Fundado en 1910

02 de marzo de 2024

Javonel 2

Javonel 2Javonel 2

Los asesinos del presidente de Haití habrían recuperado una lista de narcotraficantes que planeaba entregar a EE.UU.

Funcionarios haitianos aseguran que la lista formaba parte de una estrategia contra presuntos narcotraficantes y eso podría explicar el motivo del asesinato según recoge The New York Times

En julio, antes de ser asesinado, el mandatario haitiano Jovenel Moïse estuvo trabajando en una lista de poderosos políticos y empresarios involucrados en el tráfico de drogas en Haití. Según cuatro altos asesores y funcionarios haitianos encargados de redactar ese documento, la intención de Moïse era entregar ese expediente al gobierno de Estados Unidos.
El presidente les ordenó que no perdonaran a nadie, ni siquiera a las poderosas personalidades que lo ayudaron a llegar al poder. Los funcionarios aseguran que la medida formaba parte de una estrategia contra presuntos narcotraficantes y eso podría explicar el motivo del asesinato según recoge The New York Times.
Cuando un grupo de hombres armados irrumpió en la residencia de Moïse y lo mataron en su habitación, su esposa, Martine Moïse —quien también recibió disparos y estuvo sangrando en el suelo, mientras fingía estar muerta— describió cómo los atacantes comenzaron a registrar la habitación, buscando apresuradamente sus archivos.
«Eso es», dijeron antes de huir, según le contó Martine Moïse a The New York Times en una de las primeras entrevista que concedió después del asesinato. La viuda del mandatario afirmó que no sabe qué se llevaron los atacantes.
En los interrogatorios, algunos de los sicarios capturados confesaron que recuperar la lista de Moïse, con los nombres de los presuntos narcotraficantes, era una prioridad, según tres altos funcionarios haitianos que conocen los detalles de la investigación.

Haití un pista de aterrizaje del narcotráfico

En la década de 1990, avionetas Cessna provenientes de Colombia aterrizaban en pistas a las afueras de Puerto Príncipe. Pero, a medida que la población se expandió, las pistas de aterrizaje fueron rodeadas por barrios marginales. 
Hace aproximadamente una década, los traficantes cambiaron sus pistas de aterrizaje y se mudaron al norte, a Savane Diane, un zona extensa y aislada. Desde entonces, el tráfico de drogas ha evolucionado y ha aumentado. 
Los aviones ya no solo provienen de Colombia si no de Venezuela también se ha convertido en un actor importante y, en 2015, familiares Nicolás Maduro fueron arrestados en Haití por la DEA por tráfico de drogas. El hijo de un expresidente de Honduras también fue detenido por la DEA en Haití.

La DEA habría reclamado

Asesores de Moïse dijeron a al diario neoyorquino que el mandatario se enteró de la pista de aterrizaje después de una llamada de la DEA.
Entre mayo y junio de 2020, la pista de aterrizaje en Savane Diane y otra en el norte de Haití habrían registraron una cantidad desmesurada de tráfico, al menos una decena de aviones había aterrizado, transportando posiblemente miles de kilos de cocaína, dicen funcionarios de seguridad haitianos. A mediados de junio, la DEA llamó a las autoridades haitianas y exigió saber por qué se presentó ese repunte, según funcionarios haitianos con conocimiento de la comunicación.
Cuando Moïse se enteró de las entregas a mediados de junio, estaba furioso, según sus colaboradores e hizo girar una orden: la pista de aterrizaje debía ser destruida. Pero las autoridades locales se negaron a hacerlo, según varios funcionarios entrevistados.

Un asesinato encubierto en una «operación de la DEA»

El 7 de Julio de 2021, Moïse estaba en su casa, con su esposa y dos de sus hijos, cuando unos sicarios irrumpieron en su casa. Las fuerzas de seguridad que protegían a Moïse que estaban a cargo de Dimitri Hérard los dejaron entrar en el recinto presidencial. En su testimonio inicial, Hérard dijo que se retiraron cuando los hombres armados se identificaron como agentes de la DEA.
No hubo intercambio de disparos entre los asesinos y los guardias de Moïse. Cuando los hombres armados irrumpieron en la residencia, el presidente llamó a Hérard y a otro oficial de seguridad para que los rescataran, dijo su viuda al New York Times. Pero no llegó ninguna ayuda.
Uno de los hombres que lideraba a los sicarios, Joseph Felix Badio, era un exinformante de la DEA que llamó a Ariel Henry, el nuevo primer ministro del país, varias veces en los días previos y las horas posteriores al asesinato, según una copia del informe policial. Henry ha negado estar relacionado con el asesinato.
Comentarios
tracking