08 de diciembre de 2022

El presidente de Chile, Gabriel Boric, y el del Gobierno español, Pedro Sánchez

El presidente de Chile, Gabriel Boric, y el del Gobierno español, Pedro Sánchez

El Debate en América

El falso mito de Allende que impulsan Sánchez y Boric

La historia que se ha contado de Allende y sus secuaces –algunos de los cuales son parte aún de la «democracia» chilena– es en su mayoría falsa

En su cuarto viaje fuera de Chile –antes fue a Argentina, Colombia, Estados Unidos y Canadá– el Presidente chileno Gabriel Boric se presentó en Naciones Unidas, en una alocución de 22 minutos –sin corbata– en la que se ocupó de recordar al expresidente Salvador Allende, a destacar el triunfo del plebiscito de entrada que dio inicio a un proceso de nueva Constitución, a propagar la idea de que Chile es uno de los países más desiguales del mundo y finalmente a mencionar que durante el estallido social –en rigor delictual– 400 personas habrían sido víctimas de traumas oculares por acción de la policía.
Todo lo mencionado por el Presidente Boric, son medias verdades o medias mentiras. Lo relevante es el estrepitoso resultado que obtuvo la opción del Gobierno de Boric en el plebiscito de salida, donde un 62 % de los chilenos rechazaron el proyecto de nueva Constitución.

Que Chile es uno de los países más desiguales del mundo, es otra frase incorrecta, toda vez que todos los indicadores respetados indican que Chile ha tenido un salto impresionante en su desarrollo, en los últimos 45 años

En lo referente a que Chile es uno de los países más desiguales del mundo, es otra frase incorrecta, toda vez que todos los indicadores respetados indican que Chile ha tenido un salto impresionante en su desarrollo, en los últimos 45 años, comparado con cualquier país de la región.
Boric no habla de los centenares de policías heridos por el ataque de delincuentes descontrolados, quienes finalmente en su gran mayoría fueron absueltos sin cargos.
Pero lo más fuera de contexto en la visita de Boric a los Estados Unidos, fue una actividad conjunta con el Presidente del Gobierno Español, Pedro Sánchez, en la cual se le rindió homenaje y se conmemoró un discurso del marxista Salvador Allende hace 50 años. El acto se llevó a cabo en el Instituto Cervantes, en el cual se retransmitieron fragmentos del discurso de Allende.
Intervinieron el escritor marxista Ariel Dorfman, Isabel, hija de Salvador Allende, el presidente Sánchez que planteó paralelismos entre la época de Allende y la actual, detectando «una ofensiva de movimientos reaccionarios a escala mundial que viven de alimentar el miedo y la incertidumbre entre nuestras sociedades».

Allende intentó por todos los medios transformar a Chile en un satélite de la Unión Soviética

Por su parte Boric afirmó que «el proyecto de la Unidad Popular, el proyecto de Allende en particular, era un proyecto profundamente democrático». El acto de homenaje a Allende resulta completamente improcedente, toda vez que fue un presidente que intentó por todos los medios transformar a Chile en un satélite de la Unión Soviética.
Boric miente al afirmar que Allende era profundamente democrático. Allende fue elegido con el 36 % de los votos, en una etapa de la historia de Chile en que no había segunda vuelta electoral. Allende ha sido probablemente el peor Presidente de Chile.

Allende destruyo en 3 años la economía de Chile, llegando a ser el país de mayor inflación en el mundo

Debemos mencionar algunos aspectos desconocidos o acallados por miles de académicos europeos y por una prensa sesgada e irresponsable.
Allende destruyo en tres años la economía de Chile, llegando a ser el país de mayor inflación en el mundo. Allende destruyó la agricultura chilena, dejando a su pueblo –que tanto decía respetar– sin alimentos.

Allende expropió sin justo pago a las 600 empresas más importantes del país, instalando interventores marxistas

De pequeños teníamos que ir a hacer colas para obtener algo de pan. El Gobierno de Allende empezó a importar cerdo enlatado de China para abastecer a la población. Allende expropió sin justo pago a las 600 empresas más importantes del país, instalando interventores marxistas.

