10 de agosto de 2022

Falso risotto de tomate y ricotta | Las recetas de El Debate

Falso risotto de tomate y ricotta

Aprovechamos la pasta orzo para preparar un plato inspirado en los clásicos de arroz italiano

En cuanto escuchamos la palabra risotto, cómo no, nos viene a la cabeza un delicioso plato de arroz italiano. Así que, esta semana, vamos a aprovechar la fama de esta receta para dar a conocer una nueva preparación, sin arroz, pero también del país de la bota. Aprovecharemos un tipo de pasta, la pasta orzo, para cocinarla de manera similar al risotto.

INGREDIENTES

  • Pasta orzo
  • Tomates o tomate triturado
  • Queso ricotta
  • Caldo vegetal o de pollo
  • Cebolla
  • Ajo
  • Aceite de Oliva
  • Albahaca fresca
  • Orégano
  • Sal y pimienta
  • Tomate concentrado (opcional)
  • Vino blanco (opcional)

PASOS

  • Picar la cebolla y el ajo finos y saltearlos a la sartén con aceite. Agregar sal y pimienta.
  • Añadir la pasta orzo a la sartén.
  • Agregar el vino blanco y evaporar el alcohol.
  • Añadir el tomate triturado o el tomate en trozos a la sartén
  • Cocinar sin dejar de remover.
  • Añadir tomate concentrado para reforzar el sabor (opcional).
  • Agregar un poco de caldo y dejar que absorba.
  • Añadir pimienta y orégano.
  • Ir añadiendo caldo poco a poco y dejar que absorba, como en la clásica preparación de un risotto.
  • Tened cuidado, que esta pasta se hace bastante rápido. Unos 8 minutos.
  • Cuando la pasta esté casi lista, hay que apagar el fuego y agregar la ricota y la albahaca fresca. El queso lo podéis integrar con la pasta removiendo o ponerlo por encima en pequeños trozos.

LOS TRUCOS DE PAULA

  • La pasta orzo, en Italia 'risone' y también conocida como puntalette o piñones, es una pasta de sémola de trigo muy similar a los granos de arroz, por su forma y tamaño. Dependiendo de las marcas, los granos son más alargados o más cortos pero, en definitiva, muy parecidos al arroz.
  • Una de las cosas buenas de utilizar este tipo de pasta para hacer 'risottos' es que se preparan muy fácilmente y en poco tiempo. Nos ahorramos así el meneo constante de los granos de arroz para que vayan soltando el almidón y nos quede esa textura cremosa tan característica de los risottos.
  • La única clave en la preparación de estos falsos risottos es que habrá que controlar el tiempo de cocción, que es muy inferior al de los risottos, para que queden en su punto perfecto.

Comentarios

Más de Recetas

tracking