02 de octubre de 2022

Xi Jinping, presidente de China

Xi Jinping, presidente de ChinaTwitter / @golspie7

China

Xi Jinping intensifica su cruzada «anticorrupción» previo al congreso que decidirá su liderazgo

Un exministro, un ex vice ministro y un ex jefe de policía han sido sentenciados a condena perpetua en un posible intento por eliminar a sus rivales

Un exministro chino de Justicia y alto responsable de la policía fue condenado a muerte el jueves por corrupción, con suspensión de pena que será conmutada por una cadena perpetua, anunció un tribunal.
Fu Zhenghua, de 67 años, es también un exviceministro de Seguridad Pública, que comenzó su carrera como simple inspector en Pekín. Es una de las personalidades políticas más importantes que ha caído en desgracia en los últimos cinco años.
Zhenghua «fue condenado por haber aceptado sobornos» y «violado la ley en su interés personal y en el de sus allegados», anunció el tribunal popular de Changchun, en la provincia de Jilin y aunque fue sentenciado a pena capital, pero escapó a la muerte por colaborador con los investigadores en otros casos.

«Penas de muerte suspendidas»

Este tipo de sentencia, con «penas de muerte suspendidas», son relativamente frecuentes en el gigante asiático en casos de corrupción y significa que, si el reo no comete nuevos delitos y tiene un comportamiento adecuado durante el periodo en el que está vigente la suspensión, puede ver su pena conmutada a cadena perpetua.
Pero Zhenghua no es el único en caer en desgracia ante el régimen comandado por Xi Jinping. La justicia también condenó el jueves a la pena de muerte con suspensión de dos años a Wang Like, un alto responsable de la provincia de Jiangsu por «haber aceptado 440 millones de yuanes (unos 63 millones de euros) en sobornos», informó la televisión pública CCTV.
Like fue jefe del Partido Comunista Chino (PPCh) dentro del comité político y jurídico de la provincia y anteriormente había sido un alto responsable de la policía.
El dirigente comunista también estaba acusado de haber dejado que prosperaran organizaciones «mafiosas» y de haber sobornado a un ex vice ministro de Seguridad Pública, Sun Lijun, que estaba a la espera de veredicto.
Precisamente ese viernes Lijun, de 53 años, fue condenado por corrupción a pena de muerte en suspenso conmutada por prisión perpetua, sumando tres sentencias similares en una misma semana.

Lijun, de 53 se declaró culpable durante su proceso celebrado en julio y su nombre fue citado en varios casos

Según las autoridades judiciales, Lijun «utilizó» los varios cargos que ocupó entre 2001 y 2020 para «ayudar», remuneración mediante, a individuos y empresas a eludir la ley «provocando pérdidas importantes para los intereses del país y del pueblo».
Lijún fue uno de los líderes de los primeros grupos de trabajo enviados por el Gobierno a Wuhan para luchar contra el brote de covid-19 en febrero de 2020.

Acabar con la carrera política de rivales

Las condenas contra funcionarios públicos del régimen chino se dan a conocer poco antes del congreso del Partido Comunista chino que tendrá lugar el 16 de octubre y en el que el presidente Xi Jinping espera obtener un tercer mandato al frente de la organización política, algo que sería inédito entre sus predecesores de las últimas décadas.
Al menos un millón y medio de personas han sido sancionadas durante la actual «campaña anti-corrupción» lanzada por Xi tras su llegada al poder en 2013.
Si bien esta campaña, uno de los programas estrella de Xi, ha destapado importantes casos de corrupción en el seno del PCCh, algunos críticos han apuntado a que también podría estar siendo utilizada para acabar con la carrera política de algunos de sus rivales.
Comentarios
tracking