08 de diciembre de 2022

Diosdado Cabello (Iz) Nicolás Maduro y su mujer Cilia Flores

Diosdado Cabello (Izqda.), Nicolás Maduro y su mujer, Cilia FloresFernando Llano / GTRES

El Debate en América

La exportación de delincuentes y drogas como arma política

El Gobierno venezolano parece haber decidido revivir esas acciones tácticas de exportar delincuentes y drogas como parte de su política contra Estados Unidos y Europa

En 1980, el Gobierno cubano propició el inició de un movimiento migratorio de alto impacto. Duró algún tiempo y tuvo como consecuencia la salida del país de aproximadamente 125 mil cubanos, a través del puerto de Mariel, hacia los Estados Unidos.
Como se supo luego, la inteligencia cubana puso en práctica, así, una táctica política cuyo propósito era promover la salida de antisociales y personas con problemas mentales desde Cuba a EE.UU. para desestabilizar y crear una crisis migratoria, además de aprovechar para deshacerse de enemigos internos opositores a su ideología y sus políticas.
De nuevo, el propósito era crear problemas al Gobierno norteamericano, «inundando de drogas al país».
Lo que se supo entonces fue que un alto militar del Gobierno, uno de los más condecorados, «Héroe de la República de Cuba», y miembro del Comité Central del Partido Comunista, conspiró junto con otros altos oficiales para transportar a los Estados Unidos, seis toneladas de cocaína, vía Cuba, recibiendo a cambio 3,4 millones de dólares.
Estos dos eventos, aunque parezcan aislados, forman parte junto con otros, de la estrategia del Gobierno cubano para causar problemas al que perciben como su principal enemigo, el Gobierno de los Estados Unidos de Norteamérica.
En la actualidad, el Gobierno venezolano parece haber decidido revivir esas acciones tácticas de exportar delincuentes y drogas como parte de su política respecto a los Estados Unidos y Europa.
Con relación al movimiento de emigrantes, el paso diario de entre 500 y 2.000 personas por la frontera del sur de Texas, la mayoría venezolanos, cubanos y nicaragüenses, ha creado un caos migratorio que podría provocar el colapso del sistema judicial de los Estados Unidos que, dicho sea de paso, actualmente se encuentra atascado con más de 2 millones de solicitudes de acceso, pendientes de resolver.
La nacionalidad de la mayoría de esos emigrantes, junto a los crecientes rumores y testimonios de gente que quiere emigrar y, finalmente, las declaraciones de algunos funcionarios públicos, son suficientes para generar suspicacia.

El Gobierno venezolano apoya y financia los traslados y las tarifas de parte de la emigración de venezolanos, especialmente desde Nicaragua y desde Panamá a través del llamado «Tapón de Darién»

Existe pues, la creencia fundada de que el Gobierno nacional está apoyando e incluso financiando los traslados y las tarifas de parte de la emigración de venezolanos, especialmente desde Nicaragua y Panamá a través del llamado «Tapón de Darién».
El notable aumento de la presencia de miembros de varias de las 11 megabandas venezolanas en diversos países de sur y Centroamérica y en la organización de los «coyotes» que movilizan a la gente, señalada por organizaciones internacionales que hacen seguimiento al flujo migratorio, es también un elemento a considerar.
La cantidad de cocaína y marihuana colombiana, y otras drogas, que transitan por Venezuela hacia Estados Unidos y Europa, la llevó a ocupar hoy el cuarto lugar del mundo, lo cual incluye también como delito asociado, el lavado de dinero que compromete la integridad de los sistemas financieros.

Se incauta el 20 % de la producción

Tomando en cuenta que solo se incauta, aproximadamente, el 20 % de lo que se trafica anualmente en nuestro país, desde 2017 se han mantenido, en promedio, al menos unas 275 toneladas de cocaína y 35 toneladas de marihuana. En total, poco más de 300 toneladas métricas de drogas, con un valor cercano a los 6.500 millones de dólares anuales, según el Observatorio de Delito Organizado.

La exportación de delincuentes y drogas desde Venezuela, usada como arma política y como fuente de dinero fresco, es un delicado tema para los gobiernos de América y Europa

Así que, la exportación de delincuentes y drogas desde Venezuela, usada como arma política y como fuente de dinero fresco, es un delicado tema para los gobiernos de América y Europa, que debería no solo generar preocupación sino también acciones de prevención, pues no se trata de cualquier cosa.
  • Alex Fergusson es columnista, autor de 19 libros y 36 trabajos científicos y exasesor de la Comisión de Ambiente del Parlamento Latinoamericano
Comentarios

Más de El Debate en América

tracking