Fundado en 1910

03 de octubre de 2023

Pere Aragonés y Jordi Puigneró en la Diada

Pere Aragonés y Jordi Puigneró en la DiadaEFE

Cataluña

Larga reunión entre ERC y Junts, un encuentro que califican de «duro y exigente»

El independentismo va de cumbre en cumbre para intentar rehacer su unidad

Maratón de reuniones y de cumbres en el independentismo en los últimos días para intentar recuperar la unidad perdida. El último intento se ha producido este miércoles, una reunión entre las direcciones de ERC y Junts que ha durado más de seis horas.
La división se hizo evidente durante la Diada y que tenido posteriormente un nuevo capítulo, tras la propuesta de la ANC para que se proclame la independencia de Cataluña en 2023, algo que rechazó de plano ERC; pero que algún consejero de Junts, como Jordi Puigneró no veía tan mal. Pidió «valorarla». El presidente de la Generalitat, Pere Aragonès, intervino en el debate asegurando que ningún consejero le había transmitido que apoyara la propuesta de la ANC.
En cualquier caso, con el objetivo de reconducir las relaciones tras semanas de divisiones y de tensiones, y de mostrar una mínima imagen de unidad ante el Debate de Política General que se celebra a finales de mes, se ha producido este miércoles una reunión al más alto nivel, entre las direcciones de los republicanos y de Junts. Estaban presentes el presidente de la Generalitat, Pere Aragonès, y Laura Borràs, líder de Junts. La reunión se celebró en el Palacio de Pedralbes. Empezó al mediodía y acabó sobre las nueve de la noche.
Una reunión que se califica de «dura y exigente». Unos, Junts, han reclamado a ERC que analice qué mas puede hacer para cumplir el pacto de gobierno, que a juicio de esta formación, no va por el buen camino, y especialmente en lo que respecta a la «estrategia nacional». El secretario general de Junts aseguró que se estaban incluso «alejando» de la independencia. Y desde el bando republicano piden lealtad y confianza a sus socios. En cualquier caso, desde ambas partes sí que coinciden en que volver a la senda del entendimiento no será ni fácil, ni rápido, aunque esta reunión puede ser un primer paso.
A esto hay que añadir la auditoría que Junts ha hecho al pacto de Govern, para analizar si se está cumpliendo los puntos del acuerdo. Y será en octubre cuando se someta a consulta de las bases si se debe permanecer o no en el ejecutivo. Aunque en este punto también hay divisiones internas. Hay consejeros proclives a la ruptura, mientras que otros, como el de Economía, Jaume Giró, apuesta por la permanencia.
Comentarios
tracking