Fundado en 1910

29 de febrero de 2024

Los ocho detenidos por la muerte de dos guardias civiles en Barbate llegan a los juzgados

Los ocho detenidos por la muerte de dos guardias civiles en Barbate llegan a los juzgados

El juez manda a prisión provisional al piloto de la narcolancha y a sus cinco compinches

Ocho presuntos narcos fueron detenidos por la Guardia Civil tras el asesinato de dos compañeros: dos han quedado en libertad, el resto a la cárcel

El Juzgado mixto número uno de Barbate, Cádiz, ha acordado enviar a prisión provisional a seis de los ochos detenidos por el asesinato de dos agentes de la Guardia Civil el pasado viernes en el puerto de Barbate. Ingresan en la cárcel todos los que viajaban en la embarcación que pasó por encima de los agentes de la Benemérita. Los otros dos arrestados que esperaban en Sotogrande, en tierra firme, para recogerlos y evitar su detención, han quedado en libertad con cargos: encubrimiento.
El principal sospechoso tiene 46 años y se le conoce como 'Kiko, el Cabra': tiene antecedentes por resistencia a la autoridad, desobediencia, blanqueo de capitales y según la Asociación Unificada de la Guardia Civil en febrero del año pasado fue detenido con 40 kilos de hachís. Hay quien se pregunta qué hacía en libertad si le habían incautado semejante alijo. Este es quien presuntamente habría pilotado la narcolancha.
El resto de los detenidos, de entre 21 y 39 años de edad, tienen antecedentes por tenencia y consumo de sustancias estupefacientes, tráfico de drogas, atentado a agente de autoridad, lesiones, delitos contra el patrimonio y blanqueo. Ahora se enfrentan a dos presuntos delitos de homicidio y de lesiones graves a agentes de la autoridad.
El fiscal jefe de Algeciras, Juan Cisneros, tiene claro que no se trató de un homicidio imprudente: «Para mí, no hay nada de imprudencia. Yo veo una acción perfectamente doloso (intencionada) y que luego encaje en homicidio o asesinato, habrá que estudiarlo». Lo cierto es que los guardias apenas pudieron defenderse de la narcolancha. Les pasó literalmente por encima, lo que encajaría más en la figura penal del asesinato.
Los agentes fallecidos son Miguel Ángel González Gómez, de 39 años, nacido en San Fernando, miembro del Grupo de Especialistas en Actividades Subacúaticas (GEAS), con pareja y una hija; y David Pérez Carracedo, de 43 años, natural de Barcelona, integrante del Grupo de Acción Rápida (GAR), con mujer y dos hijos.
Comentarios
tracking