30 de noviembre de 2022

Turistas rusos Finlandia

Turistas rusos pasan el control de pasaportes en el puesto fronterizo de Nuijamaa, en FinlandiaAFP

Día 175 de guerra en Ucrania

Europa debate si acabar con el «coladero» de las visas de turista a los ciudadanos rusos

El exministro de Exteriores ucraniano advirtió que Europa se llena de espías rusos que entran en la Unión Europea como turistas

La polémica saltó hace unas semanas, a principios de agosto, con el vídeo de una turista rusa ridiculizando en sus redes sociales a dos refugiadas ucranianas por las calles de la ciudad austríaca de Salzburgo.
La indignación se extendió entre la opinión pública y la clase política europea. La joven rusa tuvo que poner fin a sus vacaciones por este incidente después de que los demás alojamientos en los que había reservado en su gira europea le cancelaran las reservas.
Muchos usuarios de redes sociales, periodistas y políticos se plantearon entonces si era ético permitir que los turistas rusos disfruten de unas vacaciones en la Unión Europea mientras sus soldados masacran a civiles ucranianos.
El debate no es una cuestión de blancos y negros, y cuenta con más aristas de las que parecen. ¿Es ético prohibir a ciudadanos rusos, por el hecho de serlo, viajar a la Unión Europea por los crímenes cometidos por su clase dirigente?
Los Estados europeos han reaccionado con división de opiniones al respecto.
Los países bálticos (Letonia, Estonia y Lituania) son los más beligerantes contra Rusia, tal vez porque son los que se sienten más amenazados por la retórica imperialista de los gerifaltes del Kremlin, y defienden la necesidad de dejar de emitir visas de turista a los ciudadanos rusos, o al menos endurecer los requisitos para concederlas.
Finlandia, la República Checa y Polonia también se han expresado a favor de restringir el acceso de ciudadanos rusos a Europa mientras dure la invasión de su país a Ucrania.
Durante un acto en Riga, capital de Letonia, el presidente Egils Levits señaló que «Letonia, junto con Finlandia, Estonia, la República Checa y otros países afines, deberían impulsar una demanda a escala europea para que se dejen de expedir visados de turista a los ciudadanos rusos. Estas serían sanciones adicionales contra Rusia», informó EFE.
Para Levits es «moralmente inaceptable» que los rusos se paseen tranquilamente por Europa mientras el Ejército ruso arrasa Ucrania a sangre y fuego.
Recordó que Letonia dejó de emitir visas de turista a los ciudadanos rusos desde el 24 de febrero, fecha en que comenzó la agresión rusa a Ucrania, y pidió que se adopte la misma medida a nivel comunitario.
Estonia también se mostró especialmente hostil a las facilidades de los rusos para entrar como turistas en la Unión Europea. «Dejad de emitir visas de turistas a los rusos. Visitar Europa es un privilegio, no un derecho humano», escribió en su perfil de Twitter el primer ministro estonio Kaja Kallas.
Estonia dejará de emitir visas de turistas a los ciudadanos rusos el próximo jueves 18 de agosto. Alemania, sin embargo, ha rechazado la propuesta.
El canciller alemán, Olaf Scholz, rechazó la prohibición y recordó que la invasión de Ucrania «es la guerra de Putin. Se me hace difícil este tipo de planteamientos».
El gobierno finlandés, por su parte, está estudiando la posibilidad de sumarse a Letonia y suspender la emisión de visados a los ciudadanos rusos.
Mientras lo decide, las autoridades finlandesas reciben a los turistas rusos con el himno de Ucrania emitido por la megafonía de los puntos fronterizos de Nuijamaa todos los días a las 19:30.
«Es nuestra forma de mostrar nuestro apoyo y simpatía por Ucrania y los ucranianos», declaró el alcalde de la ciudad de Lappeenranta, Kimmo Jarva, en la frontera fino-rusa en declaraciones recogidas por EFE. «Creo que escuchar el himno nacional crea un sentimiento de solidaridad que conmueve y une tanto a los ucranianos que viven aquí como a los demás ciudadanos de Lappeenranta».
Los servicios de control de fronteras de Ucrania señalaron que durante el mes de julio 230.000 ciudadanos rusos cruzaron la frontera con Finlandia.
El exministro de Exteriores ucraniano, Pavlo Klimkin, advirtió que agentes de los servicios secretos rusos entran en Europa como turistas, y luego se mueven libremente por el «club» comunitario.
La cancelación de las visas de turista, sea de forma parcial o en toda la Unión Europea, se percibe entre los ciudadanos rusos, en cualquier caso, como una humillación, un regreso a los tiempos del bloqueo entre la Unión Soviética y Occidente.
Comentarios
tracking