07 de diciembre de 2022

Boris Johnson

El primer ministro británico, Boris Johnson, en la rueda de prensaAFP

Día 29 de la guerra en Ucrania

Boris Johnson descarta entregar aviones y tanques a Ucrania: «A nivel logístico, no se puede»

El primer ministro británico afirmó que el debate sobre las armas nucleares es una distracción del Kremlin para desviar la atención de los bombardeos contra la población civil ucraniana

Apenas unas horas después de que el presidente ucraniano, Volodimir Zelenski, pidiera a los aliados de la OTAN el 1% de sus aviones y tanques para derrotar a Rusia, el primer ministro británico, Boris Johnson, echó un jarro de agua fría sobre sus aspiraciones al afirmar que eso es imposible.
«Ahora mismo, a nivel logístico, es difícil entregarle aviones y tanques», afirmó en una rueda de prensa tras la Cumbre de la OTAN celebrada este jueves en Bruselas.
Johnson señaló que entiende los motivos por los que Zelenski pide ese armamento: «Quiere recuperar Mariúpol y ayudar a las decenas de miles de combatientes ucranianos que hay en la ciudad», dijo.
Con todo, Johnson destacó las muchas aportaciones de armamento que los aliados de la OTAN están realizando a Ucrania. «Estamos entregándoles misiles que están ayudando a los ucranianos a defenderse de los bombardeos aéreos, y que pueden ayudar a destruir los sistemas de misiles rusos que bombardean las ciudades ucranianas y que podrían frenar la carnicería inmisericorde que ejecutan los rusos».
Johnson reconoció la incapacidad de la OTAN para hacer más de lo que ya hace para frenar a Rusia. «Ningún país en occidente está dispuesto a poner tropas en Ucrania», reconoció.
Sobre la zona de exclusión aérea que reclama el presidente Zelenski, explicó que «eso no lo podemos hacer porque significaría atacar a Rusia, derribar aviones y helicópteros rusos, y eso no lo podemos hacer».
Lo que sí está haciendo la OTAN, añadió, «es aumentar el volumen de armas ofensivas y defensivas que se entregan a Ucrania».
Boris Johnson afirmó que «vemos con un horror total, visceral, la posibilidad de que se usen armas de destrucción masiva. Si Putin es capaz de hacer algo así, las consecuencias serían catastróficas para él».
Para Johnson, «el debate sobre el uso de armas nucleares es una distracción para no ver lo que está sucediendo ahora que es un ataque salvaje con armas convencionales contra la población civil».
Sobre la dependencia europea del gas y del petróleo ruso, y los esfuerzos para acabar con esa dependencia, el primer ministro británico reconoció que «es más fácil para unos países que para otros. La dependencia del gas ruso para Italia o Alemania es muy fuerte. Pero lo que están haciendo todos es avanzar para salir de esa situación y no ser chantajeados por Putin».
«Tenemos que trabajar juntos para compartir y desarrollar alternativas, por ejemplo, con la energía eólica», defendió.
Comentarios
tracking