25 de septiembre de 2022

Allí se puede leer la respuesta de Dios: allí, a la violencia no se ha respondido con violencia, a la muerte no se ha respondido con el lenguaje de la muerte. En el silencio de la Cruz calla el fragor de las armas y habla el lenguaje de la reconciliación, del perdón, del diálogo, de la paz. Quisiera pedir al Señor, esta noche, que nosotros cristianos y los hermanos de las otras religiones, todos los hombres y mujeres de buena voluntad gritasen con fuerza: ¡La violencia y la guerra nunca son el camino para la paz! Que cada uno mire dentro de su propia conciencia y escuche la palabra que dice: Sal de tus intereses que atrofian tu corazón, supera la indiferencia hacia el otro que hace insensible tu corazón, vence tus razones de muerte y ábrete al diálogo, a la reconciliación; mira el dolor de tu hermano — pienso en los niños, solamente en ellos…—, mira el dolor de tu hermano, y no añadas más dolor, detén tu mano, reconstruye la armonía que se ha roto; y esto no con la confrontación, sino con el encuentro. ¡Que se acabe el sonido de las armas! La guerra significa siempre el fracaso de la paz, es siempre una derrota para la humanidad. Resuenen una vez más las palabras de Pablo VI: «Nunca más los unos contra los otros; jamás, nunca más… ¡Nunca más la guerra! ¡Nunca más la guerra!»

GTRES

Países en conflicto

Estos son los países que están actualmente en guerra o que tienen alguna disputa armada

Miles de de personas son víctimas de conflictos en distintas partes del mundo, además de la guerra en Ucrania donde está puesta la atención mundial

Las armas, la represión, las violaciones de los derechos humanos ocurren en el mundo afectando hasta a 70,8 millones de personas, según informa ACNUR. Las disputas diplomáticas entre potencias mundiales y regionales se han intensificado. Estos son los países en conflicto en 2022.

Afganistán

Tras alegar la implicación de los talibanes detrás de los ataques del 11-S, Estados Unidos invadió el país. En agosto de 2021, tras 20 años de intensos combates los talibanes volvieron al poder. Tras los miles de fallecidos en este tiempo, la violencia en Afganistán ha disminuido. Sin embargo, debido a la sanciones y aislamiento que gran parte del mundo ha impuesto a este país, las ONG advierten de que se enfrentará a una de las crisis humanitarias más graves que jamás haya visto.

Siria

La guerra en Siria lleva activa 11 años contra el régimen del presidente Bashar al Asad en 2011. Considerada una guerra civil a gran escala, lleva más de 380.000 muertos y 200.000 desparecidos. Esta guerra ha arrasado ciudades al igual que involucrado a otros países. El presidente logró dominar gran parte del país lo cuál hizo que la intensidad disminuyera, aunque continua habiendo gran resistencia en muchas zonas del país.

Myanmar

La tensiones étnicas y políticas afloraron hace años en esta región. Los militares de Ejército dieron un golpe de Estado y tomaron el control del país el 1 de febrero de 2021, tras la victoria de la líder Aung San Suu Kyi en las elecciones generales. Algunos analistas creen que se trata de una guerra civil que ya lleva 10.000 muertos desde febrero del año pasado. Se calcula que más del 25% de la población del país necesita algún tipo de ayuda humanitaria.

Yemen

Tras la Revolución Yemení de 2011 un proceso político que traería estabilidad al país fracasó, desencadenando en el conflicto actual. Una guerra que duraría unas semanas se convirtió en un conflicto de ya ocho años. Irán y Arabia Saudita, han estado involucrados en el conflicto, la violencia ha escalado aunque otro países han intervenido pues la coalición recibió apoyo logístico y de inteligencia de Estados Unidos, Reino Unido y Francia.

