Fundado en 1910

15 de abril de 2024

Sabato de Sarno presenta en Milán su segunda colección como director creativo de Gucci

Sabato de Sarno presenta en Milán su segunda colección como director creativo de Gucci

Por fin: Tom Ford, «presente» en Gucci

La nueva colección de Sabato de Sarno ha desfilado retomando los clásicos del gran valedor de la marca

«Ehi Sabato!!!!! Ottima idea!» Le dijeron a De Sarno cuando aceptó seguir la estela de Tom Ford en la casa Gucci sin inventar una enésima versión de esta a menudo polémica casa. Dicho y hecho. Sabato de Sarno ha replicado casi por completo una visión discreta con punto sexy de Gucci, muy al estilo fordiano.
Vuelta a los años 2002, 2003 y 2004. Tom Ford creaba el poder sensual tras una época más «hippy» en Gucci. Dominaba la escena de la moda como casi nadie lo había hecho en el pasado. A solas con la notoriedad, no fue fácil para él tener vida privada. Incluso en la empresa, se parapetaba de tres o cuatro ayudantes que le evitaban tratar con todos los ejecutivos.
Sabato de Sarno presenta en Milán su segunda colección como director creativo de Gucci

Sabato de Sarno presenta en Milán su segunda colección como director creativo de Gucci

Sabato de Sarno presenta en Milán su segunda colección como director creativo de Gucci

Sabato de Sarno presenta en Milán su segunda colección como director creativo de Gucci

Sabato de Sarno ha recuperado 10 lecciones aprendidas del diccionario de la moda de la época Ford, que son las siguientes:
  1. Reclamar para ellas las prendas estrictas de corte masculino sin muchos detalles, como abrigos, chaquetas de paño rectas y camisas severas.
  2. Botas de cuero altas en negro, incluso con espuelas metálicas traseras.
  3. El pornochic: combinar prendas sencillas con vestidos y tops lenceros con encajes y transparencias: porque el sexo se hizo moda con Ford.
  4. Multiplicar los accesorios en cuero de vaquetilla gruesa: mucho color negro, formas sencillas, los jackies en cuero rígido, los bolsos con asas de bambú y los de colgar al hombro.
  5. Las omnipresentes gafas: para enmarcar la cara, para dar un toque cool y misterioso, para mirar sin ser percibido mirando. Un básico fordiano de siempre.
  6. El verde hoja, el gris, el mostaza, el beige y todos los tonos del llamado lujo silencioso, que ya se hacía en su época.
  7. Los cinturones con GGs permanentes: incluso con simples tiras de cuero y las iniciales pequeñas.
  8. Pocas joyas pero contundentes. Grandes chokers al cuello y brazaletes.
  9. Peinados sencillos, a menudo recogidos: lo importante es la moda y el peinado se baja de volumen.
  10. Los códigos de los años 70. Desde las lentejuelas a los vestidos cortos, de las pieles a los vestidos impresos con dibujos geométricos.
No obstante, aunque Sabato de Sarno ha cumplido, se ha limitado a lucir tops, siempre con partes de abajo invisibles, cortas o casi inexistentes, una tendencia que ya comenzó MiuMiu el año pasado cuando Emma Corrin desfiló en «undies» de lentejuelas. A buen seguro que Tom Ford hubiese lucido atuendos más realistas y replicables, si bien la delgadez de las modelos ha hecho que los conjuntos de Sabato quedasen discretos.
Sabato de Sarno presenta en Milán su segunda colección como director creativo de Gucci

Sabato de Sarno presenta en Milán su segunda colección como director creativo de Gucci

La casa Gucci parece renacer de nuevo con los códigos del texano más chic de todos los tiempos. Que no se olviden de la frase lapidaria de Ford con respecto a la ropa: «vestir bien es una cuestión de respeto». Probablemente de respeto hacia los demás. Y está claro que también hacia uno mismo. Definitivamente, el paso de Tom Ford por Gucci fue tan agotador para él como productivo para la moda y su huella estará ahí para siempre.
Comentarios
tracking