09 de diciembre de 2022

El presidente encargado de Venezuela Juan Guaidó y el dictador Nicolás Maduro

El presidente encargado de Venezuela Juan Guaidó y el dictador Nicolás Maduro

Hispanoamérica

La dictadura de Maduro y la oposición venezolana retomarán las negociaciones en México

Un contexto más favorable para el régimen chavista ha eliminado los incentivos para que Maduro ceda en las negociaciones y acepte elecciones libres y justas

Confiado en un escenario internacional favorable, el régimen de Nicolas Maduro decidió retomar la negociación con la oposición venezolana encabezada por el presidente encargado Juan Guiadó.
El chavismo decidió suspender, hace poco más de un año, el diálogo auspiciado por México y Noruega con la excusa de la captura y extradición a EE.UU. de Alex Saab. Desde entonces la correlación de fuerzas a nivel internacional ha cambiado a favor de Maduro, mientras Guaidó va en declive, sobre todo, por los triunfos de la izquierda en Hispanoamérica.
La agenda de la negociación, que se retomará el sábado, se mantiene sin cambios: los opositores insisten en pedir un cronograma claro rumbo a unas elecciones presidenciales «libres y justas» previstas para 2024, mientras la dictadura chavista exige levantar las sanciones que Estados Unidos impuso a la otrora potencia petrolera.
Un contexto más favorable para el régimen, en el que sobresale que el Gobierno de Colombia ahora es un aliado, ha eliminado los incentivos para que Maduro ceda en las negociaciones.
La crisis energética que desató la guerra en Ucrania elevó el atractivo del crudo venezolano para Washington, al tiempo que la región experimenta un viraje político a la izquierda con la elección de Boric en Chile, Petro en Colombia y más recientemente Lula en Brasil.
Precisamente, el reinicio del diálogo fue anunciado el miércoles por el presidente colombiano, indicando que la ronda se extenderá hasta el sábado.
Una fuente vinculada a las negociaciones confirmó a la Afp que Ciudad de México será nuevamente la sede de las conversaciones, al igual que en agosto de 2021.
La misma fuente indicó que las delegaciones llegarán a la capital mexicana este viernes y sostendrán una «jornada de trabajo en la tarde».
El sábado prevén firmar un primer acuerdo sobre aspectos sociales, pero todavía no hay consenso en torno a asuntos clave como las próximas elecciones y sus condiciones, agregó la fuente.
No obstante, la oficina del dirigente opositor Juan Guaidó llamó el miércoles vía Twitter a esperar a que la reunión sea confirmada por fuentes oficiales y a no especular sobre el reinicio del diálogo.

Vientos favorables para Maduro

Petro, primer mandatario izquierdista de Colombia, manifestó disposición para apoyar los contactos entre ambas partes.
Desde que asumió el poder el 7 de agosto, el mandatario colombiano estrechó lazos con Caracas. Los dos países retomaron las relaciones diplomáticas, rotas desde 2019 por las diferencias entre el entonces presidente de Colombia, Iván Duque (2018-2022), y Maduro.
El régimen chavista, en tanto, acoge en Venezuela los diálogos de paz entre el gobierno colombiano y la guerrilla del Ejército de Liberación Nacional (ELN).
La reanudación de las negociaciones podría ser el resultado del impulso dado el pasado 11 de noviembre en París cuando Petro, junto el presidente de Francia, Emmanuel Macron; el de Argentina, Alberto Fernández, y la canciller noruega, Anniken Huitfeldt, se reunieron con los principales negociadores del chavismo y de la oposición.
Tras el encuentro, realizado durante la quinta edición del Foro de París sobre la Paz, los dignatarios llamaron públicamente a las partes a retomar el diálogo y consideraron, en una declaración conjunta, la negociación como «única vía» para superar la crisis que ha forzado la migración de 6,8 millones de venezolanos, según Naciones Unidas.
Los representantes de Maduro y la oposición, Jorge Rodríguez y Gerardo Blyde, respectivamente, no se han pronunciado hasta ahora sobre la reanudación de contactos en México.
El chavismo y la oposición entablaron diálogos en México en agosto de 2021 tras fallidas iniciativas en 2018 en República Dominicana y 2019 en Barbados.

Una oposición debilitada

Guaidó, por su parte, está más debilitado que nunca. Ha perdido aliados clave desde que en 2019 logró ser proclamado presidente interino con respaldo de medio centenar de países encabezados por Estados Unidos.
Los partidos opositores también se debilitaron: perdieron las elecciones regionales del año pasado, en las que participaron tras boicotear por denuncias de fraude las presidenciales de 2018 y las legislativas de 2020, y su poder para convocar protestas se desplomó.
Maduro, por su lado busca contactos directos con la administración de Joe Biden, que envió delegados a Caracas en mayo y junio.
Washington, oficialmente, sigue desconociendo a Maduro y considera a Guaidó líder «legítimo» de Venezuela, pero expresó disposición a revisar sus sanciones, que incluyen un embargo petrolero, en medio de la crisis energética provocada por la invasión rusa de Ucrania.
Europa también busca nuevos suministros energéticos y el régimen de Maduro dice estar «listo» para proveerle petróleo y gas.
Comentarios
tracking