08 de febrero de 2023

Arqueólogos excavan uno de los cocodrilos momificados

Arqueólogos excavan uno de los cocodrilos momificadosUniversidad de Jaén

Arqueólogos de Jaén descubren una tumba con diez momias de cocodrilo

Este hallazgo ha sido calificado de «extraordinario», ya que es una de las raras ocasiones en las que especialistas han podido estudiar las momias de cocodrilos in situ y con metodologías modernas

La misión arqueológica de la Universidad de Jaén ha realizado un descubrimiento poco habitual en el sur de Egipto: una tumba intacta con diez cocodrilos momificados en su interior. Los expertos han calificado el hallazgo de «extraordinario», ya que es una de las raras ocasiones en las que especialistas han podido estudiar las momias de cocodrilos in situ y con metodología moderna.
La tumba excavada en roca y ubicada en Qubbet el-Hawa, cerca de la ciudad de Asuán, en el sur de Egipto, contenía cinco esqueletos y cinco cráneos de grandes cocodrilos que han sido analizados por arqueozoologos del Real Instituto Belga de Ciencias de Bruselas. En esa misma zona «se habían enterrado a los gobernadores de la frontera sur de Egipto», según explica un comunicado de la Universidad de Jaén, aunque los cocodrilos «datan de la época anterior a los Ptolomeos, es decir, antes del 304 a. C».
«Se conocen más de 20 lugares de enterramiento con momias de cocodrilos en Egipto, pero encontrar 10 momias de cocodrilos bien conservadas juntas en una tumba intacta es extraordinario», dice la investigadora belga Bea De Cupere. «De la mayoría de las momias recolectadas por los museos a fines del siglo XIX y principios del XX, a menudo crías, no sabemos exactamente de dónde provienen», ha especificado.
Los arqueólogos excavan uno de los cocodrilos momificados

Los arqueólogos excavan uno de los cocodrilos momificadosUniversidad de Jaén

Momificación natural

Los arqueólogos encontraron trozos de lino, hojas de palma y cuerdas alrededor de algunos de los cocodrilos lo que indica que alguna vez estuvieron envueltos, pero que con el paso del tiempo las vendas fueron devoradas por los insectos. Por otro lado, al no estar cubiertos con grandes cantidades de resina o betún les ha permitido medir y estudiar estos especímenes a fondo.
El análisis se ha llevado a cabo con métodos de investigación modernos que han ayudado a identificar dos especies diferentes de cocodrilos que habitaban en el valle del Nilo. Los expertos piensan que es posible que estos cocodrilos se utilizaran como intermediarios entre los humanos y el dios Sobek, que era el dios del agua y la fertilidad, y que a menudo era representado con una cabeza de cocodrilo.
Se piensa que las momias de cocodrilo podrían haber servido como intermediario entre los humanos y el dios Sobek, a menudo representado con una cabeza de cocodrilo

Se piensa que las momias de cocodrilo podrían haber servido como intermediario entre los humanos y el dios Sobek, a menudo representado con una cabeza de cocodriloUniversidad de Jaén

«Los cocodrilos fueron enterrados primero en otro lugar, posiblemente en pozos de arena», ha explicado De Cupere. «Esto permitió que los cocodrilos se secaran de forma natural. Luego, los restos fueron exhumados, envueltos y trasladados a la tumba en Qubbet el-Hawa. Deben haberse perdido partes del cuerpo durante el embalaje y el transporte».
Con todo, los arqueólogos remarcan lo «excepcional» del descubrimiento por la rareza de la conservación de los cuerpos de los animales y el método de momificación empleado.
Comentarios
tracking