19 de octubre de 2021

Agentes de policía

Agentes de policía acordonan Kongsberg, Noruega, después de que un hombre armado con un arco matase a varias personasAFP

Sucesos

La Policía confirma 5 muertos y 2 heridos en un ataque con arco y flechas en Noruega

El sospechoso ha sido detenido en la ciudad de Kongsberg, no se descarta la pista terrorista

Un hombre armado con un arco y flechas mató a cinco personas e hirió a otras dos el miércoles en Kongsberg, sureste de Noruega, antes de ser detenido, anunció la policía, que no descarta la pista terrorista.
«Lamentablemente, puedo confirmar que hay cinco personas muertas y dos heridas», dijo Øyvind Aas, funcionario de la policía local, en una conferencia de prensa.
Los dos heridos fueron hospitalizados en unidades de cuidados intensivos, pero, según Aas, nada indica que su vida esté en peligro. Uno de ellos era un policía fuera de servicio que se encontraba en uno de los múltiples lugares atacados.
Un sospechoso fue arrestado. «Según las informaciones de las que disponemos ahora, hay una sola persona implicada en estos actos», agregó Aas.

Se desconocen las motivaciones 

Según la cadena noruega TV2, el presunto autor del ataque es un danés de 37 años convertido al islam con antecedentes médicos, algo que las autoridades no quisieron confirmar.
«Al ver cómo sucedieron los hechos, es natural evaluar si se trata de un ataque terrorista», declaró Aas más tarde en otra conferencia de prensa.
«El hombre detenido no ha sido interrogado y es pronto para pronunciarse sobre los motivos del ataque», añadió, al precisar que los investigadores «dejan todas las pistas abiertas».

No se buscan más sospechosos

La policía no dio detalles sobre el autor, salvo que se trata de un hombre que fue llevado a la comisaría de la ciudad vecina de Drammen. No se busca a ningún otro sospechoso.
La policía fue informada a las 18H13 (16H13 GMT) y arrestó el sospechoso a las 18h47. En la pequeña ciudad de cerca de 25.000 habitantes a unos 80 kilómetros de Oslo, el acceso a los lugares de los hechos fue bloqueado por un cordón policial y agentes, según comprobó un corresponsal de la AFP.
Hansine, una mujer que presenció parcialmente el ataque, dijo a TV2 que escuchó escándalo y vio a una mujer refugiarse y a «un hombre en la esquina de la calle con flechas en una aljaba en la espalda y un arco en la mano».
«Después vi gente correr por su vida. Una era una mujer que tenía a un niño tomado por la mano», contó a esa televisión.
«Estos hechos nos conmocionan», declaró la primera ministra Erna Solberg, en su último día en funciones. El jueves, cederá su puesto al laborista Jonas Gahr Støre, vencedor de las legislativas del 13 de septiembre.
Un agente de policía

Un agente de policía, inspecciona la zonaAFP

Las autoridades instaron a la población a permanecer en sus casas. Varios barrios fueron acordonados e imágenes de televisión mostraban un gran despliegue de policías fuertemente armados y ambulancias.
También se enviaron al lugar un helicóptero y un equipo de desminado.
La dirección noruega de policía decretó que los agentes, que están generalmente desarmados, cargarían armas temporalmente en todo el país.
La cadena pública NRK mostró en su página web una foto enviada por un testigo en la que se ve una flecha negra clavada en una pared. En otras fotos se pueden ver lo que parecen ser flechas de competencia en el suelo.
Noruega, un país generalmente pacífico, ha sido escenario de ataques de extrema derecha en el pasado.
El 22 de julio de 2011, Anders Behring Breivik mató a 77 personas al detonar una bomba cerca de la sede del gobierno en Oslo, antes de abrir fuego en un mitin de las Juventudes Laboristas en la isla de Utøya.
En agosto de 2019, Philip Manshaus disparó contra una mezquita en las afueras de Oslo, antes de ser sometido por la multitud, sin que hubiera heridos graves. Antes del ataque abatió por racismo a su hermana asiática adoptada.
Las autoridades también han frustrado varios atentados islamistas.