Matrícula manipulada con cinta aislante

Matrícula manipulada con cinta aislante

Denuncia

6.000 euros de multa por ocultar la E de España de la matrícula con un distintivo autonómico

Cualquier manipulación realizada sobre la matrícula de un coche puede ser considerada un delito de falsedad de documento oficial

Tal y como recoge el informe por vulneración lingüística en 2023, que denuncia situaciones en las que el valenciano es arrinconado por el español, el año pasado la Guardia Civil de Tráfico multó a un conductor por modificar la matrícula de su coche.
La denuncia explica que el conductor había tapado el distintivo E de España junto a la bandera de la UE, obligatorio por directiva europea, por un distintivo identificativo de los países valencianos.

Directiva europea

De acuerdo con el Reglamento de Circulación, la matrícula es un elemento distintivo e irremplazable de los coches y es obligación del conductor circular con ella en buen estado y que se legible.
Con este sencillo truco es posible hacer una E con una F

Con este sencillo truco es posible hacer una E con una F

El artículo 10 del citado reglamento expone que «el conductor debe verificar que las placas de matrícula del vehículo no presentan obstáculos que impidan o dificulten su lectura e identificación. Así como verificar que no está manipulada”.
Modificar la matrícula de un automóvil es considerado muy grave por la DGT, para evitar que las infracciones de tráfico cometidos por los conductores o posibles delitos como robos o similares queden impunes ante la imposibilidad de localizar al responsable.

Muy grave

De hecho, la DGT distingue entre circular sin matrícula porque se haya desprendido de circular con la matrícula manipulada de manera intencionada. La primera de las situaciones se sanciona con 200 euros sin retirada de puntos, mientras que la segunda acarrea una multa de 600 euros y la retirada de 6 puntos del carnet de conducir.
Esta  manipulación de la matrícula puede costar 6.000 euros

Esta manipulación de la matrícula puede costar 6.000 euros

La DGT persigue con especial celo infracciones como manchar la placa con barro o colocar estratégicamente un pañuelo que impida su correcta lectura, algo relativamente habitual hace solo unos años, cuando la legislación era más permisiva en este aspecto.

No es mobbing lingüistico

En el caso de modificar la matrícula cambiando un número con cinta aislante o algo que pueda inducir al error, situación aplicada a este conductor, se considera manipulación y queda a decisión del agente sancionar la infracción con 200 euros o con 6.000 euros.
Hay que tener en cuenta que el conductor podría utilizar esta modificación de matrícula para presentar un recurso por una sanción, pues la placa pierde validez legal.
De los hecho, se puede deducir que en ningún caso se trata de un problema lingüistico para hacer de menos al valenciano, sino que estamos ante un problema de falsedad y manipulación de un documento oficial, tal y como se considera una matrícula, una maniobra que entra en la categoría de falsificación para un juez.
Comentarios
tracking