01 de diciembre de 2022

Vladimir Putin en Sochi

El presidente ruso, Vladimir Putin, se dirige al país en un vídeo desde su residencia en SochiAFP

216 días de guerra en Ucrania

Putin podría anunciar el 30 de septiembre la anexión a Rusia de los territorios ocupados en Ucrania

El presidente de la Federación Rusa, Vladimir Putin, dirigirá un mensaje a la nación el próximo viernes 30 de septiembre en el que podría anunciar la anexión formal de Lugansk, Donetsk, Zaporiyia y Jersón, territorios parcialmente ocupados por las tropas rusas.
En dichos territorios está en curso un referéndum de anexión convocado por las autoridades prorrusas bajo directrices del Kremlin.
Una vez finalice el falso referéndum, este martes 27 de septiembre, el resultado podría anunciarse en los próximos días.
Según el ministerio de Defensa británico, los estrategas del Kremlin creen que el anuncio de la anexión podría inyectar una fuerte dosis de alta moral entre la población rusa que les permita una reivindicación propagandística de la «operación militar especial», eufemismo con que se refieren en Moscú a la guerra en Ucrania.
El ministerio de Defensa del Reino Unido, sin embargo, cree que esa operación propagandística fracasará debido a los recientes reveses y humillaciones sufridos por el Ejército ruso y, sobre todo, por el amplio malestar que ha causado la movilización parcial decretada por Putin.
Según la agencia estatal rusa TASS, el Kremlin ha descartado la posibilidad de unir las cuatro regiones en una única entidad federada, una propuesta lanzada por un grupo de diputados en la Duma Estatal (el Parlamento ruso).
Rusia anunció que, en cuanto la anexión sea una realidad, los cuatro territorios serán considerados territorio soberano de la Federación Rusa y que podrán emplear todos los recursos militares a su alcance para expulsar a las tropas ucranianas, incluido el empleo de armamento nuclear.
Pese a todo, el Kremlin descartó eliminar los controles fronterizos entre la anexionada región de Jersón y Crimea.
La razón oficial, comunicada por el jefe de la administración prorrusa de Jersón, Vladimir Saldo, es que «existe una alta probabilidad de que haya más grupos de sabotaje, y es necesario detenerlos. Este es un puesto de control muy poderoso».
Comentarios
tracking