29 de enero de 2023

Fotografía de archivo fechada el 18 de noviembre de 2017 que muestra al cantautor cubano Pablo Milanés durante un concierto

Fotografía de archivo fechada el 18 de noviembre de 2017 que muestra al cantautor cubano Pablo Milanés durante un concierto

El Debate en América

Cuba va, Cuba viene, Cuba se fue: adiós a Pablo Milanés

«Fueron 50 mil jóvenes los que estuvieron en los campos de concentración, y entre ellos, yo también», admitió con tristeza el cantautor

Tras 63 años de dictadura, el pueblo cubano no tiene libertad. Solo tiene esperanza de que algún día sus hijos o nietos serán libres. En su canción «Cuba va», Pablo Milanés nos expresa: «Quiero abrir mi voz al mundo, que llegue al último confín, de norte a sur y de este a oeste. Y que cualquier hombre pueda, gritar sus propias esperanzas, sus heridas, y su lucha, cuando diga: ¡Cuba va!»
La gran pena es que Cuba no va a ninguna parte. Cuba sigue en caída libre, tratando de arrimarse a algún flotador que le permita no ser una nueva Haití. En «Aqui me quedaré», proclama su sueño, cual era morir en su tierra, lo que no sucedió. «Yo me quedo con todas esas cosas, que hoy lucen más hermosas, sin traicionar mi fe. Aquí yacen mis abuelos y mis padres. Aquí yacerán mis huesos, porque no voy a morir en tierra extraña».
«No es que no me guste hablar de política, pero estoy cansado. Llevo exactamente 24 años hablando de política, y mis palabras se han quedado en las nubes, en el viento».
Al dictador cubano Miguel Díaz-Canel, la muerte de Milanés lo sorprendió en Rusia, durante su visita al dictador ruso Vladimir Putin.
Al referirse a su etapa de joven, el cantante no tuvo dudas al expresar: «Y no hablemos más de eso, porque fue un asunto muy muy oscuro de la historia de la Cuba revolucionaria: hubo campos de concentración. Fueron 50 mil jóvenes los que estuvieron en los campos de concentración, y entre ellos yo también», añadió el músico.

Tras la muerte de Pablo Milanés, el gobierno cubano intenta apropiarse de su historia y de su figura. En «Días de Gloria» nos cuenta: «Los días de gloria se fueron volando y yo no me di cuenta. Sólo la memoria me iba sosteniendo»

Tras la muerte de Pablo Milanés, el gobierno cubano intenta apropiarse de su historia y de su figura. En «Días de Gloria» nos cuenta: «Los días de gloria se fueron volando y yo no me di cuenta. Sólo la memoria me iba sosteniendo»
Lo que un día fue. Vivo con fantasmas que alimentan sueños y falsas promesas que no me devuelven los días de gloria que tuve una vez". Le rindo homenaje a un virtuoso de la música que fue capaz de acompañar a Iberoamérica con sus canciones y también a levantar su voz por la libertad de su pueblo. Pablo Milanés, descansa en paz.
Comentarios

Más de El Debate en América

tracking