Fundado en 1910

16 de junio de 2024

"Isabel la Católica en la cartuja de Miraflores" Grabado de un cuadro de Luis Álvarez

Isabel la Católica en la cartuja de Miraflores Grabado de un cuadro de Luis Álvarez©KORPA

Hace 100 años en El Debate

15 de marzo de 1923: la cartuja de Miraflores en Burgos amenaza ruina

La edificación de esta cartuja fue obra casi exclusiva de la Reina Isabel la Católica

Según confirmaba El Debate, gracias a una carta recibida del cardenal Benlloch, el ministro de Instrucción pública, el director de Bellas Artes y el arquitecto encargado de la reconstrucción de la cartuja de Miraflores convocarían una reunión en Madrid para tratar el estado de la cartuja que «amenazaba ruina».

Este impresionante edificio se instaló sobre el antiguo palacio de recreo del Rey Enrique III de Castilla, donado a la Orden de la Cartuja junto a los terrenos adyacentes por su hijo, el Rey Juan II de Castilla, en el año 1442. Sin embargo, en 1454 se produciría un incendio obligando a plantear un edificio de nueva planta.

Las obras del edificio comenzarían tras el incendio y se prolongarían hasta 1488 a cargo de Juan de Colonia que trabajaba por aquel entonces en la catedral de Burgos; sin embargo, el ascenso de Enrique IV al trono paralizarían las obras hasta que en 1477 los trabajos fueron impulsados por Isabel la Católica, que durante su reinado se llevaría a cabo la construcción del retablo mayor y el sepulcro de sus padres: Juan II de Castilla e Isabel de Portugal, situado en el presbítero.

Estos sepulcros reales –grandes joyas de la escultura funeraria– fueron esculpidos por Gil de Siloé en alabastro en forma de estrella de ocho puntas y coronados por las estatuas yacentes de los reyes. Además de los padres de Isabel, también fue enterrado su hermano, el infante Alfonso de Castilla que se encuentra rodeo por un arco y bajo el cual se puede ver la estatua orante del infante Alfonso, arrodillado sobre un cojín frente a un reclinatorio.

Comentarios
tracking