Etiopía

Se trata de uno de los conflictos más intensos del mundo actual. Estalló en noviembre de 2020, día desde el cual 900.000 personas han muerto de hambre según ha estimado el gobierno de Estados Unidos, con informes de asesinatos de civiles y violaciones masivas, según Amnistía Internacional. El origen de la guerra se debe una disputa entre diferentes etnias, las cuales llevan casi 30 años intentando convivir. Ahora, 9 millones de etíopes necesitan algún tipo de ayuda alimentaria.
Desde 1994 y hasta ahora cada una de las diez regiones del país estaba controlada por diferentes grupos étnicos utilizando un sistema de gobierno federal, también conocido como federalismo étnico. La región más preocupante del país es Tigray donde no hay señales de que el conflicto pueda llegar a su fin. ACNUR ha proporcionado datos del conflicto los cuales estiman que 45.449 personas refugiadas originarias de la región etíope de Tigray han huido hacia Sudán y 96.000 personas refugiadas originarias de Eritrea se encuentran en la Región de Tigray.

Libia

El país vive actualmente en una situación de conflicto entre dos bandos originado el 24 de diciembre de 2021, día en el que tendrían que haberse celebrado elecciones pero que pasaron a convocarse el 24 de enero. El Consejo de Estado las ha aplazado sin fecha fija, para mediados de año. Cada bando está apoyado por una gran potencia, Rusia y Turquía, las cuales han impulsado n proceso de paz en Libia, apoyado por la ONU, pero que ahora corre un serio riesgo de fracasar.

Palestina e Israel

Este conflicto ha provocado 250 muertes y 1900 heridos del lado palestino y 12 muertes y 340 heridos del israelí a causa de bombardeos. Fue originado por el desalojo de familias palestinas en agosto, que desembocaron en enfrentamientos.

Sáhara, Marruecos y Argelia

En noviembre de 2020 se rompió el alto el fuego pactado entre Sáhara y Marruecos. Por un lado, marroquís han lanzado más de un millar de misiles contra objetivos saharauis mientras que el Frente Polisario ha bombardeado puestos militares marroquíes. Argelia, en apoyo a la causa saharaui se encuentra en una momento que podría derivar a más en 2022. En 2021 el gasoducto que conectaba Argelia con el continente europeo se cerró como consecuencia de las hostilidades, lo cual implica a muchos otros países, como España.

Mozambique

En el norte del país se encuentra Cabo Delgado, dónde la violencia aflora y miles de personas se han visto obligadas a abandonar sus hogares. Con el tiempo se ha aminorado, debido a la recuperación de territorios y a la dispersión de los grupos terroristas pero continúa habiendo ataques aislados. Naciones Unidas calcula que más de 1,3 millones de personas necesitan ayuda humanitaria.

Colombia, Nicaragua y Cuba

A pesar de que Colombia lleva seis años cumpliendo el acuerdo de paz, desde 2016, no ha sido del todo estable. En el último año se produjeron movilizaciones en las que murieron entre 70 y 80 civiles por disparos a manos de la policía, además de los cientos de personas que fueron denunciadas desaparecidas. La razón detrás fue una reforma tributaria que llevó a una denuncia de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos.
Con ello se incumplió el acuerdo de paz, que junto con la pandemia y la situación económica originó las protestas, fruto del descontento social. La situación es parecida en Cuba y Nicaragua, dónde hay continuas protestas por parte de los ciudadanos.

Ucrania y Rusia

La historia de estos dos países está entrelazada, a pesar de haber crecido con culturas e idiomas distintos. Rusia y Ucrania mantienen desde hace años el conflicto que involucra el territorio ucraniano de Crimea, anexionado por Rusia en 2014. El 24 de febrero de este año el país de Ucrania fue invadido por el ejército Ruso. La situación tiene aristas políticas, históricas y estratégicas que han desembocado en seis meses de guerra, hasta el momento. Según la oficina de la ONU, 8.616 personas han resultado heridas y más de 5.900 civiles han muerto.
Comentarios
tracking