07 de julio de 2022

José Luis Balbín

GTRES

José Luis Balbín (1940-2022)

«La Clave»: calidad y altura insuperables

Era un hombre inquieto, siempre lleno de proyectos, asturiano de pro, que vuelve a descansar a su tierra, pero nos deja el recuerdo de una gran persona y un solvente profesional de la comunicación de rastro imborrable

José Luis Balbín
Nació el 19 de agosto de 1940 en Pravia, Asturias y ha fallecido el 22 de junio de 12022 en Madrid

José Luis Balbín Meana

Periodista

Fue un periodista que consolidó su reputación como director del programa de debate «La Clave», primero en TVE y después en Antena 3. Fue brevemente director de los servicios informativos de TVE tras la llegada del PSOE al Gobierno en 1982. Colaboró en diferentes medios y fue galardonado con el Premio Nacional de Televisión 2015.

La Muerte del periodista José Luis Balbín a los 81 años es una de esas noticias nunca esperadas que a todos los que los conocimos y tratamos llena de tristeza. Tuve el honor de ser uno de los invitados a su programa «La Clave» el 3 de diciembre de 1983, dedicado al «Contrabando». Este famoso programa, que no era idea original suya, sino de la Televisión Francesa, que él mejoró notablemente, se emitió en varias etapas: primero en RTVE, entre los años 1976 y 1985; y después en Antena 3, entre 1990 y 1993. Sorprendentemente, desapareció de la televisión pública en pleno gobierno socialista, lo que provocó numerosas críticas. Balbín fue director de los servicios informativos de Televisión Española entre 1982 y 1983, tras el nombramiento de José María Calviño como director general de RTVE, pero apenas duró unos meses en el cargo.
Los invitados a «La Clave» por el que llegaron a pasar personajes de relieve de todo el mundo y de las ideas, no cobrábamos nada. TVE ponía a tu disposición un coche con chófer y nos alojaba en el hotel Palace de Madrid, con carta blanca. La víspera del programa se celebraba una cena para que los contertulios se conocieran y se hablaba de todo, menos del tema del programa. Llegado éste, tras una presentación inicial, se proyectaba la película, en tanto se servía un ligero refrigerio, luego se entraba propiamente al debate. Al finalizar el programa, por todo pago, los que interveníamos recibíamos un obsequio sencillo, que en mi caso fue un reloj de madera artesano. Si querías quedarte en Madrid un día más, con el chófer podías hacer un viaje por Madrid, en mi caso fui a Toledo, con todos los gastos pagados. Además, te podía acompañar otra persona. Cuando «La Clave» se celebró en Santiago, volvieron a invitarme. Por cierto, que hice muy buenas migas con Balbín, porque ambos fumábamos y en el programa al que me refiero, salimos fumando en pipa, cosa impensable ahora.
Conservando el recuerdo de lo que fuera el, a mi entender, no superado e histórico programa, en noviembre de 2000 fundó un seminario de información general del mismo nombre, en el que también colaboré. Pese al tiempo transcurrido y la profusión de programas de debate en todas las cadenas, ninguno llego a alcanzar el nivel de calidad y altura de «La Clave». Todos los líderes políticos de la transición y supervivientes del franquismo, pensadores y personajes de nivel pudieron debatir en libertad en programas memorables. Y por allí pasaron desde Mario Soares al general Lanusse. A todos los invitados se nos trataba del mismo modo.
Para mí, como entonces joven profesional del periodismo en aquel tiempo, fue un honor. Luego coincidí con Balbín en otras ocasiones, en mi etapa de presidente de la Asociación de la Prensa de Vigo y vocal nacional por Galicia en la directiva de la FAPE, Federación de Asociaciones de la Prensa de España. Era un hombre inquieto, siempre lleno de proyectos, asturiano de pro, que vuelve a descansar a su tierra, pero nos deja el recuerdo de una gran persona y un solvente profesional de la comunicación de rastro imborrable como conductor de un programa añorado y nunca alcanzado en cuanto a nivel de calidad, contenido y desarrollo. Que la Tierra le sea leve.
Comentarios

Más de Obituarios

tracking