04 de julio de 2022

Dos guardias de honor taiwaneses desfilan durante una ceremonia militar con la bandera estatal de fondo

Dos guardias de honor taiwaneses desfilan durante una ceremonia militar con la bandera estatal de fondoAFP

Taiwán teme las armas de Estados Unidos se retrasen por la guerra en Ucrania

El Ministerio de Defensa taiwanés está presionando a Washington para que se ciña a la fecha de entrega programa de los misiles antiaéreos Stinger

Cunde el pánico en Taiwán ante el posible retraso de una entrega de misiles antiaéreos Stinger, de origen estadounidense. Con la amenaza de China a sus costas, la nación del Pacífico teme que el equipamiento de defensa no llegue a tiempo, mientras la guerra en Ucrania asfixia los suministros de armas.
El Ministerio de Defensa taiwanés no deja de presionar a Estados Unidos para ceñirse a las fechas inicialmente programadas. Pero estos misiles, que se disparan desde el hombro, están ardientemente cotizados en Ucrania, donde han resultado de máxima utilidad para frenar el avance aéreo ruso. El suministro estadounidense mengua a medida que avanza la invasión, y han surgido importantes obstáculos respecto a la producción de estas armas.
Según informa la agencia Reuters, Estados Unidos aprobó en 2019 la venta de 250 misiles Stinger de la compañía aeroespacial Raytheon Technologies a Taiwán. La finalización de su entrega estaba prevista para 2026, con envíos graduales anuales hasta entonces.
Pero Chu Wen Wu, vicepresidente del departamento de Estrategia Militar taiwanés, admitió agobiado que se esperaba un retraso en los envíos.
«Es cierto que, por culpa de ciertos cambios en la situación internacional, hay un riesgo de que se retrasen los envíos de este año de los misiles portátiles Stinger. El ejército coordinará con el plan original, y seguirá esperando que Estados Unidos lo implemente de forma normal, de acuerdo con el contrato de 2019», explicó durante una rueda de prensa.
En cuanto a los demás acuerdos de armamento taiwaneses, parece que siguen en pie sin impedimentos. Un representante de las fuerzas militares, Sun Li Fang, explicó que la adquisición de tanques Abrams M1A2 de General Dynamics Corp se estaba desarrollando de forma «normal». Taiwán piensa comprar 108 en total, con fecha de entrega hasta 2027.
Las fuerzas aéreas taiwanesas están, además, en contacto con Estados Unidos para asegurar que el envío de unos cazas F-16 se ciñe al programa, y llegan todos antes de 2026.
Pero no es la primera vez que el Ministerio de Defensa de Taiwán se queja de posibles retrasos en las entregas de armas americanas. Después de que Estados Unidos anunciase el retraso en la entrega de un sistema de artillería por una «saturación» de la línea de producción, Taipei advirtió que consideraría opciones de armamento alternativas.
Taiwán esta ejecutando un programa de modernización militar para protegerse de la amenaza de China, que reclama el territorio como suyo. El proyecto consiste en mejorar sus capacidades de defensa con equipos que incluyen armamento de precisión, como los misiles.
Es una misión que llevan a cabo con el apoyo de Estados Unidos, cuyos oficiales no dejan de animar a que Taiwán se convierta en un «erizo» impecablemente armado, que le ponga las cosas difíciles a China en caso de ataque.
Comentarios
tracking