01 de julio de 2022

Mujer embarazada en la semana 40 de gestación

Mujer embarazada en la semana 40 de gestación

Con pepitas de chocolate

La fertilidad: un don ¿delicado?

La fertilidad es un don delicado. Su origen en la naturaleza, en su sentido más físico, instintivo y emocional, la dota de una legitimidad inquebrantable, pero sus condicionantes, aunque silenciosos, son fuertes. Y así, va y viene, resultado de infinidad de factores que unas veces se tienen en cuenta, otras se olvidan y otras sencillamente se desconocen.
Las causas que pueden generar una infertilidad son muchas y en la mayoría de los casos coinciden varias de ellas. Así pues, el origen puede encontrarse en el estilo de vida de la persona o la pareja, elevando los niveles de estrés oxidativo, ya sea por una alimentación restrictiva o incorrecta, un exceso de ejercicio o un déficit de este –lo cual puede derivar en las mujeres en amenorrea hipotalámica, por ejemplo–, el consumo de alcohol, tabaco o determinados fármacos, un exceso de estrés ya sea laboral o de otro tipo, y un interminable etcétera. Además, el retraso en la edad reproductiva plantea un desafío en cuanto a la disminución progresiva de la calidad ovocitaria, lo cual no imposibilita el embarazo, pero sí que lo dificulta.
Por otro lado, el origen puede ser patológico, por ejemplo, una intolerancia alimenticia, un problema inmunológico o hematólogico, o un hipotiroidismo; y por supuesto, en gran medida, de tipo ginecológico como el síndrome de ovarios poliquísticos, endometriosis, obstrucción tubárica, o fallo ovulatorio, entre otros, o urológico, afectando al semen. Y así en una infinidad de casuísticas que sorprenden hoy en día a una de cada cuatro parejas en nuestro país.

Infertilidad de causa desconocida

Es de suma importancia que los profesionales especializados en el campo sepan identificar estos problemas y emitir un diagnóstico completo que permita a la pareja tomar la decisión correcta para su caso concreto. Del mismo modo, es de igual importancia que la pareja entienda lo que ocurre, conozca las diferentes opciones disponibles, pueda contar con segundas opiniones y decida con todas las cartas sobre la mesa y plena conciencia de todas las implicaciones.
La experiencia demuestra que la tendencia continúa siendo la reproducción asistida, en cualquier caso, cuando el origen de la infertilidad se identifica como «causa desconocida», cuando existen problemas de raíz, o cuando la pareja logra concebir de manera natural, pero sufre abortos.
La naprotecnología ha llegado recientemente a España y abre una nueva alternativa de concepción natural a través de la identificación y tratamiento de las causas tanto de infertilidad como de pérdidas gestacionales. Y, en tercer lugar, aunque se debe recordar que es siempre y en primer lugar una medida de protección a la infancia, todavía muchas parejas deciden transitar un duelo biológico y optar por la adopción o la acogida permanente, aunque el proceso es complejo, duro y las listas de espera muy largas. Sea como sea, son caminos cargados de heridas y generosidad a partes iguales, que requieren mucha paciencia, fe y la fuerza de todo ese amor que espera.
Comentarios
tracking