18 de octubre de 2021

Planta de energía nuclear en Francia

Planta de energía nuclear en FranciaGTRES

Medio ambiente

Francia y otros nueve países lanzan una alianza a favor de la energía nuclear

La iniciativa tiene como objetivo contrarrestar la postura de rechazo hacia esta fuente por parte de Alemania

Francia y otros nueve países europeos han unido fuerzas con la creación una alianza pronuclear con la que pretenden contrarrestar la posición de rechazo a esta fuente de energía que ejerce Alemania.
«La energía nuclear debe ser tratada de la misma manera que el resto de fuentes de energía con baja producción de carbono. No hay evidencia científica de que la energía nuclear sea menos respetuosa con el medio ambiente que cualquier otra [que sea baja en carbono o renovable]. Necesitamos energía nuclear. Esta es para todos nosotros un medio clave y único para asegurar un futuro bajo en carbono. La energía nuclear es una fuente de energía limpia, segura, sin restricciones y competitiva con bajas emisiones de carbono», reza un comunicado firmado por la alianza, integrada por Bulgaria, Croacia, República Checa, Finlandia, Hungría, Polonia, Rumania, Eslovaquia y Eslovenia y liderada en la práctica por Francia.
La iniciativa llega ante la escalada del precio de la energía nuclear provocada por las políticas comunitarias contra el cambio climático, las cuales también aumentan el coste de la generación de electricidad por medio de combustibles fósiles. Ante esto, los países que conforman la alianza están presionando a favor de la energía nuclear, que no produce emisiones de carbono, y quieren que se clasifique como una tecnología verde en las calificaciones de taxonomía industrial de la UE, lo que la permitiría beneficiarse de las ayudas para la política climática y ser menos dependiente de las inversiones privadas.

Fukushima, un antes y un después

El desastre de Fukushima fue el desencadenante de la postura de Alemania respecto a la energía nuclear, hasta el punto de comprometerse a cerrar todas sus plantas para el próximo año. Junto a Berlín, Austria, Irlanda e Italia tampoco desean nuevas inversiones comunitarias en este tipo de energía, si bien el incremento de los precios podría inclinar la balanza hacia las demandas de la alianza. Esto, aseguran, ayudaría a «reducir nuestra dependencia energética de terceros países».
La energía nuclear representa aproximadamente una cuarta parte de la generación de electricidad de la UE y casi la mitad de la producción de energía baja en carbono en toda Europa. Pese a todo, la diferencia del coste es notable entre los dos países: mientras que en Francia el precio del megavatio hora es de 50 euros, en Alemania se eleva hasta los 60. Por ello, el país germano se ha vuelto más dependiente del gas y el carbón y cuenta con un mayor índice de emisiones de carbono que su vecino.
Junto a la creación de la alianza, el presidente Emmanuel Macron ha anunciado este martes «enormes inversiones» en pequeñas plantas nucleares. Y es que al menos el 20 por ciento de los costes energéticos más altos han sido causados por las políticas de fijación de precios al carbono de la UE y las restricciones de Rusia al suministro de gas.