28 de noviembre de 2022

Jens Stoltenberg, secretario general de la OTAN en las afueras de la Casa Blanca

Jens Stoltenberg, secretario general de la OTAN en las afueras de la Casa BlancaSaul Loeb / AFP

99 días de guerra

El jefe de la OTAN: «Debemos prepararnos para una guerra larga y de desgaste» en Ucrania

El secretario general de la Alianza convocará a negociaciones entre Suecia, Finlandia y Turquía para superar el bloqueo turco al ingreso de ambos países

La guerra de invasión iniciada por Vladimir Putin llega a los 100 días y parece que se extenderá por muchos más. Según Jens Stoltenberg, jefe de la OTAN, el mundo se tiene que preparar para una larga guerra de desgaste en Ucrania.
«Debemos prepararnos para el largo plazo». «Porque lo que vemos es que esta guerra se ha convertido ahora en una guerra de desgaste», dijo Stoltenberg tras conversar con el presidente estadounidense, Joe Biden, en la Casa Blanca.
El jefe de la Alianza Atlántica se encuentra en la capital estadounidense para preparar la cumbre de la OTAN prevista del 28 al 30 de junio en Madrid.
La guerra en Ucrania «podría terminar mañana, si Rusia pone fin a su agresión», declaró el miércoles el secretario general de la OTAN durante una conferencia de prensa al lado del jefe de la diplomacia estadounidense, Antony Blinken.
Sin embargo, el jefe de la diplomacia estadounidense agregó: «no vemos ninguna señal en esa dirección en este momento» anticipando que la guerra llevada a cabo por Rusia en Ucrania va a durar aún «muchos meses».
Desde que inició la invasión, las tropas rusas tomaron el control de regiones del sur de Ucrania - la mayor parte de Jersón y una parte de Zaporiyia - y progresó lentamente en el Donbás, en particular con la toma de Mariúpol (sureste) y finalmente Severodonetsk la última en caer en manos de los rusos.

El bloqueo de Turquía

Sobre la oposición de Turquía a la entrada en la OTAN de Suecia y Finlandia, recalcó que cuando un miembro de la alianza expresa sus preocupaciones hay que escucharlo, abordar esas preocupaciones y encontrar una solución desde «la unidad».
Añadió que Turquía es un aliado importante que contribuye a la seguridad de la alianza «de muy distintas formas» y señaló que mantiene contactos estrechos tanto con Ankara como con los gobiernos de los dos países candidatos.
Stoltenberg ya anunció ayer, tras reunirse con el secretario de Estado de EE.UU., Antony Blinken, que pretende convocar en los próximos días una reunión en Bruselas con representantes de Suecia, Finlandia y Turquía para resolver el veto de Ankara a la entrada de los países nórdicos a la Alianza Atlántica.
Y aseguró que su intención es que la reunión tenga lugar antes de la cumbre de la OTAN que se celebrará a finales de mes en Madrid.

Un «alto precio» para Ucrania

El máximo responsable de la OTAN reconoció que Ucrania está pagando un «alto precio» por defender su país, pero Rusia también está acusando «elevadas pérdidas».

Stoltenberg no quiso especular sobre las cesiones que pueda tener que hacer Ucrania ante Rusia si llega el momento de negociar.

«Depende de ellos tomar esas duras decisiones, nuestra obligación es apoyarlos. No depende de nosotros decidir lo que Ucrania debe aceptar o no. Nosotros debemos ayudarles» finalizó el jefe de la Alianza Atlántica.
Comentarios
tracking