30 de enero de 2023

Tony Vaccaro

AFP

Tony Vaccaro (1922-2022)

De desertor a fotógrafo del Desembarco de Normandía

Inmortalizó buques de guerra en el canal de la Mancha y cadáveres en la Batalla de las Ardenas

Tony Vaccaro icono
Nació el 20 de diciembre de 1922 en Greensburg (Pensilvania), hijo de unos inmigrantes italianos, y falleció el 28 de diciembre de 2022 en Nueva York

Michelantonio Celestino Onofrio Vaccaro

Huérfano de padres a una edad temprana, se afincó en Italia en 1926 antes de volver a Estados Unidos en 1940. Fue fotógrafo de guerra entre 1943 y 1945. Después, destacó como fotógrafo de moda y celebridades.

Tony Vaccaro dejó Italia, su tierra de origen, poco después de que estallase la Segunda Guerra Mundial, para volver al país que le vio nacer, Estados Unidos, porque quería evitar a toda costa ser incorporado a filas. Mas la ironía del destino quiso que en 1943 no escapase al reclutamiento del Ejército norteamericano. Pidió servir como fotógrafo en el Cuerpo de Transmisiones, aportando como aval instantáneas tomadas durante su etapa universitaria.
La petición fue rechazada y Vaccaro terminó de soldado raso en la División de Infantería Nº83. Eso sí, junto a su rifle M1, llevaba su cámara Argus C3 de 35 milímetros, en contra de lo establecido por el reglamento. Mas esa pequeña trampa –posteriormente subsanada por sus superiores al comprobar la calidad del trabajo– constituye el origen de un legado excepcional de fotografía bélica.
Por ejemplo, las imágenes que captó de buques cruzando el Canal de la Mancha durante el Desembarco de Normandía, territorio que Vaccaro pisó a mediados de junio de 1944, antes de seguir combatiendo en Bélgica, Luxemburgo y Alemania. Fue precisamente en tierras belgas, durante la feroz Batalla de las Ardenas, donde, según The New York Times, Vaccaro inmortalizó dos momentos tan trágicos como grandiosos.
En El último paso de Jack Rose, el fotógrafo retrata a un soldado que corre con su fusil en el instante en que la metralla de un proyectil alemán explota cerca de él y lo mata, con el humo visible en la imagen, mientras que en Muerte blanca: réquiem fotográfico por un soldado muerto, Henry I. Tannenbaum, Vaccaro muestra los restos de un soldado cuyo cuerpo estaba parcialmente cubierto por la nieve cuando encontró su cadáver al día siguiente de su muerte.
Vaccaro se licenció del Ejército cuatro meses después del final del conflicto, si bien permaneció en Alemania unos años, primero como fotógrafo para Audio Visual Aids, y más adelante en Weekend, el suplemento dominical del periódico del ejército estadounidense Stars and Stripes. Su labor consistió en dejar testimonio gráfico de la Alemania de la posguerra. Volvió a cumplir con creces antes de retornar, esta vez con carácter definitivo, a Estados Unidos.
Allí experimentó un cambio radical de ámbito, reciclado como fotógrafo de moda y celebridades en las cabeceras más relevantes como Life, Look, Time o New Harper’s Bazaar. Entre sus «víctimas» figuraron John F. Kennedy, la familia Eisenhower, Pablo Picasso, Georgia O'Keeffe, Jackson Pollock, Frank Lloyd Wright, Sophia Loren, Greta Garbo, Maria Callas o Federico Fellini. Pero nunca se olvidó de la Segunda Guerra Mundial. Nunca dejaba de pensar en ella.
Comentarios

Más de Obituarios

tracking