Fundado en 1910

24 de mayo de 2024

Una gasolinera vacía en La Habana (Cuba)

Una gasolinera vacía en La Habana (Cuba)AFP

Cuba

Fracasa el modelo de subsidios del régimen cubano y los precios de los combustibles aumentan en más de 500 %

La profunda crisis económica de la isla y el intento de evitar la quiebra de las empresas públicas obliga a incrementar también la tarifa eléctrica en un 25 %

Ante la debacle económica de la isla, el régimen cubano no ha tenido más remedio que aceptar el fracaso de su modelo de subsidios a los combustibles y a la electricidad y anunció que van a «corregir distorsiones» en los precios para que las empresas estatales no reporten pérdidas.
El ministro de Finanzas de la dictadura castrista Vladimir Regueiro Ale admitió en la televisión pública cubana que se acabarán «gradualmente» los subsidios estatales y que eso impactará en los precios finales al consumidor.
De acuerdo con Regueiro Ale las medidas del régimen cubano «están encaminadas a rectificar un grupo de distorsiones que están presentes en la economía para ir creando condiciones para reanimar la economía e incidir en la corrección de estas situaciones».
Parte de estas decisiones están relacionadas con los precios, pues «algunos de ellos han quedado desactualizados en productos que son transversales para toda la economía, relacionados con la propia energía, con los combustibles, la generación eléctrica y los consumos fundamentales de la población» agregó el ministro de finanzas de la dictadura cubana.
«Las empresas no están reflejando los costos y gastos del consumo de combustibles y de la propia energía eléctrica, mientras que algunos servicios que recibe la población como el del gas licuado no están reflejando todos esos costos» explicó Regueiro Ale.
Así el precio del litro de la gasolina regular y el diésel regular pasarán de 25 pesos cubanos (0,95 euros) a 132 pesos (5 euros), la gasolina especial amentará de los 30 pesos (1,14 euros) a 156 (5,95 euros) y el diésel especial subirá desde los 27,5 pesos (1,05 euros) a 150 (5,72 euros).

Los nuevos precios de los combustibles entran en vigor a partir del 1 de febrero

Por otro lado, según recoge el medio Cuba Debate, Regueiro Ale, confirmó el incremento de los precios de la electricidad y el gas licuado a partir de marzo.
«Hemos hablado del incremento en un 25 % de la tarifa de electricidad residencial a partir de los 500 kwh. Esto tiene un impacto en un sector, aunque minoritario y específico, de la población. Y también para el servicio del gas licuado, para 1 700 000 clientes» afirmó el ministro.

La caída del suministro venezolano

El ministro de Energía y Minas, Vicente La O Levy, en Mesa Redonda, el mismo programa televisivo en le que participó el ministro de Finanzas, se refirió a la situación de los combustibles en el país, los suministros y la venta a la población.
«Cuba en el año 2021 importó 126.000 toneladas de gasolina, en 2022 unas 192.000 toneladas, y en 2023 unas 203.000 toneladas. El consumo de Cuba demanda unas 360.000 toneladas de gasolina. Por lo que se puede ver que estamos muy por debajo de las necesidades y por eso es la situación que tenemos» aseguró La O Levy.
«El enemigo nos tiene bloqueado el acceso al combustible y de eso no hay dudas», enfatizó el alto funcionario de la dictadura cubana.
La O Levy agregó que el país tenía fuentes tradicionales para adquirir diésel que se han perdido- en referencia a Venezuela- negociaciones que se impidieron por el bloqueo, y ello ha provocado una situación mucho más tensa en los últimos años.
«Se ha aplicado una persecución implacable de los combustibles, de los barcos, de las travesías, de los socios, de los aliados… día tras día» culpando del fracaso de la economía cubana -como es común por parte de régimen- a factores externos y por supuesto a Estados Unidos.
Comentarios
tracking