Fundado en 1910

16 de abril de 2024

Camión blindado Schneider-Brillié modelo 1909 desarrollado específicamente para el Ejército español

Camión blindado Schneider-Brillié modelo 1909 desarrollado específicamente para el Ejército españolRaúl José Martín Palma

El germen de las fuerzas acorazadas: los camiones blindados en la Guerra del Rif y la Laureada de San Fernando

El valor demostrado por los tripulantes de los camiones protegidos durante el conflicto en el Protectorado de Marruecos llevó a que fuesen condecorados en diversas ocasiones

Años antes de que el carro de combate debutase en la Gran Guerra, el Ejército español ya había identificado la necesidad de disponer de vehículos blindados. De hecho, el primero de estos ingenios, un Schneider-Brillié modelo 1909, llegó a España en junio de 1910. Este camión blindado, que era capaz de transportar a diez fusileros además del jefe del vehículo, conductor y dos tiradores, fue asignado a la Escuela de Automovilismo de Artillería. Tras un periodo de pruebas, llegó a Melilla el 17 de enero de 1912.
En septiembre de 1911 se adquirió un segundo Schneider-Brillié. Ambos vehículos blindados se utilizaron con éxito en la Guerra del Rif (1909-1926), fundamentalmente en misiones de escolta y protección de convoyes.

Camiones protegidos fabricados en España

Debido a la intensificación del conflicto en el norte de África se recurrió a desarrollar vehículos blindados en España. La Maestranza de Artillería fabricó tres vehículos que llegaron a Melilla en noviembre de 1921, aunque fueron muy poco utilizados. Serían en poco tiempo transformados en camiones ligeros. Algo antes, en agosto de 1921, habían arribado a Melilla los dos primeros camiones protegidos fabricados por el Centro Electrotécnico y de Comunicaciones Militares del Arma de Ingenieros. Hasta el año 1925 se fabricarían un total de 31 de estos ingenios.

Debido a la intensificación del conflicto en el norte de África se recurrió a desarrollar vehículos blindados en España

Los vehículos blindados eran muy demandados por los jefes de las diferentes unidades y fueron utilizados de forma constante hasta el final de la Guerra del Rif. Puede destacarse la acción del 14 de marzo de 1922 en la que varios camiones protegidos tomaron parte en el bautismo de fuego de la Batería de Carros de Asalto de Artillería, unidad equipada con Schneider CA-1. Y los camiones protegidos también acompañaron a los Renault FT-17 de la Compañía de Carros de Asalto de Infantería en su primera acción bélica que tuvo lugar el 18 de marzo. Participaron asimismo en el Desembarco de Alhucemas en 1925.
Camión protegido desarrollado por el Centro Electrotécnico y de Comunicaciones Militares de Ingenieros

Camión protegido desarrollado por el Centro Electrotécnico y de Comunicaciones Militares de IngenierosRaúl José Martín Palma

El valor demostrado por los tripulantes de los camiones blindados llevó a la concesión de una Medalla Militar Individual, una Laureada de San Fernando y una Medalla Militar Colectiva al Grupo de Automóviles y Radiotelegrafía de Melilla, unidad en la que estaban encuadrados estos vehículos.

Cruz Laureada de San Fernando

José García Marcos, nacido en Archena (Murcia) el 9 de enero de 1899, ingresó en el Ejército en 1921 como soldado de reemplazo en el 4º Regimiento de Zapadores. Ese mismo año pasó al batallón expedicionario de dicho regimiento, con destino en Melilla. En septiembre de 1922 fue destinado al Centro Electrotécnico y de Comunicaciones. Y en 1923 pasó a la Unidad Automovilista de Campaña de Melilla, ascendiendo a sargento del Arma de Ingenieros antes de finalizar el año.
Se le asignó el mando de un camión blindado, con el que realizó numerosas misiones de protección de convoyes de aprovisionamiento y acompañamiento de columnas. Al cumplir tres años de servicio activo, en marzo de 1924 solicitó su reenganche, que le fue concedido por cinco años adicionales. En octubre pasó destinado a la Compañía Automovilista de Ceuta, donde llevó a cabo servicios de protección y descubierta, ahora destacado en el zoco Arbaa.
El 1 de noviembre participó de forma brillante en la retirada de Seruta protegiendo el repliegue del último escalón, causando más de cien bajas al enemigo. Además, junto al mecánico de su camión blindado, consiguió rescatar un camión de montaña que había sido abandonado, acción por la que se ordenó que se abriera juicio contradictorio para la concesión de la Cruz Laureada.
Real y Militar Orden de San Fernando, popularmente denominada Cruz Laureada de San Fernando

Real y Militar Orden de San Fernando, popularmente denominada Cruz Laureada de San Fernando

Pero fue por su heroica actuación del 10 de diciembre de 1924 por la que se le concedió la Cruz Laureada de San Fernando. Durante el repliegue de la posición del Zoco-el-Arbaá a la de Taranes y como jefe del camión blindado n.º 6, se le había encomendado la misión de proporcionar protección a una columna.
Durante la acción bélica su vehículo blindado resultó destruido por fuego enemigo. Tras defender el vehículo durante 48 horas, agotada la munición, herido y con más de la mitad de sus hombres fuera de combate, emprendió la retirada. Pero antes de proceder a evacuar la posición, inutilizó las dos ametralladoras y escondió los percutores de los fusiles. Desafortunadamente fue sorprendido por el enemigo, siendo hecho prisionero. No sería liberado hasta el año 1926.
Según Orden de 8 de noviembre de 1932, al ya suboficial José García Marcos le fue concedida la Cruz laureada de San Fernando.

Más condecoraciones

El también sargento Francisco Rancaño Saville, quien participó en numerosas y peligrosas misiones de combate, había recibido la Medalla Militar Individual por Real Orden de 15 de septiembre de 1922.
En resumidas cuentas, los camiones blindados y protegidos participaron en incontables operaciones y, en muchos casos, con gran heroicidad. Lo demuestra la concesión de la Medalla Militar Colectiva (Real Orden de 9 de septiembre de 1925) al Grupo de Automóviles y Radiotelegrafía de Melilla «por su brillante actuación en los numerosos hechos de armas en que intervino en el Territorio de Melilla del 22 de agosto de 1921 al 1 de septiembre de 1924».
Comentarios
tracking