10 de diciembre de 2022

Los centros de ITV no tiene responsabilidad en el alto grado de absentismo

En total, un 40% de los vehículos del parque automovilístico no han pasado por esta inspección técnica

Motor

Conoce los seis cambios en el coche que te obligan a volver a pasar la ITV

Todas las modificaciones del vehículo deben pasar una inspección técnica

La ITV es una prueba obligatoria que todos los vehículos deben superar, y en el caso de que el propietario se niegue, tendrá que enfrentarse a una multa de hasta 500 euros. En total, un 40% de los vehículos del parque automovilístico no han pasado por esta inspección técnica, este hecho afecta a la seguridad vial de los conductores y de los demás usuarios de las carreteras.
Pasar todas las revisiones de la ITV es de vital importancia para la seguridad vial. Para cumplir con todas ellas, no solo hay que acudir cuando toca, sino que también es necesario pasar la revisión técnica cada vez que se realicen cambios y modificaciones en el vehículo.
No todas las modificaciones requieren actualizar la ITV, como por ejemplo, cambiar el color o instalar cualquier otro elemento que modifique la estética del vehículo. Solo será obligatorio volver a revisarla cuando las modificaciones se consideren reformas.
Circular sin ITV es más 'barato' que llevarla suspensa

Revisión ITV

Las reformas que te obligarán a volver a pasar la ITV

La Asociación Española de Entidades Colaboradoras de las Administración en la Inspección (AECA-ITV), recuerda que modificaciones o cambios deben de ser revisados obligatoriamente:
  • Instalación de neumáticos no equivalentes.
  • Modificación en la altura del vehículo manipulando o cambiando la suspensión.
  • Sustitución de elementos de la carrocería por razones de seguridad en caso de accidente de tráfico.
  • Modificaciones de la centralita del motor.
  • Cambios en los faros y el sistema de alumbrado.
  • La instalación de un enganche para remolque.
Llevar a cabo cualquiera de estas modificaciones y ser rechazado en la ITV, te impedirá circular hasta que se solvente la situación del vehículo. En caso de ignorar esta obligación y conducir bajo estas circunstancias, la multa a la que se enfrenta el propietario será de hasta 500 euros.
Comentarios
tracking