25 de septiembre de 2022

Un 25 % de los jóvenes ha sufrido alguna vez pitidos en los oídos (acúfenos)

Un 25 % de los jóvenes ha sufrido alguna vez pitidos en los oídos (acúfenos)Pexels

Auriculares, música a tope y una epidemia de sordera entre los jóvenes

Uno de cada tres jóvenes reconoce haber sufrido sordera parcial o hipoacusia

Raro es ir caminando por la calle y no cruzarse con algún joven con auriculares, o sentarse en el metro y poder escuchar la música de la persona que se tiene al lado, aunque solo debería poder escucharla ella. En el gimnasio o en la playa, mientras se estudia, se trabaja o se cocina, todo el día con ellos puestos. Es un gusto que cada uno pueda escuchar su canción favorita en cualquier momento y en cualquier lugar, y en bucle si lo desea.
No obstante, una larga exposición a sonidos elevados puede provocar una pérdida de audición que es irreversible. Dice la OMS que 360 millones de personas en el mundo padecen pérdida auditiva y casi un 50 % de los jóvenes entre 12 y 35 años escuchan música a niveles excesivamente altos.
La hipoacusia es el nombre médico de la sordera parcial y cada vez es más común entre los jóvenes. Ya no solo por los auriculares, sino por los decibelios a los que sus oídos están expuestos en festivales, conciertos, discotecas o los centros urbanos donde hay una gran contaminación acústica. Uno de cada tres jóvenes reconoce haberla sufrido, aunque el 58 % de ellos consideran que se trata de algo normal, según los datos del Estudio GAES sobre la Salud Auditiva de los Jóvenes en España.
En conciertos, exponemos a nuestros oídos a niveles de decibelios muy altos

En conciertos, exponemos a nuestros oídos a niveles de decibelios muy altos

«Millones de adolescentes y jóvenes corren el riesgo de sufrir pérdida de audición debido al uso inapropiado de dispositivos de audio personales y a la exposición a niveles de sonido nocivos en lugares como clubes nocturnos, bares, conciertos y eventos deportivos», señala la doctora Bente Mikkelsen, directora del Departamento de Enfermedades No Transmisibles de la OMS.
Ante estos datos, la Organización Mundial de la Salud ha fijado unas recomendaciones para proteger la salud auditiva y limitar la pérdida de audición. El primero de estos consejos es limitar el nivel sonoro medio máximo al que se expone al oído a 100 decibelios pero también es importante dejar descansar al oído. La sugerencia de los profesionales de la salud es no utilizar auriculares más de 90 minutos al día y hacerlo a 85 dB, un nivel de volumen seguro.
Muchos especialistas en salud auditiva recomiendan la regla 60:60. Consiste en limitar la exposición a sonidos a través de los cascos a 60 minutos al día, mientras se utiliza el 60 % de la capacidad del reproductor de música.
Comentarios
tracking