02 de julio de 2022

La cantante Adele recogiendo uno de sus premios Grammy

La cantante Adele recogiendo uno de sus premios GrammyGTRES

Adele, el renacer de la gran diva de la música

La 15 veces ganadora del premio Grammy estrena sencillo y protagoniza la portada de Vogue en su edición inglesa y estadounidense 

Adele tardó muy poco en hacerse un hueco en la escena musical una vez descubierta en MySpace. De un día para otro, la artista de 33 años pasó de cantar sus canciones en internet a hacerlo en los mejores estadios del mundo. 50 millones de copias vendidas, 15 veces ganadora del premio Grammy (seis de ellos obtenidos en una misma noche, un récord hasta el momento), un Oscar, un Globo de Oro, condecorada con la medalla Miembro de la Orden del Imperio Británico… y un sinfín de reconocimientos y menciones más que ha conseguido en tan solo una década en la industria. 
Tiene más mérito si se dice que durante seis de esos años no ha sacado nada al mercado. El ascenso meteórico de la diva, le provocó una ansiedad que no supo gestionar y que propició ese silencio musical. Le llevó incluso a plantearse retirarse de por vida de la música, y dinero no le hubiese faltado. Ahora, ya con una salud física y mental reforzada, regresa con un nuevo sencillo que llegará al mercado el 15 de octubre. Para celebrar y promocionar este renacimiento protagoniza una doble entrevista en Vogue en las ediciones de Reino Unido y Estados Unidos, con las que hace historia al ser la primera celebridad en copar ambas portadas.
Se confiesa sobre sus miedos, su divorcio con Simon Konecki, sus nuevas ilusiones (amorosas y musicales) y su pérdida de peso en dos entrevistas sin precedentes para la cantante, no dada a hablar en público sobre su vida privada. Reconoce que tuvo mucho miedo cuando murió Amy Winehouse. En parte tenía temor a terminar como ella. «Siempre he tenido una relación muy estrecha con el alcohol. Siempre me ha fascinado mucho. Es lo que mantuvo a mi papá lejos de mí. Así que siempre quise saber qué tenía de genial», confiesa. Mark Evans abandonó a su madre cuando ella era apenas una niña de dos años pero la vida consiguió reunirlos de nuevo antes de que falleciese en mayo de este año. «Obtuvimos nuestra paz. Mi divorcio humanizó a mis padres para mí y encontré la paz para perdonarlo», cuenta.
La cantante en la portada de la revista Vogue de noviembre de 2021

La cantante en la portada de la revista Vogue de noviembre de 2021Vogue

«Mi vida entera se vino abajo»

No llevaba ni tres años casada con Simon Konecki, de 47 años, cuando anunció que se divorciaba después de tener a su hijo, Angelo. Fue uno de los peores momentos que recuerda: «Toda mi vida se vino abajo. Estaba avergonzada de no poder hacer algo para que funcionase lo nuestro. En ese momento se me rompió el corazón».
Nadie tuvo la culpa de lo sucedido, simplemente las cosas no salieron bien: «No estaba feliz. Ninguno de los dos nos lastimamos ni nada de eso. Fue solo que quería que mi hijo me viese amar y ser amada. Es muy importante para mí y he estado en un viaje para encontrar mi verdadera felicidad desde entonces». Reitera que no era el adecuado para ella aunque asegura que fue el hombre perfecto con el que tener a su hijo. Ambos llegaron a un acuerdo privado en los tribunales sobre la división de la fortuna de más de 170 millones de euros y, quitando algún roce inicial, son dos ex bien avenidos.
En ese viaje por su interior, Adele se ha cruzado con un hombre que sí la hace feliz. Se trata del representante de Lebron James, Rich Paul. Tiene muy claros los sentimientos hacia él: «Lo último que necesito es alguien que no sepa dónde está o qué quiere. Sé lo que quiero y lo que no».

En forma

Los dos últimos años los ha dedicado también a cambiar sus hábitos. Empezó a hacer ejercicio para liberarse de esa ansiedad que se hacía con el control de su cuerpo día a día. «No se trataba de perder peso, siempre se trató de volverme fuerte y dedicarme tiempo sin mi teléfono móvil. Me he vuelto bastante adicta al ejercicio», confiesa. Hace deporte dos o tres veces al día, comienza con un poco de pesas por la mañana, continúa con algo de boxeo por la tarde y termina el día con cardio. Ha conseguido liberarse de 45 kilos en dos años, como así demuestran las portadas de las dos ediciones de Vogue.
Comentarios
tracking