Fundado en 1910

16 de julio de 2024

Begoña Gómez, la mujer de Pedro Sánchez

Begoña Gómez, la mujer de Pedro SánchezEP

Investigación

Estas son las sombras que cercan a Begoña Gómez, a pesar de que alega que no sabe de qué se la acusa

Begoña Gómez, mujer del presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, ha evitado declarar este viernes frente al magistrado Juan Carlos Peinado, titular del Juzgado de Instrucción número 41 de Madrid. Lleva un mes y medio siendo investigada por los delitos de tráfico de influencias y corrupción en los negocios y el juez sostiene que su interrogatorio va a girar en torno a todas las actividades empresariales que ha llevado a cabo desde que su marido llegó al Palacio de La Moncloa. Pese a esto ha alegado no tener conocimiento de las razones por las que se le investiga. A continuación vamos a repasar algunas de las sombras que tienen los episodios que ha protagonizado la mujer de Sánchez.

  • El rescate de Air Europa

Justo después de que la mujer de Sánchez se reuniera en varias ocasiones con la cúpula de Air Europa, el Gobierno aprobó rescatar con una partida de dinero público de 475 millones de euros a la compañía aérea, que llevaba varios años estancada en una mala salud financiera. Tras la inyección millonaria de dinero estatal, varias empresas dependientes de la compañía comenzaron a financiar con publicidad eventos organizados por Begoña Gómez. El juez tiene interés en conocer en qué consistían los encuentros que la mujer de Sánchez mantuvo con Javier Hidalgo, CEO de Globalia. Este episodio conecta directamente a Gómez con la trama de Koldo que investiga la Audiencia Nacional, ya que en esas reuniones también participó el empresario Víctor de Aldama, cabecilla de la red.

  • La carta al empresario Barrabés

El 7 de julio de 2020, la mujer de Sánchez redactó una carta de recomendación para el empresario Carlos Barrabés, que optaba a dos concursos públicos de la empresa Red.es, dependiente del Ministerio de Economía, cuyos contratos rozaban los 10 millones de euros. Begoña Gómez avaló al empresario en un escrito junto a su firma. Red.es le adjudicó a él los contratos y, desde el momento en que la carta se introdujo en la oferta económica, hasta seis ministerios contrataron con Barrabés. En total, en los últimos años el empresario ha logrado sólo en contratos por valor de 15,6 millones de euros.

  • Las acciones en Inmark

El Debate publicó que el Gobierno ha adjudicado un total de 138.000 euros a la consultora Inmark mientras Begoña Gómez era accionista de la compañía. La mujer de Sánchez trabajó en esa empresa durante los últimos años de su carrera profesional antes de que su marido se convirtiera en jefe del Ejecutivo. Tras hacerlo se cogió una excedencia y comenzó a trabajar como directiva del Instituto de Empresa (IE). En cambio, se quedó con un paquete de acciones que mantuvo vigente al mismo tiempo que cuatro ministerios contrataban los servicios profesionales de Inmark. El juez Peinado tiene en el punto de mira a la consultora, en la que también trabajó Pedro Sánchez, propiedad de Manuel López.

  • La cátedra de la Complutense

La Universidad Complutense de Madrid ha denunciado recientemente en dos informes del Órgano de Gobierno que Begoña Gómez se saltó todos los controles que existen para adjudicar contratos desde la cátedra que dirige. Los informes, redactados por la interventora y la gerente de la UCM, señalan a la mujer de Sánchez por actuar al margen de las normas en materia de subcontratación de servicios. Al mismo tiempo, la mujer de Sánchez, en medio de la polémica que gira en torno a ella por su actividad privada, ha reclamado por escrito a una consultora que se encargaba de la gestión académica de los programas que se encuentran bajo su dirección el pago de varias nóminas a profesores. Para llevar a cabo esta labor, Gómez usó a una asesora que Moncloa le asignó un mes después de la llegada de Sánchez al poder.

  • El software con dinero público

Begoña Gómez, en calidad de directora de la Cátedra Extraordinaria de Transformación Social Competitiva que dirige, usó fondos públicos de la universidad para desarrollar un software llamado Transforma TSC. A pesar de que la aplicación informática fue puesta en marcha bajo el paraguas de la Complutense, la mujer de Sánchez inscribió la herramienta en la Oficina Española de Patentes y Marcas del Ministerio de Industria a su nombre. De la misma manera, constituyó una sociedad privada para comercializar la aplicación.

  • El proyecto de repoblación

En 2022, el Consejo de Ministros dio luz verde a una partida millonaria de la que se adjudicaron 100.000 euros a la plataforma G-100, donde Begoña Gómez figura como relatora de proyectos. Esos fondos públicos fueron utilizados para que la mujer de Sánchez llevara a cabo un proyecto sobre repoblación.

¿Conoces algún hecho irregular que quieres que investigue y cuente El Debate? Escribe a investigacion@eldebate.com si tienes pistas o indicios que consideras relevantes. La verdad siempre merece ser contada.

Comentarios
tracking