La avenida termina en la carretera de La Coruña, dirección Madrid, junto a un lujoso centro comercial

La avenida termina en la carretera de La Coruña, dirección Madrid, junto a un lujoso centro comercial

Multas

«Caen como moscas»: el nuevo radar de velocidad que quita el sueño a los vecinos de una urbanización de lujo

La presencia de un radar móvil en una carretera de titularidad compartida limitada a 30 kilómetros/hora está provocando una 'carnicería' entre los conductores

Es una pena, pero de un tiempo a esta parte los Ayuntamientos se están haciendo protagonistas del afán recaudatorio que tantas veces hemos criticado en la Dirección General de Tráfico.
Después de años de denuncias y sentencias en las que los tribunales han obligado a la DGT a respetar derechos básicos de los conductores, ahora son los Ayuntamientos lo que parecen querer abusar y no respetar los derechos de estos, con actitudes claramente recaudatorias.

Falta señalización

Hace ya años que una sentencia judicial en firme obligó a la DGT a señalizar previamente todos los radares fijos de la red nacional de carreteras, así como a poner señales con los límites de velocidad genéricos de cada carretera. Ambos motivos eran más que suficientes para que una multa fuera anulada con un simple recurso.
La zona recorre una lujosa zona de urbanizaciones de la capital

La zona recorre una lujosa zona de urbanizaciones de la capital

El problema ha llegado en una avenida próxima al municipio de Majadahonda en la capital, una exclusiva zona con numerosas urbanizaciones de lujo. En concreto en la conocida como Avenida de la Victoria, una vía que une El Plantío con Majadahonda y que en función de la zona queda bajo competencia de la DGT o del Ayuntamiento de Majadahonda.
Desde hace semanas la presencia de un radar móvil está provocando que miles de vecinos de la zona sean multados, y no se trata de sanciones pequeñas, pues muchas de ellas incluyen retirada de puntos.

30 kilómetros/hora

Hay que tener en cuenta que se trata de una vía urbana de un solo carril por sentido, por lo que el límite genérico es de 30 kilómetros/hora, mientras que la señalización solo hace referencia a límites de 40 y 50 kilómetros/hora.

Multas a 30 km/h

  • 31-50 km/h: grave, sin puntos. 100 euros
  • 51-60 km/h: grave 2 puntos. 300 euros
  • 61-70 km/h: grave 4 puntos. 400 euros
  • 71-80 km/h: grave 6 puntos. 500 euros
Desde la asociación de defensa de los conductores AEA confirman que ya están tramitando varios pliegos de descargo de vecinos que han sido sancionados recientemente en la zona. Un caso muy parecido al ocurrido en la carretera de Fuencarral hace unos años, donde miles de conductores fueron sancionados injustamente al no existir señales con el límite de velocidad, lo que provocó que se anularan las sanciones.
Tal y como ha confirmado a El Debate un vecino de la zona, «el radar no distingue entre pobres y ricos, todos los conductores caen como moscas, incluidos conductores de autobús y taxistas».
Comentarios
tracking