28 de junio de 2022

El ministro de Asuntos Exteriores marroquí, Nasser Bourita, recibe a la secretaria de Estado de EE.UU., Wendy Sherman, este martes

El ministro de Asuntos Exteriores marroquí, Nasser Bourita, recibe a la secretaria de Estado de EE.UU., Wendy Sherman, este martesAFP

Internacional

EE.UU. ratifica su apoyo al plan de autonomía de Marruecos para el Sahara

La subsecretaria de Estado valora el proyecto como «serio, creíble y realista» y asegura que ofrece «un enfoque potencial para satisfacer las aspiraciones de la población de la región»

La subsecretaria de Estado de Estados Unidos, Wendy Sherman, afirmó este martes que el plan de autonomía propuesto por Marruecos para el Sáhara Occidental es «serio, creíble y realista» y ofrece «un enfoque potencial para satisfacer las aspiraciones de la población de la región».
Sherman se reunió con el ministro de Exteriores marroquí, Naser Burita, en su parada en Marruecos de la gira que inició el pasado día 4 en Turquía, en la que ha pasado también por España y que tendrá como próximos destinos Argelia y Egipto.
En una comparecencia conjunta sin preguntas, Sherman se refirió a la cuestión del Sahara Occidental, la excolonia española disputada entre Marruecos y el Frente Polisario sobre la que se pronunció el expresidente estadounidense Donald Trump reconociendo la soberanía marroquí sobre el territorio, a cambio de que Marruecos retomara relaciones con Israel.
«Estados Unidos y Marruecos apoyamos fuertemente los esfuerzos de Staffan de Mistura, el enviado personal de la ONU para el Sahara, y lo hacemos con una mente abierta para encontrar una solución que lleve a una salida duradera y digna para todas las partes», dijo Sherman, que no se pronunció, como no lo ha hecho aún la Administración de Joe Biden, sobre el reconocimiento de soberanía por parte de Trump.
Como ya hizo el secretario de Estado, Antony Blinken, en una reunión con Burita el pasado noviembre, Sherman reiteró su visión sobre el plan de autonomía propuesto por Marruecos para el Sahara. «Continuamos viendo el plan de autonomía marroquí como serio, creíble y realista, y como un enfoque potencial para satisfacer las aspiraciones de la población de la región», afirmó.
Durante su visita a España, el día anterior, Sherman aseguró que colaborará con el Gobierno en la búsqueda de una solución al conflicto que enfrenta desde hace décadas a Marruecos y el Polisario por ese territorio. En un encuentro con periodistas en Madrid, la número dos del Departamento de Estado se mostró cauta sobre el futuro del contencioso y afirmó que el objetivo es que la población pueda llevar «una vida digna». Para ello pidió «una mentalidad abierta» que favorezca encontrar una solución al contencioso entre marroquíes y saharauis.
El ministro marroquí elogió por su parte la «posición clara y constante de Estados Unidos» respecto al Sahara y su apoyo a la proposición de autonomía bajo la soberanía marroquí. En la reunión, los líderes también hablaron de la invasión rusa de Ucrania, en la que Marruecos mantiene una posición neutral calificándola de «situación entre Rusia y Ucrania» y «escalada militar» y ausentándose de la votación del Consejo de Seguridad de la ONU de condena el pasado miércoles.
Tras esa votación, el departamento de Burita emitió un comunicado pidiendo intensificar el diálogo entre las partes y dijo seguir «con inquietud y preocupación la evolución de la situación», al tiempo que instó a arreglar las diferencias por medios pacíficos. En su declaración a los medios, Burita recalcó esa posición, que calificó como «clara».
El ministro se refirió asimismo a la normalización de relaciones entre Marruecos e Israel y afirmó que Estados Unidos tiene un «papel fundamental» a la hora de consolidarlas ya que abre las puertas, dijo, «a una cooperación tripartita en todos los ámbitos».
Todo ello, insistió, «en el marco de una visión clara sobre la paz en Oriente Medio basada en la solución de dos Estados sobre las fronteras de 1967 y con Jerusalén oriental como capital del Estado palestino, que convive con el Estado de Israel en seguridad y estabilidad».

La relación más antigua de EE.UU.

Ambos mandatarios destacaron la relación diplomática entre Marruecos y EE.UU., que se remonta, recordó Sherman, a un tratado de 1787, «la más larga de la historia de Estados Unidos». Desde entonces, explicó la subsecretaria, «Marruecos y Estados Unidos han compartido el interés en promover la paz y la prosperidad regional».
Una relación que ambos dijeron querer promover y dentro de la cual, anunció Burita, se producirá en mayo una visita de Blinken a Marruecos para participar en una reunión de la coalición contra el grupo terrorista Estado Islámico y la celebración en Marrakech de una cumbre afroamericana en julio.
Comentarios
tracking