Fundado en 1910

23 de julio de 2024

Vinos de RIbera de Jucar

Vinos de RIbera de Jucar

Los secretos vinícolas de cinco tesoros de la Ribera del Júcar

En los terrenos áridos de Castilla-La Mancha, se encuentro uno de los centros neurálgicos del cultivo de la variedad Bobal

En los áridos parajes de la región de Castilla-La Mancha, más precisamente en la Ribera del Júcar, los viñedos se alzan como testigos eternos de una historia que se remonta a tiempos ancestrales. En este terreno rugoso y árido, la vid ha encontrado su lugar especial, produciendo vinos que deslumbran por su carácter único y su herencia cultural.

La historia del vino en la Ribera del Júcar se entrelaza con la historia misma de esta zona de Cuenca. Es uno de los centros neurálgicos del cultivo de la variedad Bobal. Desde tiempos inmemoriales, la vid ha sido compañera inseparable de los habitantes de estas tierras, brindando calma en los momentos de escasez y celebración en los de abundancia.

Una extraordinaria curiosidad que se registra en los libros con carácter ancestral es que la vid en esta tierra se ha cultivado junto al «zumaque», una planta que ha compartido protagonismo en la tradición vinícola de la región y que se identifica por ser una especia utilizada en la cocina de muchas culturas, especialmente en la cocina del Medio Oriente y del Mediterráneo. Habitualmente se incorpora para dar sabor a una amplia variedad de platos, incluyendo ensaladas, carnes, pescados, arroces, verduras y salsas.

En un entorno marcado por la historia, la orden de los monjes de los Teatinos comenzó su andadura en el siglo XVI. Finca Los Teatinos debe su nombre a aquella época en que la gente comenzó a trabajar en este paraje y en el que se identifica que ya se elaboraba vino. Hoy, la preocupación por la calidad de la Bodega Cooperativa Virgen de la Purísima, creada en 1958, es la esencia de vinos como su Rosado a partir de la variedad Bobal. Un vino con maceración pre-fermentativa en frio para extraer las notas de flores y matices frutales que luego se intensifican en la fermentación. Vino rosado dulce natural, deteniendo la fermentación solo mediante procesos físicos (bajada brusca de la temperatura) a fin de obtener la mayor finura, tanto aromática como en boca.

Viñedos

Viñedos

En el reino de esta variedad con uvas de gran tamaño, piel dura y alto contenido en taninos, Casa Gualda elabora su vino Casa Gualda Ten. Un tinto elaborado en las parcelas que la bodega tiene en el término municipal de Pozoamargo. Un vino agradable y largo en el posgusto que a la vez resulta muy afrutado a pesar de sus 10 meses en barrica de roble francés y americano. Una bodega que se creó al igual que la anterior en 1958 y que apuesta por esta gama denominada «Leal» para identificar a una forma de elaborar ligada a lo original.

La Denominación de Origen Ribera del Júcar cuenta con bodegas que se han construido en el tiempo bajo los parámetros de Cooperativas. Un caso más es La Magdalena Sociedad Cooperativa que opera bajo la marca de bodegas Vega Moragona. Esta propiedad tiene viñedos de más de 60 años de Bobal con los que se elabora el Vega Moragona Bobal 60´s. Se fermenta manteniendo una temperatura moderada en depósitos troncocónicos durante 12 días, esto hace que se imprima en el vino la estructura necesaria y los aromas delicados que necesitará durante su permanencia en barrica de 500 litros de roble americano y francés, un mínimo de nueve meses, transcurrido el tiempo de crianza se vuelven a seleccionar las mejores barricas para embotellar Vega Moragona Bobal 60´s.

Vinos de RIbera de Jucar

Vinos de RIbera de Jucar

Con la intención de trasladar el alma de la tierra a cada uno de sus vinos y también el de preservar el medio ambiente, Bodegas y Viñedos Illana elabora una gama de vinos que ellos mismos definen como «una firme apuesta por la excelencia y singularidad de la variedad autóctona Bobal». Los Bobalistas Clásico 2022 es un vino elaborado a partir de un viñedo por encima de 750 metros de altitud media en el corazón de la Aldea Buenavista. Un vino muy goloso y frutal que tiene muy equilibrado la acidez y su grado alcohólico, algo por debajo de lo que el mercado tiene como preferencia en este momento.

Los romanos ya elaboraron vinos en la zona y por esto Bodegas Las Calzadas ha creado la marca de El Imperio a uno de sus vinos de parcela. Sólo tiene una producción de 50 botellas y es un homenaje a los vinos elaborados en ánforas y tinajas. Es la forma de elaboración de esta bodega ya que el concepto tinácula, aparejado a otra de las marcas de sus vinos, hace referencia en latín a tinaja pequeña. El Imperio es una recuperación del origen de un vino, elaborado a partir de la variedad Bobal, pero a la vez con otras que no tienen porcentajes significativos, entre ellas Garnacha Tinta, Pardilla, Coloraillo, Pintaílla, Rojal y Cojón de Gallo. Un vino con 92 puntos en la Guía Peñin. El vino más puntuado de la DOP Ribera del Júcar, según la bodega.

Hoy en día, los vinos de la Ribera del Júcar continúan conquistando paladares y ganando reconocimiento en el mundo entero. Esta joven D.O.P. se creó en 2003 y cuenta con una extensión de más de nueve mil hectáreas de viñedo, situadas en los municipios conquenses de Casas de Benítez, Casas de Fernando Alonso, Casas de Guijarro, Casas de Haro, El Picazo, Pozoamargo y Sisante.

Los vinos de la Ribera del Júcar son la manifestación viva de una cultura, de una historia del vino que se reinventa en cada cosecha. Descubrir sus secretos es adentrarse en un universo de sabores, aromas y emociones, un viaje en la historia que nos conecta con las raíces de una tierra que late al ritmo de la vid.

Tiempo de Vinos

(https://www.tiempodevinos.com)

Comentarios
tracking