27 de mayo de 2022

Jaime Ostos y María Ángeles Grajal

Jaime Ostos y María Ángeles GrajalGTRES

Jaime Ostos: una vida superando cornadas

El torero fallecía este sábado en Bogotá de un infarto mientras dormía

jaime Ostos dejaba este mundo a los 90 años como a él le hubiera gustado: junto al amor de su vida, María Ángeles Grajal. Pasó sus últimos días en Colombia, disfrutando de las fiestas, rodeado de su gente y bailando hasta que el sábado por la mañana sufría un infarto. Su salud no era la misma desde que cogió el coronavirus el pasado año. Le quedaron muchas secuelas y perdió mucho peso, pero no las ganas de seguir luchando hasta el final. La única pena es que el matador ecijano se fue sin despedirse de sus hijos que, en ese momento, no se encontraban con él, como así ha contado uno de ellos, Jacobo.
El menor de los hijos del torero fue fruto de su matrimonio con la neumóloga Grajal. Se conocieron cuando Ostos acababa de dejar los ruedos y por aquel entonces ambos tenían pareja: ella estaba casada con Pérez-Tabernero y él estaba con Lita Trujillo, viuda de Ramfis, el hijo del dictador dominicano Rafael Leónidas Trujillo. Quedaron por un motivo profesional, pero el torero se quedó prendado de la doctora nada más verla. «Comenzó a llamarme a diario. Era una locura. Venía a la finca… Y mi marido, que se daba cuenta de la situación, me dijo un día: 'Jaime no viene a ver a mi madre, sino a ti'. Es que era muy descarado con sus insinuaciones. Los dos decidimos separarnos de nuestras parejas y nos fuimos a vivir juntos», explicaba Grajal en una entrevista en La Razón.
Jaime y Jacobo Ostos, en un acto el pasado mes de noviembre

Jaime y Jacobo Ostos, en un acto el pasado mes de noviembreGTRES

A Grajal no le echó para atrás ni su relación con Trujillo ni la fama de conquistador que tenía Ostos, menos aún la diferencia de edad tan comentada en los comienzos de su relación: «Era un conquistador tremendo, pero me enamoré. Mire, todos los toreros que conozco o han sido o son bastante infieles. Tenga en cuenta que les surgen oportunidades constantemente... Y a ellos les gustan demasiado las mujeres». Se casaron en 1987 por lo civil y en 2014 en una ceremonia religiosa muy íntima celebrada en Villaviciosa de Odón (Madrid). Entre medias llegaron a separarse por las infidelidades y el fuerte carácter del torero. Pese a todo volvieron a unirse porque, como contaba Grajal, no podían vivir el uno sin el otro pese a la infinidad de crisis que tuvieron que superar.
Jaime Ostos y María Angeles Grajal

Jaime Ostos y María Angeles GrajalGTRES

Acusado de malos tratos

Tuvieron una boda muy distinta a la que tuvo con su primera mujer, Consuelo Alcalá. Corazón de León, como así le bautizaron por su arrojo en los cosidos, celebró una boda por todo lo alto con la madre de Gabriela y Jaime Ostos Alcalá. Fue en la basílica de la Macarena de Sevilla el 21 de octubre de 1960 ante un nutrido número de invitados. Aquel enlace que parecía que sería para todo la vida, terminó en calvario. Tras nueve años, Alcalá le pidió el divorcio y le denunció por malos tratos. También en televisión e incluso llegó a escribir un libro autobiográfico, La mujer del héroe, donde relató los supuestos abusos que comenzaron en la luna de miel con un puñetazo.
«Puede ser dulce en un momento dado, pero puede también ser antipático y soberbio en otro. Pasa de un extremo a otro con una facilidad pasmosa», decía. Aquello supuso una larga disputa entre la expareja y un cisma familiar. Mientras que Gabriela se pasó años sin hablar con su padre, Jaime Jr. tuvo sus más y sus menos con su madre.

Una hija secreta

La tercera de los cuatro hijos de Ostos no tuvo la misma suerte que sus hermanos. Tuvo que luchar para ser reconocida como tal. Después de muchos años, Aurora Díaz, quien mantuvo una relación extramatrimonial con el torero mientras que este estaba casado con Grajal, consiguió que una sentencia del Juzgado de Primera Instancia número 5 de Móstoles (Madrid) reconociese a Gisela Ostos Díaz como hija de Ostos en 2003.
La mala relación que mantuvo con sus hijas durante años cambió cuando el matador cumplió 85 primaveras. Fue la primera vez que la familia se reunió al completo, incluyendo los nietos. Desde aquel día dejaron atrás todas las polémicas. En las próximas horas volverán a reunirse para despedirse de Jaime Ostos cuando sus cenizas regresen a España. 
Comentarios
tracking