Fundado en 1910

28 de febrero de 2024

El presidente del Gobierno Pedro Sánchez, y el rey Felipe VI, tras prometer su cargo en el año 2023

El Rey y Pedro Sánchez en Zarzuela, el día en que el presidente prometió su cargo por tercera vezEFE

Acto solemne en el Congreso

Sánchez se pone la venda ante el discurso del Rey y afirma que tienen una «relación extraordinaria»

En una conversación informal durante su viaje a Israel de la semana pasada, los periodistas preguntaron a Pedro Sánchez cómo está su relación con Felipe VI. Puesto que el Rey permaneció muy serio el día en que el presidente prometió su cargo por tercera vez ante él.
Sánchez negó la mayor, en unas declaraciones reproducidas por Europa Press: afirmó que tiene una «relación extraordinaria» con Don Felipe y elogió su papel «absolutamente escrupuloso» como árbitro y moderador, en el marco del artículo 56 de la Constitución («el Rey es el Jefe del Estado, símbolo de su unidad y permanencia, arbitra y modera el funcionamiento regular de las instituciones, asume la más alta representación del Estado español en las relaciones internacionales, especialmente con las naciones de su comunidad histórica, y ejerce las funciones que le atribuyen expresamente la Constitución y las leyes»).
El líder del Ejecutivo quiso así zanjar las especulaciones surgidas en torno a la preocupación del monarca por los pactos de Sánchez con el independentismo. Entre ellos, una «ley de impunidad» –así la llama la oposición– que amnistiará al mayor enemigo declarado de Felipe VI, Carles Puigdemont, que a su vez fue el principal destinatario del histórico discurso del 3 de octubre.
Este miércoles a las 11 de la mañana, Felipe VI volverá al Congreso, acompañado de la Reina Letizia y de la Princesa Leonor. Será un mes después de ver a su primogénita jurar la Constitución al alcanzar la mayoría de edad. Y, en esta ocasión, con motivo de la sesión solemne de apertura de la XV legislatura, a la que asistirá el Gobierno en pleno, incluidos los cinco ministros de Sumar. Pero no los socios parlamentarios de Sánchez, salvo el PNV y Coalición Canaria: ni Junts, ni ERC, ni Bildu, ni el BNG.
Será el primer discurso del Rey después de la formación del nuevo Gobierno de coalición y, como adelantó El Debate el pasado miércoles, tendrá alta trascendencia política. Además, en vísperas del cuadragésimo quinto aniversario de la Constitución y de que el pleno del Congreso debata por primera vez la proposición de ley de amnistía. Esto último se producirá el 12 de diciembre, con motivo de la admisión a trámite de la iniciativa.
Hay mucha expectación en torno a las palabras de Don Felipe, tras la enorme contestación social que han provocado los pactos de Sánchez. Las protestas en Ferraz van camino de cumplir las cuatro semanas y el próximo domingo el PP ha convocado una nueva concentración, en el madrileño Templo de Debod.
Hasta la fecha, Felipe VI ha inaugurado dos legislaturas, y en las dos ocasiones hizo discursos de calado político. En el del 3 de febrero de 2020, Don Felipe dio un toque de atención a la clase política contra la polarización, junto cuando Unidas Podemos entró al Consejo de Ministros: «España no puede ser de unos contra otros; España debe ser de todos y para todos. Así lo ha querido la sociedad española desde hace más de cuarenta años; así lo sigue queriendo y, sobre todo, así lo merece», señaló entonces.
Y el discurso del 17 de noviembre de 2016 fue dirigido, en buena medida, a la clase política catalana. Por aquel entonces, Puigdemont ya había convocado el referéndum ilegal del año siguiente: «El respeto y observancia de la ley y de las decisiones de los tribunales constituye una garantía esencial de la democracia, porque en un Estado de derecho la primacía de la ley elimina la arbitrariedad de los poderes públicos y asegura el ejercicio de los derechos y libertades de los ciudadanos. Igualmente, el diálogo y el entendimiento son exigencias de cualquier régimen de libertades», afirmó el jefe del Estado.
El Rey será recibido por el presidente y por el jefe del Estado Mayor de la Defensa (JEMAD), Teodoro Esteban López. Después pasará revista al Batallón de Honores y entrará en el Palacio del Congreso por la puerta de los leones acompañado por los presidentes de las Cortes, Francina Armengol y Pedro Rollán. Sonará el himno nacional y Armengol será la primera en hablar, con un discurso en el que pedirá a los diputados y senadores que resuelvan los problemas de la ciudadanía con respeto y diálogo, y no trasladen crispación política a la calle, según Efe. Acto seguido tomará la palabra el Rey, con cuyo discurso quedará inaugurada la XV legislatura. El acto terminará con un desfile militar en la Carrera de San Jerónimo.
Comentarios

Más de España

tracking