10 de agosto de 2022

El carguero 'Razoni', lleno de 26.000 toneladas de grano

El carguero 'Razoni', lleno de 26.000 toneladas de granoTwitter / @OlKubrakov

159 días de guerra

El primer barco cargado de grano ucraniano zarpa desde el mar Negro

Ucrania reanuda sus exportaciones agrícolas gracias al acuerdo firmado junto a Rusia, Turquía, y las Naciones Unidas, que permite un alto el fuego en las aguas del mar Negro

Tras cinco meses de guerra y de sangrientos combates navales en el mar Negro, Ucrania vuelve por fin a exportar grano. Tanto Kiev como Moscú firmaron, a regañadientes, acuerdos paralelos que garantizaban un alto el fuego para dar paso a barcos cargueros.
Bajo la supervisión de las Naciones Unidas, y de Turquía, el primero de estos navíos zarpó desde el puerto de Odesa, y marcó el posible fin del bloqueo portuario del Mar Negro.
El carguero ‘Razoni’ izó sus velas con dirección al Líbano, portando en sus tripas 26.000 toneladas de maíz. La información compartida por su sistema de identificación mostró como el navío se iba alejando, despacio, de Odesa, acompañado por un barco de remolque.
Como parte del acuerdo entre Rusia y Ucrania, el carguero efectuará una breve parada en las costas de Turquía, donde las autoridades al servicio del presidente Recep Tayipp Erdogan inspeccionarán sus contenidos. Su objetivo es garantizar que no haya dentro armamento de contrabando, ni productos robados.

Acuerdos al margen de la guerra

Su partida es el resultado de varias semanas de negociaciones entre los dos países enfrentados, en las que las Naciones Unidos y Turquía hicieron de mediadores. La tensión era tal que Ucrania se negó a firmar el mismo acuerdo que Rusia, de forma que se crearon dos documentos idénticos, uno para cada bando.
El problema del bloqueo portuario urgía más allá del conflicto de Ucrania. Amenazaba con crear un efecto dominó que terminaría en una crisis de escasez, y un éxodo de inmigración masiva con dirección a los países europeos.
Ucrania produce un 10 % de las exportaciones de grano de todo el mundo, y sin su contribución al sector alimenticio, el planeta se asomaba al precipicio de una hambruna catastrófica. La escasez afecta en primer lugar a los países menos desarrollados del sureste africano y de oriente, y sus ciudadanos buscarían escapar del hambre en inmensas olas migratorias.
«Ucrania y sus aliados han dado hoy un paso para evitar la hambruna global», celebró Oleksander Kubrakov, ministro de Infraestructura ucraniano. Según afirma, su país hizo «todo lo posible» para restaurar el acceso a los puertos.

Bloqueo naval

Bajo el acuerdo, Rusia se comprometió a detener su ofensiva durante breves treguas militares, para permitir el paso de cargueros ucranianos. Hasta ahora, el acceso a los puertos del mar Negro era imposible: los ataques desde los buques, tanto rusos como ucranianos, no cesaban, y las aguas estaban sembradas de minas y explosivos.
Lo más preocupante era que la entrada al puerto de Odesa, el mayor del país invadido, estaba totalmente obstaculizada. Desde el inicio de la invasión, 16 cargueros esperaban a poder zarpar, repletos de grano, pero bloqueados. Irán partiendo en los próximos días.
A cambio del alto el fuego de Rusia, los barcos ucranianos se someterán a inspecciones por parte de las autoridades turcas, ya que Moscú teme que el país invadido aproveche esta oportunidad para entrar y salir del mar Negro con armamento de contrabando.
Comentarios
tracking