho de Gibraltar

Medusa será el cable subacuático más largo del Mediterráneo y tendrá tres puntos de conexión en España, dos de ellos en el Campo de Gibraltar (Cádiz)

La empresa española AFR-IX Telecom se propuso conectar el sur de Europa y el norte de África mediante el cable submarino más largo del Mediterráneo. 8.700 kilómetros de cableado subacuático unirán, más concretamente, la capital de Portugal, Lisboa, y la ciudad egipcia de Port Said. El objetivo es reforzar las telecomunicaciones en todo el Mediterráneo.
FIBRA1

FIBRA2

Kindelán

El proyecto, llamado Medusa, tendrá tres tentáculos en España, dos de ellos en la comarca del Campo de Gibraltar (Cádiz). El primer punto de conexión español se ubica en Tarifa (se esperaba un poco más al oeste, en Zahara de los Atunes), y el segundo, en Torreguadiaro, una de las doce pedanías del municipio de San Roque. Así, el cable ha llegado al Estrecho, a la espera de la concesión de ocupación de bienes del dominio público marítimo-terrestre en San Roque solicitada por AFR-IX Telecom para su instalación y que ha de otorgar la Junta de Andalucía.
El tercero está situado en San Adrián de Besós, donde se encuentra la Barcelona Cable Landing Station, la primera estación internacional de aterrizaje de cables submarinos, que comienza a operar este año. Ésta aspira a convertirse en el núcleo de un nuevo centro de operaciones tecnológico en el sur de Europa.

8.700 kilómetros de cable submarino

Sin embargo, no se prevé que Medusa se ponga en funcionamiento hasta 2024, cuando el cableado llegue a Barcelona y conecte con Marsella (Francia). Entonces se activará el primer tramo de lo que será la mayor red de fibra óptica subacuática del Mediterráneo: Lisboa-Barcelona-Marsella. Ésta, con dieciséis puntos de aterrizaje, pasará por Portugal, Marruecos, España, Francia, Argelia, Túnez, Italia, Grecia y Egipto, a través de 8.700 kilómetros de cable submarino.
El proyecto forma parte de un acuerdo entre su ideóloga, AFR-IX Telecom, y la empresa Alcatel Submarine Networks (ASN), que forma de parte de Nokia y cuenta con más de 650.000 kilómetros de sistemas de cableado subacuático en todo el mundo. Comporta, además, una inversión de 326 millones de euros, siendo la compañía barcelonesa su principal financiadora.

Tecnología DAS

De igual modo, Medusa dispondrá de un sistema pionero en la protección y el mantenimiento de los cables submarinos de internet, y basado en la tecnología Detección Acústica Distribuida (DAS, por sus siglas en inglés), que permite prevenir daños en el cableado, con una vida útil prevista de 25 años, mediante la alerta temprana de actividades potencialmente dañinas, así como tsunamis y terremotos, y supervisar los ecosistemas marinos.
Para el desarrollo del dispositivo —iniciativa de un consorcio público-privado que integran AFR-IX Telecom, la Universidad de Alcalá, el Instituto de Ciencias del Mar (ICM-CSIC) y Aragón Photonics—, el Ministerio de Ciencia e Innovación y la Unión Europea han destinado algo más de 1,4 millones de euros de fondos públicos.
El director general de AFR-IX Telecom, Norman Albi, ya afirmó que «Medusa nace con el objetivo de mejorar la conectividad de los dos márgenes del Mediterráneo y hará posible, por ejemplo, que la latencia de la conexión entre Barcelona y Sicilia sea solamente de 5,57 milisegundos. Esta capacidad es clave en un contexto en el que la pandemia ha evidenciado la necesidad de reforzar las redes para sostener una economía cada vez más digital».
Puntos de conexión de la red Medusa

Puntos de conexión de la red MedusaSubmarine Cable Map

Así las cosas, Medusa dará respuesta a tres demandas urgentes de conexión: conectará el sur de Europa con el norte de África, reforzará las comunicaciones entre el mar Mediterráneo y el océano Atlántico y unirá Sicilia (Italia) y Creta (Grecia).

Otras autopistas submarinas

Pero Medusa no será, ni mucho menos, la única autopista submarina del Mediterráneo, ni que cruce el estrecho de Gibraltar. De hecho, la mayoría de los cableados subacuáticos que proveen de internet a España tiene puntos de conexión en el sur de la Península, principalmente en la provincia de Cádiz.
Conexiones entre la Península y Canarias

Conexiones entre la Península y CanariasSubmarine Cable Map

De Chipiona salen dos, uno propiedad de Telefónica (Pencan-9), que conectan la Península con las islas Canarias; la compañía española posee también uno (Pencan-8) en Conil, donde tiene, como en Rota, un punto de conexión el cable Canalink de la empresa brasileña IT3 Telecom. En Tarifa y La Línea de la Concepción hay sendos puntos de conexión del Dos Continentes I & II, que se unen con otros dos en Ceuta.
Conexiones en el estrecho de Gibraltar

Conexiones en el estrecho de GibraltarSubmarine Cable Map

Existe asimismo un cable submarino de 113 kilómetros que conecta exclusivamente Estepona (Málaga) y Tetuán (Marruecos). En la localidad de la Costa del Sol se halla establecido otro punto de conexión, en este caso de una red de 28.000 kilómetros que comunica el Reino Unido y Japón: el FLAG Europe-Asia (FEA). Pero ninguno une Lisboa y Port Said a través del estrecho de Gibraltar, punto en que se encuentra Medusa.
Comentarios
tracking