Fundado en 1910

27 de febrero de 2024

Cuadro de la Brigada Acorazada por Augusto Ferrer-Dalmau

Cuadro de la Brigada Acorazada por Augusto Ferrer-Dalmau

La compañía de carros «Bakali», punta de lanza acorazada de La Legión en el Sáhara

La unidad se creó para hacer frente a la creciente tensión en la zona, cuyo clímax fue la Marcha Verde

A finales de 1974 las únicas unidades equipadas con vehículos blindados y acorazados desplegadas en el Sáhara español pertenecían a La Legión. Se trataba de dos Grupos Ligeros Saharianos y la Compañía de Carros Medios de Combate. Ésta, popularmente conocida como «Bakali», estaba encuadrada en el Tercio Don Juan de Austria, 3º de La Legión. Había sido organizada el 1 de octubre de 1970 en respuesta al incremento de la tensión en la zona provocado por las crecientes acciones armadas de diversas bandas guerrilleras. La compañía fue equipada con carros de combate medios AMX-30 de origen francés, de forma que constituía la unidad acorazada más moderna del Ejército español.

La unidad en servicio

Algo antes, a principios de julio de 1970, una expedición al mando del capitán de Infantería Antonio Rodríguez del Cerro y compuesta por tres oficiales, cinco suboficiales y cuarenta caballeros legionarios, se desplazó a la localidad francesa de Carpiagne. Su misión era recibir en el Centre d'Instruction de l'Arme Blindée Cavalerie un curso de instrucción sobre el carro de combate AMX-30, a excepción de los ejercicios de tiro que tuvieron lugar en el polígono de Mailly-le-Camp.
Fue el 7 de noviembre cuando se recibieron en la frontera de Irún los primeros seis carros de combate AMX-30 con destino a la compañía «Bakali». Éstos fueron trasladados a Bilbao por ferrocarril y posteriormente transportados a El Aaiún a bordo del buque de la Armada Almirante Lobo. Dos expediciones adicionales de seis carros cada una completaron la plantilla de la compañía, con cinco vehículos por sección, dos para el mando y uno de reserva. Un vehículo adicional, el que hacía el número diecinueve, fue entregado al Centro de Formación Profesional del Ejército de Carabanchel para instrucción.
Carro de combate AMX-30 con el camuflaje del desierto. Pertenece a la colección Museográfica de La Legión en Almería

Carro de combate AMX-30 con el camuflaje del desierto. Pertenece a la colección Museográfica de La Legión en AlmeríaIsmael Olea

Desde diciembre de 1970 la Compañía de Carros Medios quedó emplazada en el acuartelamiento de Sidi-Buya en El Aaiún, participando de forma continuada en muy variados ejercicios tácticos.

La Marcha Verde

En el verano de 1974 la amenaza de invasión de la provincia española del Sáhara por tropas marroquíes era más que palpable. Esta situación forzó el envío a la zona de varias unidades expedicionarias desde la península y las Islas Canarias. En consecuencia, parte de la División Acorazada «Brunete» n.º 1 fue desplegada en octubre de 1974 en la provincia española número 53. El II Batallón del Regimiento de Infantería Acorazada «Alcázar de Toledo» n.º 61 aportó 35 carros medios M-48 A1. Las unidades acorazadas peninsulares se instalaron en el acuartelamiento de Sidi Buya junto a los AMX-30 de La Legión.
Cuatro carros de combate medios AMX-30 a bordo de las góndolas utilizadas para desplazamientos a grandes distancias

Cuatro carros de combate medios AMX-30 a bordo de las góndolas utilizadas para desplazamientos a grandes distancias

A finales del mes de octubre de 1974 la compañía «Bakali» pasó a depender del mando del II Batallón del «Alcázar de Toledo». De esta forma, se había creado una unidad acorazada que contaba con 53 carros de combate, la más poderosa del Ejército español en el Sáhara. El Batallón quedó en reserva del sector, desarrollando a diario el programa de instrucción y realizando ejercicios de tiro, así como maniobras y ejercicios tácticos con fuego real.
Durante los meses siguientes la tensión en la zona fue in crescendo, teniendo lugar diversas escaramuzas sólo parte de las cuales han trascendido. Fue tras la visita del príncipe Juan Carlos a la zona, el 2 de noviembre de 1975, cuando todas las fuerzas disponibles en El Aaiún se desplegaron en sus posiciones de combate en lo que se denominó Operación Marabunta. El nombre era una clara alegoría a la masa de civiles y soldados marroquíes mezclados que avanzaron sobre el Sáhara español, evento que ha pasado a la historia con el nombre de Marcha Verde.
Tropas españolas en el Sáhara el 14 de noviembre de 1975. En primer plano se ve un obús autopropulsado de la División Acorazada “Brunete” n.º 1

Tropas españolas en el Sáhara el 14 de noviembre de 1975. En primer plano se ve un obús autopropulsado de la División Acorazada «Brunete» n.º 1

Las unidades del II Batallón junto a la compañía «Bakali» tomaron posiciones en el eje El Aaiún-Hagunía. Su misión fundamental era frenar un posible ataque de unidades motorizadas y blindadas marroquíes que intentasen cruzar la frontera española.
La Marcha Verde llegó a Tarfaya el 25 de octubre y siguió avanzando hacia la frontera hispano-marroquí. Pocos días después, el 10 de noviembre, la aviación española notificó que los marroquíes comenzaban su retirada. Las informaciones oficiales indicaron que no se llegó a cruzar la frontera, aunque la realidad fue algo diferente.

Disolución de la unidad

La mayor parte de las unidades destacadas del II Batallón regresaron a su base de El Goloso durante el mes de diciembre de 1975, llegando las últimas en enero de 1976. Para llevar a cabo la evacuación del territorio español se había diseñado y puesto en marcha la Operación Golondrina. El 20 de diciembre se arrió por última vez la bandera española en el acuartelamiento de Sidi Buya.
Por su parte, la compañía «Bakali» de La Legión fue disuelta. El día 8 de diciembre de 1975 sus dieciocho carros de combate fueron embarcados en el pantalán de Fos Bucraa en el buque Galicia. Su destino era Cádiz. Los vehículos acorazados serían asignados al Batallón de Carros Medios del Regimiento «Uad Ras» n.º 55, integrado en la Brigada de Infantería Mecanizada XI.
Por su parte, los Tercios Saharianos se trasladaron a Fuerteventura. La evacuación de las tropas españolas terminó el 12 de enero de 1976 con lo que en esa fecha concluyó la presencia española en el Sáhara.
Comentarios
tracking