04 de octubre de 2022

Irán restringe las comunicaciones por internet cuando hay manifestaciones contra el Gobierno

Irán restringe las comunicaciones por internet cuando hay manifestaciones contra el GobiernoEFE

Irán

Quinta noche de disturbios en Irán por la muerte de una mujer detenida por llevar mal puesto el velo

El régimen de los ayatolas afronta las primeras revueltas y el desafío de la población que llega a prender fuego a los velos y agredir a la Policía.

El régimen de los ayatolás está desconcertado. La muerte de Mahsa Amini en Comisaría tras su detención por llevar mal colocado el velo, ha desatado una ola de protestas y revueltas en todo el país que no cesa. Hasta el momento ocho personas han muerto a manos de las fuerzas de seguridad.
Mujeres sin velo en actitud desafiante a las autoridades, hombres a su lado para blindarlas de arrestos o palizas, hogueras, choques con las autoridades... Las calles de Teherán y de importantes ciudades del país viven escenas insospechadas desde hace décadas.
Se ha perdido el miedo. Los enfrentamiento entre civiles y policías se suceden. Las mujeres gritan: «¡Muerte al dictador!». Otras reclaman: «¡Justicia, libertad. No al hiyab (velo) obligatorio».

Agentes arrinconados a los que el tumulto somete a golpes

De norte a sur de Irán la gente sale a protestar. El detonante de este estallido ha sido la muerte de Mhsa Amini el pasado viernes a manos de la Policía Moral. Al menos esta versión es la que se impone entre la población.
A lo largo del país se registran episodios insólitos como agentes arrinconados a los que el tumulto somete a golpes. Las escenas resultan inéditas en el país que hizo la revolución islámica en 1979, derrocó al Sah de Persia, Reza Pahlevi y logró un régimen fundamentalista de religiosos.
«Mientras ondeábamos nuestros pañuelos al cielo me sentía muy emocionada. Estaba rodeada y protegida por otros hombres. Ver y sentir esta unidad es muy gratificante. Espero que el mundo nos apoye», confiaba una mujer a la BBC en la ciudad de Isfahan, en el centro de Irán.

Estábamos huyendo cuando me arrinconaron, estaba corralada y comenzaron a golpearme. Me llamaban puta y gritaban que estaba en la calle para prostituirmeTestimonio de una mujer que se manifestaba en las calles sin velo

«La Policía siguió disparando gases lacrimógenos. Nos ardían los ojos… Estábamos huyendo cuando me arrinconaron, estaba corralada y comenzaron a golpearme. Me llamaban puta y gritaban que estaba en la calle para prostituirme», admitía otra al mismo medio de comunicación.
La Alta Comisionada interina/adjunta de la ONU, Nada al-Nashif, desmintió la versión oficial del Gobierno que atribuyó la muerte de Mhsa Amini a un infarto fulminante por causas naturales. En declaraciones a la prensa aseguró que existen informes que dan cuenta de que la mujer fue víctima de malos tratos y golpes en las dependencias policiales además de estrellar su cabeza contra un automóvil.

La ONU pide una investigación

«La trágica muerte de Mahsa Amini y las denuncias de tortura y malos tratos deben ser investigadas con prontitud, imparcialidad y eficacia por una autoridad competente independiente que garantice, en particular, que su familia tenga acceso a la justicia y a la verdad», insistió la representante de naciones Unidas.
En su intervención, la sucesora temporalmente de Michel Bachelet, dijo haber recibido, «numerosos y verificados vídeos de trato violento a mujeres» en las redadas callejeras de la Policía Moral, para identificar a las mujeres que «llevaban el hibad suelto».
«Las autoridades deben dejar de atacar, acosar y detener a las mujeres que no cumplan con las reglas del hiyab» denunció antes de exigir que se derogue esa ley.
El Gobierno intentó rebajar la tensión, pero sus medidas no han surtido efecto. El presidente se comprometió a realizar una investigación a fondo del suceso y un asistente del ayatolá Ali Khamenei visitó ala familia de Amini el lunes: «Todas las instituciones tomarán medidas para defender los derechos que fueron violados», prometió.
Las voces discordantes del Parlamento se hicieron oír a través del parlamentario Jalal Ra Rashidi koochi que pidió la disolución de la Policía Moral, calificó su creación de «error» y resumió el balance de sus intervenciones en «pérdidas y daños» para Irán.

La Policía Moral

La Policía Moral o Gasht-e Ershad, (Patrullas de orientación), como formalmente se llama se fundó después de la revolución islámica. Entre sus funciones tiene la obligación de comprobar que las mujeres llevan ropa holgada que no marque las líneas de su figura y se ajutan el pañuelo de forma adecuada.
Los miembros de esta ciudad tienen atribuciones para juzgar si el maquillaje es excesivo, las faldas demasiado cortas o los abrigos inadecuados.
La revolución silenciosa de las mujeres empezó en 2014, cuando empezaron a compartir imágnes suyas violando la ley en una campaña bautizada «Mi libertad sigilosa». A aquel primer paso lo sucedieron otras movilizaciones y movimientos como los «Miércoles blancos» y «Chicas de Revolución en la Calle».
Comentarios
tracking