25 de septiembre de 2022

Clase de infantil

Clase de infantilEuropa Press

Rodillo contra el español en Cataluña  Las actividades extraescolares en catalán, obsesión del Gobierno autonómico y las entidades que defienden la inmersión

En las últimas instrucciones enviadas por el departamento de Educación a los centros se insta a que el catalán sea la lengua de uso en todos los ámbitos de la escuela

La Generalitat está llevando a cabo una fuerte ofensiva en los últimos meses y semanas para excluir al español como lengua de uso en cualquier ámbito de la escuela, tanto dentro como fuera de las aulas, a esto se suma también el comedor o las actividades extraescolares. Unas actividades que en ocasiones se hacen dentro del propio centro educativo, y aquí puede ser más fácil controlar qué lengua utilizan los monitores, pero también fuera. Y es en este ámbito en el que entidades que defienden la inmersión lingüística solo en catalán, como Plataforma per la Llengua, están centrando sus esfuerzos.
De hecho, la tercera fase de la campaña «Tots som referents lingüístics. No t’excusis!» (Todos somos referentes lingüísticos. ¡No te excuses!) va dirigida a este ámbito de las actividades extraescolares, a la educación en el tiempo libre. Hay que tener en cuenta que estas actividades y movimientos, según la Plataforma, agrupa a más de 100.000 niños y jóvenes y 19.000 monitores, que son «especialmente clave para la vitalidad de la lengua».
Desde la entidad se insiste en que el retroceso del catalán «es especialmente alarmante entre niños y adolescentes», un colectivo que consideran «vulnerable» a unos hábitos lingüísticos que «benefician al castellano en detrimento del catalán». Y por este motivo han editado un vídeo animando al uso del catalán en estas actividades y se ha publicado una guía con consejos específicos para que los monitores ejerzan de referentes lingüísticos.
Así, por ejemplo, en la guía se recomienda predicar con el ejemplo, es decir, que se hable siempre en catalán con los niños, así como con otros monitores o compañeros de trabajo. De esta forma, asegura la Plataforma, los menores normalizarán la lengua «como un elemento socializador».
También instan a «promover valores», teniendo en cuenta que en la educación en el tiempo libre se trabajan valores como la compañía, la cooperación, la solidaridad y la igualdad. Y aquí, añaden, el catalán «es una herramienta de cohesión social que garantiza la igualdad de oportunidades, es un elemento central de la cultura catalana y es una forma de concebir el mundo».
Apuestan por crear «espacios lingüísticos seguros», es decir, que se generen situaciones para que los alumnos utilicen el catalán entre ellos. Y además que se «analice el perfil sociolingüístico del grupo» para hacer una radiografía y planificar una «intervención educativa adecuada».
Se pide, además, que la comunicación externa sea en catalán: «si veis películas, cantáis canciones o preparáis ejes de animación, intentad que la lengua vehicular sea el catalán». Y de la misma forma, que los carteles, notas informativas, la web o las redes sociales, lo que se publique en ellas, esté como mínimo en catalán. Y por supuesto también debe ser en esta lengua la comunicación con las familias «vengan de donde vengan» porque según Plataforma, el 95% de la población entiende el catalán.
Esta guía destinada a los monitores es la tercera que edita la entidad. Las dos anteriores iban dirigidas a las familias y al personal docente. Aún faltan otras dos, que se publicarán más adelante, y que tendrán como destinatarios a los entrenadores deportivos y a los miembros de la administración.
Comentarios
tracking