01 de julio de 2022

Ana del Pino es coordinadora europea de One of Us en España

Ana del Pino es coordinadora ejecutiva europea de One of UsPaula Argüelles

Entrevistas por la Vida

Ana del Pino, de One of Us: «La UE se está alejando tanto de sus orígenes que va a terminar irreconocible»

La coordinadora en España de la federación europea One of Us charla sobre el movimiento provida en la esfera de la Unión y las posibles repercusiones que pueda tener la próxima Manifestación por la Vida

La defensa de la vida es tarea de todos y llevarla ante las instituciones que nos gobiernan, también. One of Us es una iniciativa ciudadana europea que nació con el objetivo de exigir a las entidades comunitarias que garanticen la protección de los seres humanos y su dignidad, desde la concepción de la vida hasta su fin natural, en todas las áreas de competencia de la Unión Europea.
–¿Qué diferencias hay entre el movimiento provida a nivel nacional a cuando llega a la esfera europea? ¿Cuáles son los países de la UE más comprometidos con la causa?
–Los movimientos provida prácticamente funcionan del mismo modo en el ámbito nacional y europeo. Hay algunos más enfocados a sensibilización y otros a la ayuda a mujeres embarazadas y a sus hijos. Ciertamente hoy en día todos son muy conscientes de la necesidad de esa sensibilización, de la denuncia pública, de los atentados contra la mujer y la vida del bebé por nacer. Diría que la diferencia está más en función de la propia cultura del país y en la agenda política y legislativa de los países. Hay países como Polonia o Malta en los que el aborto es ilegal y la protección del no nacido lo es a nivel constitucional por lo que en estos casos las organizaciones están hoy en día más enfocadas al debate y confrontación abierta de los lobbies pro-aborto que hacen campañas por su negocio.
Todos tienen un gran compromiso y no me atrevo a resaltar ninguno en particular, pero sí quiero señalar a Polonia por la movilización pro-aborto que están sufriendo tanto a nivel de su Gobierno como de las organizaciones provida.

¿Matar a un discapacitado, a una persona con depresión o a un anciano es un derecho?Ana del Pino

–¿Cómo se ven desde la federación europea las reformas del Gobierno español que está habiendo contra la vida, la rápida ley de la eutanasia, una nueva ley del aborto…?
–Es absolutamente desolador ver cómo avanza el negocio del aborto, el lobby de la muerte, cómo ocupan las instituciones europeas. Están presentes en los partidos y reciben cuantiosas subvenciones.
En España estamos sufriendo de manera particular una ideología sectaria que quiere abanderar todo lo que supone la eliminación de la vida humana en aras de unos supuestos y falsos derechos que no están reconocidos en los tratados internacionales y que no pueden ser protegidos nunca. ¿Matar a un discapacitado, a una persona con depresión o a un anciano es un derecho? La utilización de la mujer embarazada con fines ideológicos no es un derecho, la eliminación del período de reflexión supone la eliminación de la libertad de elección en la mujer que debe decidir sin pensar en eliminar a su hijo. Esto es una barbarie sin paliativos. Es el fin de una civilización y de una sociedad que se debe construir sobre la idea de la ayuda al más débil y necesitado, no sobre su eliminación. El supuesto «derecho al aborto» es un aborto del derecho.
En España se aprovechó la pandemia para aprobar una ley de eutanasia que nadie había pedido. En Portugal han presentado por tercera vez en el congreso la ley de eutanasia. Esto es algo que ocurre en todos los países porque los lobbies del aborto y la eutanasia están extendidos en todos los países. Es el mercadeo con la vida humana.
Ana del Pino, en la sede de NEOS

Ana del Pino, en la sede de NEOSPaula Argüelles

–En los orígenes de Europa y de la Unión, la base fueron unas raíces humanas y cristianas. ¿Hemos olvidado quienes somos y de dónde venimos, o la UE se está dejando llevar por la deriva internacional?
–One of Us surge precisamente para aglutinar organizaciones que defienden la vida, la familia y la dignidad humana, pero también las raíces judeocristianas en Europa. Los padres fundadores de la Unión Europea fueron claros en este sentido, pero la actual UE se está alejando tanto de sus orígenes que va a terminar siendo irreconocible. Recientemente, también One of Us se ha manifestado en este sentido. Los Eurodiputados han utilizado las instituciones europeas para atacar a un país soberano, los Estados Unidos, y a su poder judicial, por el fallo en el caso Roe v. Wade.
El principio de subsidiariedad que rige en la UE exige el respeto a las decisiones soberanas de los estados miembro y por supuesto, con más razón en países que no están en el ámbito de la UE. Este principio se vulnera en el caso del aborto sin ningún pudor y como el negocio es lo más importante, inmediatamente se pide financiación para las acciones que se vean afectadas por el fallo del caso Roe vs. Wade en el caso de que finalmente esa resolución reconozca un derecho en el no nacido
Ana del Pino, y al fondo, el cartel de la Manifestación del próximo 26 de junio

Ana del Pino, y al fondo, el cartel de la Manifestación del próximo 26 de junioPaula Argüelles

–¿Es posible una Europa fiel a la dignidad humana cuando hay noticias como las que menciona, cuando la guerra se encuentra dentro de Europa, o cuando ha surgido de nuevo el debate en torno a la prostitución?
–Europa es cuna de los derechos fundamentales, y si Europa tiene un recorrido de futuro, este debe pasar necesariamente por el reconocimiento de la dignidad de cada ser humano, de la dignidad de sus ciudadanos. Si como parece que está ocurriendo, Europa se convierte en la tumba de los derechos humanos, será el fin de la propia Europa tal como fue concebida. Podrá `tener´ una estructura gigantesca, pero no tendrá `ser´ y no contará con el respeto y adhesión de los ciudadanos europeos ni de los estados miembros.
–A nivel europeo, ¿qué repercusión puede llegar a tener la convocatoria en Madrid de este 26 de junio?
–Estamos intentando llegar a las organizaciones y países europeos a través de nuestra red en el continente y animando también a la movilización en cada uno de ellos. España no es una isla en el conjunto del continente y en todos los países hay una misma ofensiva en contra de la vida y de la dignidad humana. Tenemos que ser conscientes de la necesidad de una movilización a escala internacional. Tenemos que crear una verdadera corriente de opinión que denuncie una agenda ideológica que es un verdadero negocio internacional. Esperamos que los países apoyen esta manifestación que denuncia de manera clara todas aquellas leyes que de manera directa pretenden acabar con la naturaleza y dignidad de cada ser humano. Desde la eliminación en las etapas de inicio a fin de la vida, hasta la denuncia de leyes ideológicas que eliminan la naturaleza de cada ser humano, que desfiguran la familia, que utilizan a la mujer y que adoctrinan a los menores. Este ¡basta ya! nos obliga a todos en España y fuera de nuestras fronteras.
Comentarios
tracking