30 de noviembre de 2022

El presidente de Chile, Gabriel Boric, con Joe Biden en la Cumbre de las Américas de Los Ángeles

Gabriel Boric, con Joe Biden en la Cumbre de las Américas, donde defendió a los dictadores excluidos por EE.UU; Díaz-Canel, Ortega y Nicolás MaduroEfe

Chile

Los renglones torcidos de Boric que ponen a Chile en el desfiladero

En los casi 90 días que lleva gobernando el Presidente Gabriel Boric, muchas cosas han sucedido en Chile. El proceso de toma de control del gobierno ha estado plagado de faltas de rigurosidad, empezando por la forma en que el presidente ha incursionado en su nuevo cargo.
Una presentación personal inadecuada para un jefe de Estado, agrediendo la formalidad que requiere la principal autoridad de una nación.
Boric posicionó en cargos claves a amigos y cercanos de su lucha estudiantil, muchos de los cuales -la mayoría- no tienen las competencias requeridas para dirigir ministerios.

Fuerte dosis de comunistas

Una fuerte dosis de comunistas integran su gabinete en posiciones claves, tres en total, incluyendo a la portavoz Camila Vallejos. También las Fuerzas Armadas han sido enfrentadas con el nombramiento de la nieta del extinto presidente marxista Salvador Allende, el peor presidente de la Historia de Chile.
El subsecretario para las Fuerzas Armadas, también es comunista, lo que deja en claro que el objetivo del gobierno de Boric es provocar. De los 24 ministros, 14 son mujeres, lo que da cuenta del sesgo feminista del nuevo gobierno. Nada muy distinto en cuanto a embajadores.

Embajadores en Argentina y España

En Argentina nominó a una dirigente sindical comunista, y en España, a un joven compañero de lucha sin experiencia diplomática alguna.
En lo referente a seguridad pública, en los tres meses de Boric en el poder, han aumentado sostenidamente los asaltos, los actos terroristas, los secuestros y la inseguridad pública. Políticas migratorias menos restrictivas, tienen a Chile inundado de inmigrantes indocumentados a quienes se les está ofreciendo igualdad de derechos, respecto de los chilenos.
En la región de la Araucanía –llamada equivocadamente Wallmapu por algunos ministros de Boric– se ha producido un aumento de expectativas por mas tierras, toda vez que el nuevo gobierno ha aumentado los recursos para compra de tierras a agricultores atemorizados por la inseguridad.

Narcotráfico

El narcotráfico campea en Chile, con normativas legales complacientes con los traficantes y una policía atemorizada de ser acusada de violaciones a los derechos humanos.
Boric inició su incursión internacional visitando Argentina, cuyos corruptos gobernantes se disputan el poder entre el Presidente Fernández y la Vicepresidenta Cristina Fernández, repleta esta última, de juicios por corrupción.
Boric se ha declarado latinoamericanista, pretendiendo privilegiar relaciones con países que poco aportan a Chile, pero cuyos gobiernos le acomodan en términos ideológicos.
Su segunda incursión internacional se inició en Canadá, visitando al progresista Justin Trudeau, con quien habló de medio ambiente, control de armas y pueblos indígenas.
En Canadá, Boric se refirió al «pueblo nación mapuche», contraviniendo la propia Constitución de la República de Chile, que precisa que Chile es una nación unitaria. Boric encaró a las mineras canadienses, llamándolos al orden en materias medioambientales.

En defensa de los dictadores

Su periplo continuó en Estados Unidos, adonde llegó criticando a su homólogo Joe Biden por no haber invitado a los dictadores Diaz-Canel, Maduro y Ortega, a la Cumbre de las Américas. Luego se reunión con empresarios locales con inversiones en Chile, intentando despejar dudas de lo que les espera en el futuro.
Previo a la reunión bilateral con Joe Biden, Boric cometió un grave error al ignorar la presencia de John Kerry en la sala, cuestión que corrigió a continuación. Llama la atención como un joven presidente, recién elegido y novato en las grandes ligas, pretende posicionarse a como dé lugar como un estadista, cuando está a la vista que su experiencia es limitada y su visión global escasa aún.
El joven Boric ha demostrado en este período inicial de su mandato, un completo desconocimiento de cómo se gobierna y de cómo funcionan las empresas y las instituciones.
En Chile los derechos de agua dejarán de pertenecer a sus legítimos dueños, y la minería chilena que ha sido llamada el sueldo de Chile por décadas, está siendo amenazada por un Estado intervencionista.

Economía estancada

Las usurpaciones de terrenos aumentan, con escasa reacción de la autoridad. La economía no crece, la deuda fiscal aumenta, lo mismo que la inflación. Boric y su equipo de gobierno, comparan frecuentemente a Chile con países desarrollados y toman medidas que en Chile no funcionan, por existir otras realidades.
El 4 de septiembre los chilenos deberán votar si aprueban o rechazan una nueva Constitución, escrita por 155 ciudadanos, entre los cuales se cuentan indigenistas favorecidos con normas especiales que quebraron la regla básica de la democracia, de un ciudadano un voto.
Las encuestan indican que el resultado es incierto y muy ajustado entre una y otra opción.
El centro de Santiago, cuya alcaldesa es una joven comunista, está repleto de tiendas de campaña, cocinas en las calles y vendedores ambulantes que son bienvenidos por la autoridad comunal.
El metro de Santiago, otrora el mejor de América Latina, está invadido por cantantes y comerciantes ilegales. Hace unos días fue asaltado a plena luz del día el Museo Andino de la Viña Santa Rita, sustrayendo los delincuentes 100 piezas de oro de arte precolombino, únicas e irreproducibles.
Unos días antes en el norte de Chile, fue asaltado un tren con cobre, desde el cual delincuentes encapuchados robaron con camiones-grúas toneladas de cobre, cuyo destino hasta la fecha es desconocido.
Mientras, el presidente Boric pasea por el mundo buscando alianzas con grandes líderes y hablando del cambio climático, de los océanos y de temas globales. En paralelo, los inversionistas chilenos buscan refugio en otras latitudes, olvidándose de Chile por un lustro al menos, como piensa la mayoría.
Todo lo que sucede hoy fue advertido por muchos, pero la colusión maldita de prensa-parlamentarios-gobierno-constituyentes y delincuentes, están destruyendo Chile a paso veloz.
La estrella de América Latina, dejó de brillar y se ha iniciado un período negro para un lindo país llamado Chile. Observan y actúan desde adentro y desde afuera del país, la ONU y su ejército de burócratas que viajan, hablan y dictan cátedra.

Temas

Comentarios
tracking