01 de diciembre de 2022

Constantino I de Grecia

Constantino I de Grecia

Hace 100 años en El Debate

29 de septiembre de 1922: el Rey de Grecia era hecho prisionero

En 1922 vuelve a abandonar el trono y esta vez abdica tras una desastrosa derrota contra los turcos en la guerra greco-turca de 1919-1922

El Rey Constantino I de Grecia era detenido por los revolucionarios, según informaba El Debate hace 100 años. Cuando sube al trono, Constantino se beneficia de varias ventajas que refuerzan su popularidad en Grecia: aparte de sus recientes éxitos militares, es el primer monarca de la Casa de Glücksburg que haya nacido en el país, y es también el primero en haber sido educado en la religión ortodoxa.
Sin embargo, su apoyo pasivo a las Potencias Centrales y su enfrentamiento con el primer ministro Venizelos durante la Gran Guerra le valieron el descrédito de los Aliados y provocaron una profunda y duradera ruptura en la sociedad griega. Y el 11 de junio de 1917, tras las constantes presiones de las potencias aliadas y de buena parte del pueblo heleno, Constantino I abandonó el poder, pero sin abdicar, dejando en su lugar a su segundo hijo, Alejandro, hasta que la situación le permitiese regresar.
Alejandro reinó solo durante tres años, hasta su muerte prematura en 1920. Tras el fracaso de Venizelos en las polémicas elecciones generales de ese mismo año, y un plebiscito de dudosa legalidad en el que 99 % del pueblo griego pidió el regreso del Rey, Constantino volvió a ocupar el trono. Pero no duraría mucho en el poder, ya que su apoyo a las potencias centrales hizo mucho daño entre los griegos por lo que en 1922 vuelve a abandonar el trono y esta vez abdica tras una desastrosa derrota contra los turcos en la guerra greco-turca de 1919-1922. Sería su hijo mayor, Jorge II, quien asumiría el reinado. Constantino I se exilió en Italia, muriendo a los pocos meses, el 11 de enero de 1923, en el hotel Villa Igiea de la ciudad de Palermo, Sicilia.
Comentarios
tracking