07 de julio de 2022

El presidente de Iberdrola, Ignacio Sánchez Galán, en el Foro Económico de Davos

El presidente de Iberdrola, Ignacio Sánchez Galán, en el Foro Económico de DavosEFE

Caso Tándem

La Audiencia Nacional archiva la investigación al presidente de Iberdrola por «prescripción» de los delitos

El juez Manuel García-Castellón ha cerrado las diligencias abiertas contra Ignacio Sánchez Galán en el marco de la macrocausa del excomisario Villarejo

El juez instructor del caso Villarejo, Manuel García-Castellón, ha decretado el sobreseimiento libre de la causa que se seguía contra el presidente de Iberdrola, Ignacio Sánchez Galán, por un presunto encargo del ejecutivo al ahora excomisario José Manuel Villarejo, en 2009, al entender aplicable la «prescripción» de los delitos que, presuntamente, se le imputaban al directivo de la eléctrica.
El auto del juez se dicta, según ha podido saber en primicia El Debate, apenas 24 horas después de que los abogados de Sánchez Galán invocasen, en un nuevo escrito presentado ante el magistrado de la Audiencia Nacional, solicitando el sobreseimiento de las actuaciones por la prescripción de los hechos que se le imputaban porque, según sostenían, en lo que ha sido su estrategia de defensa durante todo el tiempo durante el que se han prolongado las pesquisas, tienen su «límite temporal» hace más de diez años.
Es decir, «ninguno de los delitos atribuidos» en el auto de imputación, dictado en junio de 2021, por García-Castellón, se encontraba «castigado con pena de prisión que excediese de los diez años, por lo que el plazo de prescripción» es, como máximo de dicho tiempo, «a contar desde su comisión hasta que el procedimiento se dirija contra el investigado». «Plazo ampliamente superado en el caso», aseguraban los letrados del presidente de Iberdrola.
Ahora, el titular del juzgado de Instrucción Central número 6 de la Audiencia Nacional ha admitido la alegaciones y cierra la línea de investigación que pesaba sore Sánchez Galán en la pieza separada número 17 de 'Tándem', derivada de los proyectos Arrow, Black Board, Gipsy y Posy, supuestamente ejecutados entre 2004 y 2009 y por los que el comisario se habría embolsado más de un millón de euros en concepto de honorarios.

El precedente de su jefe de gabinete

Según han confirmado fuentes judiciales a El Debate, en la decisión del magistrado ha pesado, también, el hecho de que en otro auto, fechado el pasado 3 de junio, la Sala de lo Penal de la Audiencia Nacional confirmase su decisión de archivar las pesquisas vivas en la macrocausa para Rafael Orbegozo, el que fuera jefe de Gabinete del propio presidente de Iberdrola. En dicha resolución los magistrados fijaron, de oficio, que el archivo para Orbegozo debía ser definitivo porque los hechos estában prescritos.
Por ello, el juez instructor ha considerado ajustado aplicar una interpretación simétrica a ambos investigados. Teniendo en cuenta que «los delitos atribuidos a ambos son también los mismos», debía seguirse, en sendos casos el criterio sentado por el auto de la Sala de lo Penal en el que se fijó un plazo prescriptivo de diez años. En consecuencia, el sobreseimiento libre, por prescripción, decretado por la Sala respecto de Orbegozo ha resultado de obligada traslación al Sánchez Galán.
Y esto ha sido así, a instancias de la defensa del presidente de Iberdrola, en tanto en cuanto, ha «quedado acreditado» que «existe igualdad sustancial entre los dos casos» por la «semejanza de los hechos básicos -año 2009 como límite temporal de los hechos con los que se vincula a ambos en el proceso- y de la normativa aplicable» a los mismos.
Comentarios
tracking