29 de enero de 2023

Estatua del General Baquedano vandalizada en octubre del 2019

Estatua del General Baquedano vandalizada en octubre del 2019AFP

General Baquedano González, caído en la batalla cultural de la falsa memoria histórica de Chile

La batalla cultural y de «memoria histórica» la están ganando los enemigos de la Historia de Chile. Aún no sabemos dónde quedará instalada finalmente la estatua ecuestre del General Manuel Baquedano

Manuel Baquedano González, fue un militar y político chileno. Nació en Santiago de Chile, el 1 de enero de 1823 y falleció el 30 de septiembre de 1897.
Comandante en jefe del Ejército entre 1880 y 1881, durante la Guerra del Pacífico, fue Senador de la República en dos períodos, entre 1882 y 1894.
Asumió brevemente la Presidencia de la República de Chile entre el 29 y el 31 de agosto de 1891. Su padre fue el General de Brigada Fernando Baquedano Rodríguez, participante en la Independencia de Chile y en varias guerras del siglo XIX, y su madre, Teresa González Ross.
Proveniente de una familia de tradición militar, ingresó a los 15 años al Ejército de Chile. Tras abandonar las aulas e incorporarse al regimiento de Cazadores que comandaba su padre y en 1838, habiendo estallado la Guerra contra la Confederación Perú-Boliviana, se embarcó al Perú.
Fue incorporado a un batallón, participando en la batalla de Portada de Guías el 21 de agosto de 1838. Alcanzó el grado de teniente a los 16 años.
De regreso a Chile pasó a «granaderos a caballo» el 8 de diciembre de 1846, y el 22 de enero de 1850, ascendió al grado de capitán. El 8 de diciembre de 1851 combatió contra su padre, que estaba en contra de la ascensión de Manuel Montt como Presidente de Chile; en la batalla de Loncomilla de la Guerra Civil de 1851.
Más tarde el presidente Montt lo premió alcanzando el grado de Sargento Mayor de la Escolta del Gobierno el 12 de enero de 1852.
Posteriormente, fue separado del Ejército el 22 de abril de 1854. Se dedicó a las labores agrícolas, en la sureña provincia de Los Angeles. Luego de 5 años volvió a la vida militar en 1859.
En 1866 fue ascendido a teniente coronel. Participó en la campaña del Malleco y de Renaico, contra los indígenas. Cuatro años más tarde, en 1870, fue nombrado jefe de la escolta del presidente José Joaquín Pérez y a la vez fue ascendido a coronel.
El 10 de mayo de 1876 ascendió a general de brigada y en septiembre del mismo año, a comandante general de armas de Santiago.
Participó en la guerra contra Perú y Bolivia en 1879, en la que fue comandante en jefe del ejército chileno en la Guerra del Pacífico.
Su actuación en las batallas de Chorrillos y Miraflores fue fundamental para el triunfo de las tropas chilenas. A su regreso del Perú fue ascendido, de general de división a generalísimo del Ejército.
En las elecciones presidenciales de 1881, fue proclamado candidato a presidente de la República por el Partido Conservador, pero renunció a la candidatura, y fue elegido Domingo Santa María, sin oposición.
El Presidente José Manuel Balmaceda, tras su derrota en la Guerra Civil de 1891, le entregó el poder, pasando a ocupar la jefatura accidental de la República, siendo General de División, traspasando luego el poder al Jefe de la Junta de Gobierno Jorge Montt Álvarez. Su labor estuvo principalmente concentrada en la reorganización del ejército y en impulsar la formación de la Academia de Guerra y del Estado Mayor.
122 años después. en octubre de 2019, Chile fue azotado por un estallido delictual, en medio del cual delincuentes y terroristas destruyeron iglesias, edificios públicos, supermercados y fábricas.

El Metro de Santiago fue atacado por turbas organizadas que destruyeron total o parcialmente 80 estaciones

El Metro de Santiago fue atacado por turbas organizadas que destruyeron total o parcialmente 80 estaciones. En medio de las manifestaciones, vándalos rodearon la Plaza Baquedano y poco a poco fueron destruyendo el emplazamiento sobre el cual se levantaba el monumento ecuestre del General Manuel Baquedano.
Aunque una gran mayoría de los chilenos admira al héroe Baquedano, la izquierda dura en colusión con la prensa y con grupos antisistema, chilenos y extranjeros, han logrado torcerle la mano a la historia.
Tras el estallido delictual, el ex Presidente Sebastián Piñera prometió devolver el monumento a su lugar original. La promesa no fue cumplida. Este monumento a Baquedano, a un costado, también rendía homenaje al soldado desconocido.

Hace pocos días se ha anunciado un millonario proyecto urbanístico que eliminará la Plaza Baquedano, dando paso a una explanada, sin menciones al gran héroe chileno de la Guerra del Pacífico

Hace pocos días se ha anunciado un millonario proyecto urbanístico que eliminará la Plaza Baquedano, dando paso a una explanada, sin menciones al gran héroe chileno de la Guerra del Pacífico.
El gobierno de Chile liderado por el ultraizquierdista Gabriel Boric, y no pocos políticos anti patriotas, han apuñalado por la espalda a un hombre ejemplar, que fue y seguirá siendo un modelo para muchas generaciones de chilenos.

Podemos afirmar que, por ahora, la batalla cultural y de «memoria histórica» la están ganando los enemigos de la Historia de Chile

Podemos afirmar que, por ahora, la batalla cultural y de «memoria histórica» la están ganando los enemigos de la Historia de Chile.
No hay dudas de que en el Chile de hoy la democracia es imperfecta, toda vez que si hoy se hiciera un plebiscito para preguntarle al pueblo chileno si la estatua del General Baquedano debe o no volver a su lugar, el sí tendría un resultado arrollador.
Así como los habitantes de Madrid pueden apreciar y disfrutar de las estatuas ecuestres en honor a Felipe III y Felipe IV en la Plaza Mayor y en la Plaza de Oriente respectivamente, o la maravillosa estatua en honor a Carlos III erigida en la Puerta del Sol o la estatua que recuerda a Manuel Gutierrez de la Concha en la plaza del Doctor Marañón, los chilenos aún no sabemos dónde quedará instalada finalmente la estatua ecuestre del General Manuel Baquedano, quien fuera recibido con honores multitudinarios en Valparaíso y en Santiago a su regreso triunfante después de la Guerra del Pacífico, la que le permitió a Chile consolidar su soberanía en el norte de su territorio.
  • Andrés Montero es columnista, autor y empresario chileno
Comentarios
tracking