05 de febrero de 2023

cabecera arash2 copia

Ilustración del Arash-2 de fabricación iraní en pleno vueloKindelán

253 días de guerra en Ucrania

Así son los sofisticados drones iraníes Arash-2 con los que Rusia pretende arrasar Ucrania

Este dron de capacidad iraní es imposible de interceptar por las actuales defensas antiaéreas ucranianas

Ante su incapacidad para doblegar a las tropas ucranianas sobre el campo de batalla, el Ejército ruso pretende derrotar a Kiev bombardeando sus ciudades e infraestructuras civiles y dejar el país reducido a un erial.
Para lograr ese objetivo, los estrategas del Kremlin contarán con una nueva arma: el dron iraní Arash-2.
Rusia, que prácticamente ha agotado sus reservas de misiles de alta precisión, está adquiriendo un nuevo y sofisticado armamento de sus aliados iraníes.
AR-A

Arash-2Kindelán

AR-B

Arash-2Kindelán

Tras el éxito obtenido por Rusia con los bombardeos masivos mediante drones kamikaze Shahed-136 en las últimas semanas, los iraníes ultiman el envío de una nueva partida de misiles balísticos y drones. Entre ellos, los modelos kamikaze Hahed-136 y Arash-2, además de los drones de vigilancia Mohajer-6.
El Arash-2 es el dron suicida definitivo. Una sofisticada arma a medio camino entre el dron y el misil de corto alcance que las autoridades militares iraníes desarrollaron con un objetivo concreto: golpear las ciudades israelíes.
Para ello, necesitaban desarrollar un dron inteligente capaz de burlar el complejo escudo antimisiles israelí conocido como «cúpula de hierro».
Este dron tiene poco que ver con el Shahed-136 que ha protagonizado los últimos ataques rusos contra objetivos civiles ucranianos.
A diferencia de éste, el Arash-2 está equipado con escáneres ópticos y térmicos, puede detectar los radares enemigos y burlar sus sistemas de defensa aérea.
Los sistemas antiaéreos ucranianos, como reconoció el mismo portavoz de las fuerzas aéreas de Kiev, Yuriy Ihnat, tienen poco que hacer ante este tipo de armas: «Actualmente no tenemos una defensa efectiva contra estos misiles. En teoría, es posible derribarlos, pero es muy difícil hacerlo con los medios que tenemos actualmente».
El Arash-2 es capaz de modificar la ruta de navegación en pleno vuelo varias veces antes de alcanzar su objetivo.
Puede lanzarse tanto desde tierra –incluso en la plataforma de un camión convencional– como desde un barco en alta mar.
Con un rango de 2.000 kilómetros, el Arash-2 también puede emplearse para dar cobertura a los misiles de largo alcance o a los aviones de combate rusos.
Comentarios
tracking