30 de enero de 2023

Manifestantes queman una fotografía del Rey Felipe VI ante su visita a Barcelona por los Premios Princesa de Girona en 2019

Manifestantes queman una fotografía del Rey Felipe VI ante su visita a Barcelona por los Premios Princesa de Girona en 2019EFE

Podemos defiende como «libertad de expresión» la quema de banderas pero ataca al Rey por su sentada ante un objeto de museo

A pesar de que la espada de Simón Bolívar no es símbolo oficial de Colombia, desde el partido de Belarra han salido en tromba a atacar a Felipe VI por quedarse sentado en su exhibición

Podemos y sus círculos han salido en tromba a criticar que el Rey Felipe VI se quedara sentado frente a la espada de Simón Bolívar. El arma en cuestión no es una enseña nacional, ni un símbolo de estado y, sobre todo, no estaba dentro del protocolo de la ceremonia que se luciera. Los que ahora se rasgan las vestiduras por un gesto protocolario son los que una y otra vez se muestran ufanos por realizar juramentos sui generis en presencia del Rey o defienden la quema de banderas españolas como un ejercicio de libertad.
Uno de los casos más evidentes de incongruencia es el de la polémica de Dani Mateo y la bandera española. El presentador de LaSexta se sonó la nariz con una enseña nacional en un sketch del programa de Wyoming. Pablo Echenique salió entonces –en un tuit ya borrado– a defender al presentador: «Para mí, Dani Mateo ha respetado mil veces más la bandera que los ladrones del PP que han saqueado España envueltos en ella», publicó el de Podemos con pulla al Partido Popular incluida. Este martes, el mismo que no veía nada malo en la acción de Dani Mateo, se ha llevado las manos a la cabeza: «Menuda falta de respeto», decía sobre la vacua polémica que se ha levantado contra Felipe VI.
El mensaje publicado por Pablo Echenique sobre El Rey Felipe VI en Colombia

El mensaje publicado por Pablo Echenique sobre El Rey Felipe VI en Colombia

Quema de banderas en Cataluña

Desde hace años, en la comunidad autónoma catalana ya se han acostumbrado a ver banderas españolas ardiendo. Incluso, en menor medida que la enseña nacional, han ardido banderas de la Unión Europea en actos, eventos y hasta en fiestas populares de Cataluña. Una acción que desde las filas de la izquierda se esforzaron por encajar en la «libertad de expresión». El Tribunal Constitucional dictó sentencia estableciendo que quemar una enseña nacional es delito. Diputados como Errejón, Asens o Baldoví salieron en tromba a criticar la sentencia.
Otra de las estampas que más se vieron durante la vorágine del 1-O fueron las fotografías del Rey Felipe VI en llamas. En aquel momento, ni Podemos ni caras reconocidas de la izquierda salieron en defensa del jefe del Estado.

Pablo Hasel y las injurias a la Corona

El rapero Pablo Hasel

El rapero Pablo HaselEFE

Cuando el rapero de bajo calado Pablo Hasel se atrincheró en una Universidad para evitar ser llevado a prisión, hasta el más pintado de la izquierda política salió a defenderlo. Un joven condenado por injurias a la Corona –un delito tipificado en el artículo 491 del Código penal español– arropado por Pablo Iglesias, Gabriel Rufián y compañía. Pablo Echenique llegó a ser acusado de incitación a la violencia por sus ambiguos mensajes sobre los disturbios que tuvieron lugar en Madrid y Barcelona.
Los que hacían campaña defendiendo los insultos a la institución de la Monarquía española, se les gira la cabeza ante un gesto sin connotación alguna de Felipe VI. Iglesias, desde su retiro de la política, ha llamado «falta de respeto a un símbolo de la libertad de América Latina» a la actitud de Felipe VI y Rufián ha echado mano de su falta de humor mencionando una «guillotina».
La guillotina también ha salido a relucir en boca del diputado de Podemos Pedro Honrubia que, sin ningún tipo de pudor, llama «facha» al Rey: «Lo que se echa de menos una buena guillotina en la historia del Estado español».
Tras esta breve visita a la hemeroteca, queda claro que Podemos solo defiende los símbolos que le dan rédito político y que cualquier excusa les vale para atacar al jefe del Estado y a la Monarquía.
Comentarios
tracking