Fidel Castro estuvo en Chile 23 días, repito 23 días, interviniendo en política interna en todas las ciudades y entrenando a Allende para que emulara el modelo cubano

Allende intentó –pero gracias a Dios no alcanzó a lograrlo– instaurar un sistema de Escuela Nacional Unificada (ENU), al más puro estilo comunista. Allende recibió en Chile el 10 de noviembre de 1971 al tirano Fidel Castro, quien estuvo en Chile 23 días, repito 23 días, interviniendo en política interna en todas las ciudades y entrenando a Allende para que emulara el modelo cubano.
Allende además fue un tipo doble, pues por un lado hablaba y hablaba del pueblo, pero su vida privada estuvo plagada de excesos y de gustos caros, mientras su pueblo sufría el hambre y la miseria. Allende utilizaba su propia policía llamada GAP (grupo de amigos personales), quienes armados al margen de las normas de la policía común, protegían los desplazamientos de su jerarca.
Muchos de ellos fueron más tarde terroristas y autores de diversos delitos. Allende tenía un discurso muy atrayente para los jóvenes revolucionarios, pero en lo concreto era un marxista que intentaba llevar adelante en Chile un modelo económico que no había funcionado bien en todas partes.
Allende fue perdiendo popularidad y su Gobierno fue declarado inconstitucional por el Congreso Nacional en sesiones 32 y 33 del 22 de agosto de 1973. El anterior presidente demócrata cristiano Eduardo Frei Montalva en carta enviada al Presidente de la Unión Mundial de la Democracia Cristiana Mariano Rumor con fecha 8 de noviembre de 1973 (dos meses después del golpe militar), le indica a Rumor: «A nuestro juicio la responsabilidad integra de esta situación –y lo decimos sin eufemismo alguno– corresponde al régimen de la Unidad Popular instaurado en el país».

Las Fuerzas Armadas –estamos convencidos– no actuaron por ambición. Más aún, se resistieron largamente a hacerloEduardo Frei MontalvoExpresidente de Chile

Más adelante Frei afirma: «Las Fuerzas Armadas –estamos convencidos– no actuaron por ambición. Más aún, se resistieron largamente a hacerlo. Su fracaso ahora sería el fracaso del país y nos precipitaría a un callejón sin salida».

Boric y Sánchez, tras 50 años, parecen no haber aprendido nada de la Historia de Chile

Boric y Sánchez, tras 50 años, parecen no haber aprendido nada de la Historia de Chile. Boric no había nacido cuando Chile estuvo a punto de ser una segunda Cuba. La Unión Soviética y sus aliados incluyendo la Alemania Comunista (no le llamaré democrática) acogieron exiliados chilenos y gastaron fortunas en propagar falsedades sobre lo que realmente sucedió en Chile.
Una prueba de esto es el pago que la ex Presidenta Bachelet le hizo a los jerarcas comunistas acogiendo en Chile, a Erich Honecker (homenajeado por la Complutense y después procesado por dar muerte a 192 personas que intentaron cruzar el Muro de Berlín) y a su esposa Margot (la bruja púrpura)

La historia que se ha contado de Allende y sus secuaces –algunos de los cuales son parte aún de la «democracia» chilena– es en su mayoría falsa

La historia que se ha contado de Allende y sus secuaces -algunos de los cuales son parte aún de la «democracia» chilena- es en su mayoría falsa. El mismo Allende tiene una estatua en su honor, muy cerca de la puerta de entrada al Palacio de la Moneda de Chile, a la cual Boric se dirigió al iniciar su mandato.
El anti hispanista Andrés Manuel Lopez Obrador es otro admirador de Allende, como lo es el tirano Ortega de Nicaragua y la corrupta dupla que gobierna Argentina. Invito a los lectores de El Debate a revisar la historia del Chile real, no aquella escrita por académicos o burócratas de Naciones Unidas y de otros organismos que dicen defender los DD.HH.

Boric ya lleva cuatro viajes fuera de su país y no ha sido capaz de visitar la región de la Araucanía, donde a diario mueren chilenos acosados por terroristas

Muchos de los problemas que vive Chile hoy, son el resultado de una promoción del odio de clases, alimentada por la izquierda dura chilena. Ellos no quieren dejar de recordar cada año asuntos que no unen a Chile. Ya la hija de Allende en Naciones Unidas anticipó que viene un año completo de conmemoraciones del golpe militar de Chile.
Por el momento Boric ya lleva cuatro viajes fuera de su país y no ha sido capaz de visitar la región de la Araucanía, donde a diario mueren chilenos acosados por terroristas a los cuales Boric dice que combate, pero la verdad es que solo habla y habla, pero no actúa.
Mientras el Gobierno de Boric siga anclado en la figura de Allende, no existe ninguna posibilidad de que su Gobierno sea exitoso.
  • Andrés Montero es columnista, autor y empresario chileno
Comentarios

Más de El Debate en América

tracking